junio 27, 2016

El Cary Grant de Carmen

junio 27, 2016

Esto comienza con the skyliners con Since I don{t have you de fondo.


El protagonista está en medio volando una avioneta que acaba de robarse en plena huida seguramente de esa escena de la policía de Los Angeles.  La protagonista conduce un coche viejo super clásico, azul cobalto una verdadera lancha como debe ser en la década de los cincuentas,  por una carretera del mismo desierto

 Él la ve, o ve al coche: sabe que conduce una mujer hermosísima boca carnosa, ojos cafes; vista desde cielo no es sino un insecto que avanza lentamente que ya perdió toda proporción pero como estela su cabello sedoso castaño y largo se despliega cual comercial de shampoo.   Entonces él decide divertirse un poco: desciende como si fuera a aterrizar en la carretera, lo decide porque el es así, la amaga y amenaza embestir al coche por detrás hasta que nuevamente súbitamente asciende;  repite la maniobra, pero ahora amenaza con embestirlo por delante, siempre elevándose en el último momento.
 ahora cambia el tono de escena, y surge Nancy Sinatra

Así es como dos máquinas se cortejan. Después de un rato más ella, menos austada que sorprendida, se orilla y sale del coche para ver las maniobras aéreas.   Él le arroja una manta roja que primero vuela por el cielo y que después parece descender vertiginosamente.  Unos kilómetros más adelante se encuentran en un paraje. La avioneta tuvo que aterrizar por falta de gas y ella le da un aventón a la próxima gasolinera.
Sigue un romance efímero y mágico en el desierto.

Este encuentro es uno de los más improbables y asombrosos que nunca vi. pero es que yo siempre me acuerdo e imagino situaciones hollywodescas cuando leo a Carmen.  Si algo así puede ocurrir, aunque sea en el cine, creo que todos, absolutamente todos, podemos tenemos alguna esperanza y que mejor cuando en sus posts nos pone una canción. oh si. Soy una Dream lover


10 solo lo soñaron

junio 23, 2016

Reflexiones del Cartapacio

junio 23, 2016



A Lope de Vega lo desterraron de la corte igualito que a Mozart, Caravaggio y Bernini. La única diferencia es que las causas que lo cercaron aparte de portarse como niño malcriado fue causa del amor.

Su mal de amores por Elena le hizo hacer unos versos tan viles y todo por despecho porque el que se ufanaba en quedar bien con la compañía del Padre de su amada haciendole obras teatrales, ésta en un giro de tuerca le cambia la jugada y por conveniencia acepta amorios con otro noble muy pudiente. En pocas palabras a Lope de Vega lo friendzonea y ya sin más que despecho tira los versos por toda la comarca para dejar a la tal elena muy mal parada.

Aunado a esto, no se si decirles pero a lo mejor la pasión nos obliga o el amor a hacer estupideces. Quizá a unos con el afán de conservarlo pero otros ahuyentándolo o peor aún pateandolo.

Hace unos días creo que me friendzoneó alguien, y la verdad es que analizando el diálogo me di cuenta como 4 días después, lo peor es que sinceramente favores de amores no pedía y mucho menos le estaba dedicando versos. Después al interfecto, leí decir que ciertas expresiones le ahuyentan pero, increpando como buena cabra en cristaleria que soy le dije que el no huía, el rechazaba y eso era diferente y no es que yo ande como Lope de Vega vengativo y despechado como con esa dama. Lo único que le explicaba era que a veces no nos damos cuenta en nuestro proceder que rechazamos situaciones o acciones de otros aunque tengan buena intención, no nos fijamos quizá por que ya fuimos heridos y no queremos sufrir otra vez esos trances del amor tan malignos. Sin caer en pormenores yo también ya he sido herida pero no ando como escritor del siglo de Oro en melodrama.

El se ha disculpado reflexionando y apenado, como todo un caballero porque no reparó que quizá me hizo sentir mal, sin embargo le entiendo pues hay circunstancias incluso geográficas que hoy en día son complicadas hasta para relacionarse.   Involuntario o no  reaccionar a tiempo, podría ser mejor que vivir desterrado, no ha de ser minimamente agradable y lo peor es que acabemos solos hasta sinamigos por ser hijos de la mala entraña

No lo sé, menos mal no pertenezco a ninguna Corte, ni siquiera del buen comportamiento



10 solo lo soñaron

junio 20, 2016

Para Siempre, se termina.

junio 20, 2016
Mis amigos se están casando, se estan yendo a otros países a forjarse un futuro, se están muriendo nuestros padres, otros están teniendo hijos.  Nada mas triste saber que existan días del padre y tu ya ni tengas. Nada mas terrible que acordarte mas o notar su ausencia en esos días mucho más que el día que murió.

A veces uno siente nostalgia de la infancia con un punto de interrogación. Las cosas se vuelven mas evidentes o demasiado pequeñas cuando extrañas

La infancia es una actitud y ahora la escritura una forma de curiosidad e ignorancia. Yo leía en voz alta a mi papá un 2007 y no se en que momento comencé a hacer esto de escribir tonterias.  
 
Desde que no están ciertas personas, tengo la sensación de que alguien ha hecho un gran agujero en mi tronco,  tira con fuerza de uno de esos anillos, uno especialmente grande y precioso, mientras yo me aferro a él tratando inútilmente de recuperarlo. En ese forcejeo, toda mi estructura interna se desmorona y fragmenta, por momentos como si, de repente, se hubiera vuelto de mercurio o de papel; y es entonces que pienso en lo que precisamente nos da fuerza
 Ayer precisamente en el día del padre, tuve que ir a acompañar a un buen amigo que había perdido al suyo súbitamente.
Y entonces pienso que nuestros padres de pronto no están pero sin que nos dieramos cuenta nos enseñaron a ser como somos, a sentir, a reir y a vivir.   Somos una pequeña extensión de ellos y entonces ellos no se van totalmente se quedan con nosotros

10 solo lo soñaron

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog