abril 12, 2008

Labios color salmón

abril 12, 2008
Ella no era una mujer de callarse nada, y las casi 7 décadas que hubiera cumplido antes de morir la marcaban para brindar muchas confidencias, ella tenía una vitalidad y redención únicas. Recuerdo que siempre me decía: "si sientes miedo en alguna situación y no sabes que hacer, tu simplemente riéte" No es fácil descubrir la enorme ternura que ella despedía, y quién tuvo el placer de tratar con ella, poseía un encanto especial que te atrapaba de inmediato pues te involucraba en su sentir de modo contagioso.

Tenía esa cualidad de provocarte llanto si ella lo hacía, y te hacia sonreír cuando con un humor ácido como de limón contaba lo que le sucedía de modo cotidiano. Ella siempre me hablaba tanto de la vida, del amor, de los hombres, de la alegría, sobrevivió en una época netamente machista y desde muy niña se abrió paso trabajando desde chica, decía que para el amor no había remedio, que todo remedio para un amor debia ser drástico, decia siempre que tanto como el olvido o la pasión era todo lo padecido y que mas valia padecer que morirse entre promesas o no haberlo vivido, no podías ni siquiera no intentarlo. Decía que había que ser valiente, independiente y entera sin dar un ápice o señal de que estabas destrozada por dentro, que habia que ser fuertes, inteligentes, creo que un poco para sus tiempos era medio rebelde, y alguna vez le oi hablar pestes de las marimachas de las feministas como les decía ella.

Siempre le agradeceré el haberme mostrado las dos caras de el mundo: lo superficial y lo real, tuve una grata infancia quizá jugué con barbies y gloss de labios sabor fresa, cantaba frente al espejo con un cepillo en la mano con el cabello rizado alborotado y ella siempre me lo arrebataba diciendo que si no me apuraba y seguia cantando tendría pajaros en mi cabeza gorjeando para los coros , seguro que con semejante facha yo no luciria. Ella me regaló mi primer libro serio a los 13 años me hizo leer algunos clásicos antes desde los 9 pretextando que a ella le cansaba la vista y que era mejor que yo leyera en voz alta (yo a veces pensaba que le daba flojera y la odiaba un poco) pero fue su modo hábil para acercarme a la lectura.

Ella me hizo entender cuando siendo niña te abren el mundo de modo distinto, el cuento era lo suficientemente rico y vasto para quedarte metido con sus relatos en las cobijas, a ojos de muchos podría ser una persona ignorante porque nunca tuvo estudios, o quizá una mujer común y corriente pero sin duda ella era muy especial. Alguna vez en una librería llendo de la mano le oí decir a un empleado que le recomendaba algo "vayase a la porra, hombre, invente algo auténtico ¿proteger a los niños? puros cuentos esta diciendo, en los libros esta la filosofía, el amor, la vida, la ética, hasta la protesta social los niños no son tontos o débiles"

Por ella conocí a Henestrosa, a Jaime Sabines, a Lord Byron, y a Virginia Wolf, por ella descubrí a Francisco Toledo y a Tamayo y el Art Déco. Ella me regaló mis primeras acuarelas y un disco de boleros, me hacia unos vestidos fenomenales y comiamos fruta picada por las tardes. Cuando inicié la preparatoria y miraba mis dibujos esas veces que me iba de vacaciones, al Istmo de tehuantepec, en Oaxaca donde vivía, recuerdo que me hizo prometerle no hacer "mamarrachadas" como ella les llamaba a algunos ilustradores o Pintores que se creían "artistas", Decía que las cosas debían hacerse con cariño, ser perseverantes, pacientes y siempre con la mente clara y objetiva decía que le hiciera caso como mi couch que era, riendo imparable porque nunca logró pronunciarla bien "bueno tu ya me entiendes" decia con su eterna sonrisa.

Así de irreverente y sincera era ella, la admiré desde siempre, recuerdo su voz lenta, tibia cuando me consolaba y lloraba sobre su falda de tehuana, diciendo a veces cosas fuertes rayando en lo impertinente y mordáz si la hacían enojar, Solía oler a Shalimar y su boca siempre arreglada con un lipstick de tono salmón fuerte, ella era muy guapa blanca y de cabello rizado azabache con el tiempo se le tornó plata, le gustaba la cerveza, miraba el futbol, creo que de ahi tomó la palabra de Coach (couch) que nunca pudo pronunciar bien y que la hacia reir, le gustaba hacer pan y cuando niña me otorgaba el privilegio de escoger el menú aun si solo se me ocurría decirle siempre "palomitas" "papitas" "gelatina" "agua de limón" Antes de morir me dijo que la vida era muy bonita, algunas veces te quitaba las cosas y después te las devolvia aun de modo mejor, que la vejez una época maravillosa, que siempre soñó a la cuál llegar, mi abuelo le fue infiel un par de veces, y siempre disimuló bien si es que le dolía. Ella siempre le colgó ese letrero del "amor de su vida" al final la vida le cobró con creces la osadía a mi abuelo , después creo que pudo arrepentirse aunque no a tiempo y yo comprendi mejor.

Yo me siento identificada plenamente con ella, no veo el futbol, pero también tengo una visión de la vida gracias a ella, el amor con las mismas características, pero de distintos matices me gusta tener su cabello, no uso Shalimar prefiero los aromas citricos y dulces , tal vez lo use para cuando tenga su edad, el lipstick salmón fuerte lo uso en verano, va bien con mi piel aunque no soy tan blanca como ella, sigo su consejo de devorarme los libros no porque me hagan mas culta, sino para aprender y tener mas imaginación, aunque no suelo beber cerveza, no me gusta, yo siempre le dije que parecía una reina al caminar pues todo el mundo a su paso la saludaba por la calle esa impresión tenía porque era demasiado niña, y ella se moria de risa pues como trabajaba en un mercado todo el mundo la conocia asi que seguro lo tomaba con ironia.

Cuando tenía 13 años recuerdo que un muchacho como de 20 años le grito desde lejos "¡Doña Luz, me quiero casar contigo!" y ella sin hacer mutis contestó de inmediato "anda vete a buscar los papeles!" 2 años después murió ; Yo estaba acostada a su lado y pretextó mandarme a la cocina por un vaso de agua, sonreía y quizá mirando mi cara de no desear dejarla sola me ordenó: "hazle caso a tu couch" , creo que ella lo sabía me protegió al ultimo momento, cuando volvi ella ya se habia quedado dormida, mi primer contacto con la muerte fue ese. Después de 18 años que siguieron tuve que resignarme a andar mirando libros y andar por aceras grises con ella ausente
aun conservo dos huipiles que me dió, hermosos que uso ocasionalmente y me acuerdo tanto de ella si oigo algún son tehuano, o la Zandunga.

Ayer me trasladé a esa época cuando soliamos caminar por la calle juntas, por librerías y aceras ... alguien que iba a mi lado repitió una frase que en ese tiempo le habían dicho a ella
" Oye cásate conmigo, voy a buscar los papeles" me hizo reir tanto que más de una persona de nuestro alrededor volteó a verme con miradas de sorpresa y compasión, rei como una loca, después reaccioné diciendo unicamente que consultaria con mi "couch", soportando las miradas de extrañeza de mi acompañante por esa afirmación, y no pude evitarlo, oir eso me atrajo hacia ella, apuesto que de súbito su espiritu se colocó junto a mi, yo sé que de inmediato ella volvió a tomar mi mano y rió junto conmigo puedo apostarlo.

Asi era ella, mi couch, mi manager, mi sensei mi gurú con labios color Salmón, ella, mi Abuela

23 solo lo soñaron:

white dijo...

Que hermosos recuerdos de una persona tan presiada, afortunadamente te dejo la mejor herencia que son grandes enseñanzas y toneladas de amor.

Ahora a seguir por el camino marcado y tal vez tu puedas sembrar esa semilla que ella puso en ti.

Lechus dijo...

Hermoso, que gusto enterarse del amor, enseñanzas, y demás bendiciones que dejó ella en tí.
Finalmente haces lo que te propusiste, y con mucha facilidad trasladas estos ojos a imágenes nítidas, a momentos tan importantes que dejas compartir con textos que de la mano te llevan a sencillamente imaginarlos, un honor ser espectador de esta maravillosa parte de tu vida. Gracias.

Anónimo dijo...

Dandy


ves? sin preeverlo haz hecho caso a su consejo... rompiste a reir ¡acaso fue porque no supiste que hacer?

eFi dijo...

Hermosa vivencia que has contado! Ella no solo dejó en tí sus enseñanzas, dejó también su energía, la misma que te hizo reir ante tal ofrecimiento.

Besos desde el Sur, montevideano.

Gaby dijo...

desde que empece a leer el post.... me imagine que era tu abuela.... y eso iba a preguntar, cuando al final me lo aclaraste!

que hermoso que la recuerdes de esa manera, yo a la mía también la recuerdo con mucho amor y ternura!

besitos!!!!!

Emilio dijo...

Me gusto muchó el texto, muy conmovedor e imágenes muy vivas... ¿Has leído a Thomas Bernahard? Es uno de mis escritores favoritos; su visión de la vida y el mundo es muy ácida, pero tiene ciertos fragmentos muy conmovedores, por ejemplo cuando habla de su abuelo en su autobiografía... (son cinco libritos, creo que en 'El aliento' habla de él, después te paso la referencia completa) son muy oscuros y desconsoladores pero muy bellos también.
saludos

Carolin dijo...

Ay Jolie que encanto de persona era tu abuela y al parecer heredaste su temple y simpatía. Que gusto es volver a leerte, en verdad me hacían muchas faltas tus textos, quizás porque somos mujeres de "guerra" me identifico tanto contigo.

Apuesto que no te gusta la cerveza porque aún no has probado una "Presidente light" vestidita de novia jejeje Antes detestaba la cerveza y luego de probar ésta digo lo contrario jijiji

Bob dijo...

Qué bonito post. Emotivo, más bien. Lo leí todo. Sí, son largos, pero disfrutables. Bueno, no nos asustan más de dos párrafos. ¿Somos hombres o dibujos de hombres?

Yo no tuve abuela ni abuelos. Por ninguno de los dos lados. Ni hermanos. Me quedo con los recuerdos del post, aunque no sea mío.

Saludos, Jolie!

Elvira dijo...

Preciosas palabras, hermosos recuerdos. Me han hecho revivir muchas conversaciones que tuve con mi abuelo.Él ya no está con nosotros, pero siempre siento que ilumina mis pasos, y me susurra las decisiones.

Un beso y gracias por este post.

MARICHUY dijo...

Jolie

Ay querida, casi lloro. Mira encontrarme con alguien con quien comparto una experiencia parecida. Por azares del destino yo me crié con mi abuela y de ella aprendí tantas cosas: fue amiga, cómplice, consejera, consentidora, madre y padre en una sola persona. La he llorado tanto, algo muy egoísta lo sé, pero así es; aún la extraño.

Tu texto es bellísimo, sensible y amoroso. Mil gracias

Ruben Raffa dijo...

que importante son para que nosotros estemos acá ahora besos amiga

Abejitas dijo...

Nos has emocionado. Sin duda, ella, la mejor.

Aleteos!

basilio dijo...

Es una historia muy bonita.
Hizo que tu imaginación se ampliara dándote buenos consejos y te abrió un mundo nuevo para ti, como es la lectura. Aunque no tuvo estudios aprendió de la vida, que es la enseñanza más dura y además es un escaparate amplisimo de enseñanza. De alguna forma te acercó a la pintura con esa caja de acuarelas que te regalo.
Todos llevamos un pedacito de las personas que queremos y ahora no estan con nosotros.
A veces, incluso da la sensación que se hacen presentes en momentos insospechados: una sonrisa, una frase, un gesto.
Creo que tuvo que ser muy dificil aceptar su muerte de esa forma, pero a la vez seguro que te sentiste un poco mejor de saber que no murió sola. Tu fuiste la última en llevarte su mirada, sus palabras, su calor. Supongo que la tendras presente en muchos momentos de tu vida.
Prometeme que llegaras a los 70. Hay algo pendiente que tienes que hacer. ______ ___ _____ Efectivamente, eso es.

xavi dijo...

Hacía tiempo que no leía algo tan emotivo y tierno. Has conseguido emocionarme. Si lo llego a saber espero a mañana para leerte, hoy no es mi mejor día.

un beso en la punta de la nariz

Julio dijo...

No hay nada tan tierno, tan bello, tan puro como el cariño de una abuela... créeme, eso es parte de lo que me ha hecho ser el hombre que soy.

Te mando un beso tierno

Adri dijo...

Hay personas inolvidables que marcan la existencia de las personas.....que dejan recuerdos inborrables....te felicito por ello.....

Yo, también quisiera haber tenido una confidente...

pez dijo...

mi sensei fue mi padre

tuve abuelitas, curiosamente no recuerdo a mis abuelitos (o no guardo recuerdos particulares de ellos).

siempre quise guardar grabaciones de voz de ellas. pienso que una parte de la historia (familiar) murió con ellas. Es una lástima (con todos los recursos tecnológicos actuales, cámaras de video, grabadoras, MP3,..) no haber guardado una parte de ellas

A do outro lado da xanela dijo...

Qué hermoso...


Me has hecho recordar a la que fue como mi segunda madre, la que me cuidó cuando hubo que hacerlo, la que también me decía que la vida merecía la pena, la que también intentó protegerme al morir...

Lo entiendo perfectamente. Gracias por este texto. Simplemente, muchas gracias.

Un beso

Carolina dijo...

Qué decirte que no hayan dicho ya ...

Me gusta el color salmón en algunos labios ;-)


Un beso guapa , gracias por pasarte por mi blog y comentar en él,así me abriste la puerta del tuyo...

Jane dijo...

Creo que tuvimos la suerte de tener a una abuela exepcional, te lo digo porque la mia era super especial, siempre quise ser como ella y trato sigo su ejemplo de vida.
No se si a ti te pasa, pero a veces viene y me visita en sueños y no sabes la paz y trnaquilidad que me trasnmite... que lindo tu post.
saluditos!

Latamoderna dijo...

Què hermoso reconocimiento. Siempre el agradecer y reconocer a alguien es un regalo excepcional.

JHON BRANDO dijo...

Las enseñanzas y consejos de una persona con la cabeza coronada por hilos de plata son invaluables, son personas que cuentan ya con un amplio camino recorrido y que tienen la suficiente experiencia para guiarnos por los espinosos e inciertos caminos de la vida. Me da gusto el saber que guardas gratos recuerdos y una gran admiración por tu abuela, ya que por lo regular estas personas tan especiales son mal valoradas, ella te sigue guiando y te mira con el mismo aprecio donde quiera que se encuentre. Aprovecho el espacio para recordar a mi primer mentor y abuelo con una frase que solía decir: “como te ves me vi y como me vez te veraz”. Un abrazo y te agradezco el que te hallas tomado el tiempo de pasar por el blog, esperemos no sea la ultima vez.


“BUENAS NOCHES, BUENA SUERTE”

Medea dijo...

Simplemente hermoso!!! me trajo tantos recuerdos a mi memoria y mi corazon brinco de alegria, mi vientre se pregunto "caeran sus dulces ricos en mi?"
"ese heladito de batata y el pudin de monja"

No te imaginas lo mucho que lo que escribes me recordo a mi abuela querida,... quien aguantaba todos mis lios de primeros intentos en la cocina..

Tears off

Hermoso

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog