agosto 27, 2012

Cupkerias

agosto 27, 2012


Algo curioso que enriquece la cocina, son las historias que se conocen sobre los platillos o recetas. Los cupcakes también son conocidos como patty cake, pastel de taza o fairy cake  muy parecidos a las magdalenas o a los famosos muffins o panquecitos.


En siglos anteriores, antes de que los moldes para muffins y cupcakes estuvieran ampliamente disponibles, estos se cocinaban a menudo en vasos de barro individuales o en copas. Por eso, el uso del nombre ha persistido, en idioma inglés. El nombre de "Fairy cake" (torta de hadas) es una descripción fantasiosa de su tamaño, ya que según los pasteleros sería apropiado para una fiesta de hadas.

El origen de estos pasteles hace dos siglos es en Estados Unidos, proviene de cup o cake que es el nombre inglés de los tazones o cazuelas de barro o ramequines, donde se cocinaban antiguamente las magdalenas.
Existen dos teorias sobre su origen y ambas se remontan a comienzos del siglo XIX.
La primera asegura que los ingredientes utilizados para hacer este tipo de tortas pequeñas eran medidos en tazas, en vez, de ser pesados en balanzas o cuantificados por libras o gramos. De hecho, actualmente, en muchas recetas se miden así ciertos ingredientes como la harina o el azúcar

La segunda teoria sostiene que la expresion cupcake comenzó a utilizarse como consecuencia de que las tortas o bizcochuelos eran horneadas en pequeños recipientes, como tazas de té.

Sea cual sea el verdadero origen de la palabra, lo concreto es que estas delicias son personales, se cubren con una crema de dulce llamado Frosting y puede variar por la manera de hacerse sus pesentaciones e ingredientes incluyen glaseados y virutas 

Todo cupcake tiene una estructura de realizacion básica, que incluye dos partes: la base y el frosting o cobertura. Con el tiempo, a esta estructura tradicional se le fueron incorporando dos nuevas etapas: la decoracion y el relleno. En los ultimos años, se volvieron muy populares entre los niños, especialmente como postres o dulces obligados en fiestas infantiles, con sus sabores tradicionales de vainilla y chocolate, estos pequeños manjares combinan y varian sus sabores, perfumes e ingredientes, permitiendo un sinfin de creaciones agradables a la vista y, sobre todo,  al paladar.

La receta básica base es la de cualquier pastel o tarta, es la de las magdalenas o muffins la mas común, se incorporan todos los ingredientes hasta obtener la mezcla que rellenará los cucurucitos de papel y sólo varian las cantidades y el molde.  si las queremos como auténticas piezas de cup cake bastará una taza de té que resista al calor.
 Bastante simple si se piensa, pero la complicación es elegir en cada uno, los ingredientes y sus combinaciones que muy por encima del sabor hay una gama de dulce y hasta salados. Si queremos variar su sabor habrá que agregar cocoa para los de chocolate y quitar la vainilla,  frutos secos o chispas o arándanos si queremos lleven algo mezclao con el pan y de relleno entre la masa abundan cremas de sabor dulce o queso crema. Si uno es más osado hay recetitas con tocino, y cambiarán radicalmente el sabor su vistosidad y la creatividad

Si requieren unas cuántas (Cubiertas) para decorar y probar den click aqui . Por lo pronto estas delicias están cubiertas de vainilla, de queso crema con limón, crema de moka, crema pastelera con plátano, helado de fresa, moras, zarzamoras y coulis de cajeta y chocolate con nueces.  únicos para opacar a cualquier muffin
Los cupcakes se comen de un sólo bocado, así que mejor ni cuenten las docenas que se coman ni los cientos de calorías

Ingredientes para 12 
125g de mantequilla reblandecida
125 de azúcar
2 huevos
125g de harina con levadura
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de extracto de vainilla
aprox. 2-3 cucharadas de leche
2 cucharadas de cocoa de chocolate

Horno precalentado a 180 grados
una charolita para cupcakes con cápsulas de papel 

Preparación: Tamizar la harina y la levadura (pasarlos por un colador)
reservamos.
Batimos la mantequilla, el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare.
añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta incorporarlos
y agregamos la harina.
le agregamis a leche, seguimos batiendo y el resto de los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.  Se vierte a cada capsula la mezcla sin llenar y se hornean 20 a 25 minutos
se dejan en reposo dentro del horno y 5 min después se sacan y se desmoldan.


9 solo lo soñaron:

Jo dijo...

a mi papá le gustaban estas delicias. curiosamente aprendi a cocinarlas cuando el ya no pudo probarlas un martes 28 a las 7 a.m cuando llegué con unos cupcakes me encontré con la noticia que ya habia partido justo en el día de su santo. sonrio ahora pensando que de haber sabido que le.llevaba unos me hubiera esperado tantito...

Marite Alarcón dijo...

Que lindo!!! Quiero hacer unos con rellenos!!! Pero eso es más difícil creo! No sabría cómo meterles el relleno... sabes cómo???

Buena la historia de su origen! No sabía!

Beso!

* Me conmovió mucho lo de tu papa...

Elbert Valentin dijo...

Interesante... creo que se me antojaron. Tal vez también me anime a prepararlos (siempre hay una primera vez) jeje

La historia de tu padre también me pareció muy conmovedora

Saludos, Jo

marichuy dijo...

Extraño: soy panera y antojadiza, pero los cupcakes no. Creo que la causa son los adornitos: tanto dulce coloreado me da la idea de panecitos de bisutería. :P Eso y que soy panera pero no necesariamente dulcera.

Simbad de la Porra dijo...

Una vez me enamore de una cup keikera.

adam tate dijo...

lo explicas muy tentadoramente.

si lo intento lo grabo en video, no lograré los cakes pero si un boom en internet.

ya sabes que poniendonos las ganas estás obligada a invitar a probar los tuyos.

ѕocιaѕ dijo...

Que recuerdos te traen los cupcakes.
Estos los tengo que hacer pronto, pero ahora estoy sin horno y me encantaría probarlos, con diferentes cobertura sabores.
Gracias por la historia y de paso la receta
Un abrazote

Zereth dijo...

Lucen hermosos, aunqeu sinceramente no soy fan de ellos, pero bueno, cumplo el requisito de los buenos borrachos, que no tienen afinidad por el azúcar.


Sin duda, tu papá habría esperado con tal de probar esas delicias que le preparaste.

Gracias por el link, están muy fáciles y antojables las cubiertas.

Besos

Georgells dijo...

Hola Jo!

Aún no he caído presa del vicio de los cupcakes (o, como dice un malévolo amigo mío: "las mantecadas glam"). Como otros han dicho por aquí, me parecen muy azucaradas y más adecuadas para espíritus infantiles.

Sin embargo, reconozco el trabajo que implican y leyendo tu post logras en verdad interesar por su origen, sus recetas, su diversidad. Gracias por compartir!

Y, particularmente entrañable tu anécdota sobre tu papá... Espero que en los días de muertos, aún le pongas uno...

Un abrazo!

G.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog