diciembre 18, 2014

Con Ojos de Deseo

diciembre 18, 2014



El deseo es como un vino dulce que va a hacer te duela la cabeza en unas horas, cuando se te haya pasado el mareo, pero aún así corriendo ese riesgo tu quieres bebértelo.

Estos años parece que había estado confundida, a veces donde parecía adivinarse un rayo de luz, otro se desvanecía. Sabes que para que alguien se escape de un lugar debes tener certeza que está recluido en el. Y es entonces, que con los años uno aprende, o empieza a saber o solo es ¿madurez?
Donde se guarece el deseo junto a ese otro alguien es más sencillo superar cierto pánico, incluido lo desconocido. las incertidumbres que te envuelven con la antelación de ciertos encuentros y hasta la desnudez.
No es lo mismo desnudarse con ávida rapidez y natural con alguien que deseas, que estar acostumbrado a hacerlo 8 horas diarias, cinco días a la semana solo. Inclusive no es lo mismo mirarse al espejo acompañada de unos ojos llenos de asombro que rodean tu cintura y hambrientos.  Me dan ciertas ganas de volverme una completa extraña con ciertas personas, porque ¿quién no adora los comienzos?
Hoy no puedo parar de oir a Van Halen y su Can´t stop loving you, despeinada y con los ojos hinchados por falta de sueño me devuelven la sonrisa. ¿puede ser que así te esperen los ángeles del cielo si un día uno se muere?


8 solo lo soñaron

diciembre 15, 2014

Florecer en Invierno

diciembre 15, 2014

Esta mañana regué las plantas de mi casa, observé como en algunas macetas han brotado nuevas hojitas minúsculas y alegre y desesperadamentfe buscan la luz que pareciera se alzan hacia arriba como si de estirar se tratara,

Parece todo un acontecimiento pero, las violetas florecen en invierno. Luego con pequeños sorbos empecé a tomar ponche y recordé que me esperan cuartillas de un libro que no he podido retomar.  He tomado un gis rojo y uno blanco para anotar cosas que restan por hacer en mi pizarra mi intención es seguir retomando la cotidianidad, ser la misma o mejor aún.
Suponiendo que la vida es esa maraña de espantos y cortas alegrías me empeño en hacerme más humana, más lista, mas guapa, quizá mas alta con  zapatos :P y hasta mejor persona.

Soy como las violetas en medio del frío tras la ventana, los botones se asoman lentamente a través de los días y despuntan tonalidades entre rosa y grana.   Las violetas florecen en invierno y no me había percatado antes de ello, no necesitan evocar la alegría de la primavera ni su alegoría no son menos intenso en el color sus flores y tampoco son menos perfectas...

Mientras escribo he volteado y situado la silla con cuidado como si mi viejo perro que me acompañaba al escribir estuviera aquí todavía.
Hoy en esta soledad a medias me percato que me gusta ir conociendo y amo a esa que estoy conociendo, amo estar conmigo ahora.   Hace unos días que han ido danzando toda clase de adjetivos de personas que hace tiempo no me ven, y hoy me tiene sonriendo uno solo "estas estupenda"

Anoche el edredón de plumas y almohadas de borreguita me invitaba a percnotar todo el día y solo pensaba que en mi cama faltaba un letrero en la cabecera con una leyenda corta enmarcada en tono regaliz sólo para mi. "Bienvenida"




8 solo lo soñaron

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog