noviembre 04, 2019

Perdón, no le quisiera contrariar pero yo...

noviembre 04, 2019
El tenía un problema de memoria, eso lo supo desde siempre, desde hace años y no era juego, no es que olvidara lo que más convenía sólo olvidó un montón de cosas, entre ellas quizá hasta las más vitales.
Una vez, olvidó hasta cómo llegar a su propia casa, a veces olvidó comer, otras su nombre o su edad.

Durante un tiempo, le fue difícil, olvidaba sus propios cumpleaños (imaginen si iba a recordar los de alguien más) se olvidaba de la gente que quería, olvidaba que le gustaba y hasta los detalles con sus amores. Cómo es de esperar, siempre recibió reclamos y hasta los reproches podría haberlos ordenado por tamaño, época o tono si no es que olvidaba todo.

No recordaba cumpleaños, fechas especiales, recados, pedidos especiales, fechas, situaciones, recomendaciones, que más hablar.
Llegó a sentirse mal y culpable, fue a terapia, no terminaron de llegar al fondo de la memoria con su terapeuta pero con lo que si terminó fue con la culpa.

Así que si alguien en algún momento intentó hacerle sentir mal por esa pérfida memoria de la que adolecía, ni eso lograron, para qué preocuparse,  seguro se olvidó también de quién era esa persona.

el siempre terminará interrumpiendo todos los argumentos con un - No lo recuerdo-


9 solo lo soñaron

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog