marzo 31, 2021

Dilemas

marzo 31, 2021
Se dice que el poeta triste, escribe poemas y te hace llorar. 
Afirman que un pintor triste,  pinta cuadros y te logra emocionar. 
También el músico triste compone canciones y te hace cantar.  Pero al cocinero triste le está prohibido cocinar aunqie tenga más de una receta para quitarse la tristeza de encima

8 solo lo soñaron:

artur dijo...

Vaya !... siempre te podria hacer una sopa de cebolla y alguna lagrimita saltaria !. ;)
Salut !.

Cipriano Algor dijo...

Tal vez no lo sabemos. Cuántas comidas tristes habremos probado

Alfred dijo...

Seguro que hay platos tristes de esos que tienden a la nostalgia de los tiempos pasados.

Salud.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Interesante este planteo. Y original.
Besos.

CarlosMxAx dijo...

Mi madre decía que los platos les quedaban rico, ya que los hacía con amor...
Me imagino un plato triste... hacerlo con desgano se debe notar en su preparación y al final en el sabor...

Abrazo

Beauséant dijo...

No lo había pensado, pero es verdad que la cocina no parece el medio más adecuado para canalizar el dolor, para hacer algo útil con él... Se puede hacer con cualquier arte, desde la pintura a la fotografía, música... pero no con la cocina... Ahora bien, ¿la cocina es un arte?

Alexander Strauffon dijo...

Y esa aura de tristeza ahi va en lo que hace, el pobre cocinero, sin duda.

Mi nombre es Mucha dijo...

que comentarios bellos con ellos creceras y seras mas bello

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog