abril 29, 2012

Despeinando la Incógnita

abril 29, 2012


Un hombre en los largos inviernos, amenizaba su forzado encierro ideando los mas variados enceres,  aprovechaba el hueso o un trozo de rama de madera. La vida era mas simple.
De esos utensilios creados más de uno se convirtió en sencillo e imprescindible, hasta que todo fue transformandose con la evolución de las cosas y la humanidad incluyendo los peinados.
En las cavernas se usaban para escarmenar o desenmarañar, espinas grandes de peces, conchas o hueso era lo ideal y me apuesto que su forma parecía todo menos a la que conocemos ahora.

Desde las Islas de Menorca o sobre ciudades Sumerias si tan de moda estaba en aquella época rizar las barbas, esos sofisticados looks solicitaban tener utensilios especiales, o alfileres, o dientes en abundancia.  No en valde los Griegos se interesaban tanto por la estética con predilecta manía hasta de dorar las cabelleras en honor a Apolo o Afrodita...Se encontraron ejemplares ingeniosos incluso de doble fila en tumbas egipcias de 6 mil años de antigüedad y algunos pueblos viejunos. Así que desde esa era muy despeinada las Astas de ciervo eran algunas cosas que lejos de sutilezas desenredaban los cabellos vikingos, y escarmenaban las ideas tallados en hueso evolucionando a la talla en marfíl.

En la Edad Media tuvo un significado simbólico, los mártires los llevaban consigo a las catacumbas y estaban tan de moda que se pueden ver en las vidrieras de antiguas iglesias. Pronto el ser humano se acostumbró a peinarse “vía crucis”, como el caso de los abadeses ingleses que hasta el siglo XVI se hacían un peinado litúrgico antes de ser consagrados, las costumbres en esos tiempos fue retirar liendres, cefáleas y armarse de pelucas colosales tan de moda  que cuentan que la gente no se bañaba y al tener una poca higiene debían llevar entre sus ropas prendida algodones o trozos de tela bañadas en sangre para evitar que ciertas bestias diminutas se les subieran a la cabeza. Luego estuvo relacionado con la magia en el s. XVII creían que la mejor solución contra las canas no era teñirse el cabello, sino peinarse y peinarse con los de plomo (que soltaría partículas, pero valía un pepino si eras ya un tostón).

Del Palacio de versalles a la corte de Viena, mujeres envidiaban abundantes melenas,las peinetas evolucionaron de metales convencionales al uso de preciosos como la plata y el oro, y es así como el mundo se inunda de optimismo en la vieja Europa como cuando llegó la electricidad y transformó al mundo con artefactos mas sofisticados.
Entre pelucas, bigotes, barbas y peinetas, en el s.XIX se puso tan de moda que mientras los hombres competían x quien tenía más grande algunas cosas, las mujeres competían x llevar el más grande sin temor de dios de morir desnucadas al soplarse con el abanico.
Como ya no hay gremios y los saberes artesanales ya no se transmiten de padres a hijos (ni la fabada asturiana la hace y la enlata la abuela), sobra decir que la producción está industrializada y se utilizan materiales  con la llegada de la peluquería y los peluqueros, usando materiales diversos para ellos como el plástico y asi,  hasta es más sencillo reciclarlos, como manifestaciones tan variopintas como los hippies y los rastas que dejaron de necesitarlos.
Más tarde los skins dejaron de usarlos y tiraron a la basura junto con sus llamémoslas "ideas" (sin reciclar correctamente ninguna de las 2 cosas).

En la cultura popular hay quien se obliga a llevarlos como amuleto o incluso en los bolsillos no pueden faltar como esos amigos que van juntos de batalla. Y hoy de apariencia tan sencilla, me veo imersa que tiene complejidades en mi vida. Bien hecho es una maravilla, pero disparejo es una tortura y si saben de que objeto inanimado hablo aunque sea mencionenlo como conjuro para poder encontrarlo.




9 solo lo soñaron:

Jo dijo...

y luegoporque jamás parezco peinada. Yo que soy precavida hoy no tengo con que escarmenarme ... que feo es salir sin uno de viaje

Juanjo dijo...

Ay queridisima jo....me temo que ese objeto deje de usarlo hace muchos años
UN besazo guapa despeinada

raindrop dijo...

De los mamíferos terrestres, debemos de ser los que menos pelo tenemos y los que más nos preocupamos por ese poco pelo que tenemos.
La paradoja humana xD

besos

LAGARTO dijo...

yo aprendi apinarme con las manos ...es mas comodo

mientrasleo dijo...

Me ha encantado la entrada de hoy, toda una curiosidad escrita con un tono pausado y muchísimo gusto.
Yo siempre llevo el pelo suelto
Besos

la MaLquEridA dijo...

¨Escarmenarse¨ hace mucho tiempo no oía esa palabra. Desde que mi pelo me llegaba a las corvas, demasiado tiempo ha.


besos Jo.

ѕocιaѕ dijo...

Las ligas de cabellos son muy buenas para esos momentos. Pero algunas veces la moda nos lleva a lucir despeinadas ;) es un buen pretexto.
Saludotes Jo

marichuy dijo...

De tanto jalarme el pelo en momentos de desesperación... cada vez me queda menos. :P

basilio dijo...

... si, yo suelo quitarme la peluca cuando me siento a la mesa para comer y la dejo junto al pan.
Besos

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog