agosto 22, 2018

A veces, para ser feliz basta una cuchara

agosto 22, 2018
De cuando era niña, recuerdo muy poco que haya habido oportunidad o momentos en los que alguien realmente me haya enseñado a cocinar. Recuerdo que lo mas sencillo que podían delegarme, era limpiar los frijoles, calentar las tortillas o vigilar algun guiso. Nada de pensar en aliñar, sancochar o freir en aceite alguna cosa, eso no podian hacerlo las niñas


sin temor les diré que lo que mas me cuesta trabajo al cocinar es prender el horno, de ahi en fuera asar o improvisar para obtener una consistencia o sabor no representa dificultad.


Siempre me ha gustado mirar el hervor de algo al fuego cocinandose con el olor que despide y las burbujas queriendo escapar fuera de la olla. 

Ando como en etapas, como los pintores con los colores... y en ésta época, las sopas, los pucheros y las cosas calientes y caldosas combinan con el frío y las especias con  texturas, colores y posibles combinaciones como la sopa azteca o mejor conocida sopa de tortilla.

Quisiera a veces solo ser feliz y esos breves momentos los encuentro siempre cuando cocino, no se como explicarlo,  a veces parece que la felicidad viene para todos los demás en diferentes presentaciones,  menos  como me lo parece a mi contenida dentro de un plato.



7 solo lo soñaron

agosto 15, 2018

Simposio

agosto 15, 2018
"De todos los encuentros que la vida nos tiene preparados, el más atroz es la sorpresa"

Nos gusta mirar detrás (de una pantalla, de una puerta entreabierta, un vestido), no el horror de que todo esté a la vista sin velo
Los encuentros no significan que el destino sea permanecer juntos, pero sí que la existencia de una persona transforme la vida de otra.

Antes, había estado confundiendo tropezones con encuentros creí que la espera no tenía sentido;  a veces sin hablar nos extrañamos, nos volvemos a besar, hasta logramos decimos con  la mirada esas cursilerías o cosas que se dicen los protagonistas en los encuentros, en el climax de la trama de la película o en las despedidas
Nuestra existencia está puntuada porque existen comas o paréntesis, con encuentros inolvidables: los evocan un sabor, un olor y siempre la misma persona. Parece que casi siempre nos hacemos del rogar para encontrarnos y aunque lo bello es tan breve no se puede renunciar a la belleza y la fugacidad de ciertos momentos
Yo no elegí exactamente encontrarme contigo no se elige, pero lo acepto como un destino (aunque no crea mucha gente en el)  y cuando ocurren, son para siempre

Si la suerte es amante del encuentro contigo, yo quiero llamarme "fortuna"


7 solo lo soñaron

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog