enero 07, 2013

Bajo el Cerrojo

enero 07, 2013
Y todo se viene en una avalancha llena de preguntas
Culpa, tristezas, dudas, desconcierto, miedo,  todo a la vez.

Tal vez no es el hecho de que de pronto te mueras o alguien cercano a ti haya muerto,todos los días la gente muere, puede ser incluso ajena a ti y hasta estar a km, lo triste de morir es que quién se va deja un vacio físico pero lo más triste es que a veces lo que necesitas entender son las formas o las circunstancias que rodearon el hecho Y no hay diferencias o comparaciones, repasas una y otra vez en tu mente y corazón las cosas y el dolor siempre es amargo no entiendes los cómos o los porqués...

Aún no aterrizo que es comienzo de año. Ha habido que hacer arreglos, trámites, vueltas, ires y venires, lo que me hizo conciencia de su término fue mi familia que en otras circunstancias me unen tantas cosas y todas cosas gratas, muchas cosas que planeas con antelación y hasta escoges el atuendo o el peinado pero ir a identificar o enterrar a un ser querido no requiere de etiquetas.

Hay situaciones personales o de familia que se tornan muy difíciles cuando muere alguien en circunstancias especiales.  No padecía una enfermedad, no lo atropellaron, no le dieron un balazo, no estuviste en su lecho de muerte, no sabes en que fecha murió, ni sus padecimientos... esas y todas las dudas carcomen, si estaba triste, si le dolía algo, si se fué enojado o con pendientes y cada día,  piensas en lo que no pudiste hacer o lo que debías aunque tu creías que lo hecho estaba bien, que el tiempo pasó 2 años, 3 y no te asomaste ni a ver, porque las personas deciden llenas de soberbia o egoismo encerrarse en si mismas y ahora es cuando te regalan la culpa.

En fechas tan significativas pareciera que las situaciones también se tornan aún más tristes mientras el resto del mundo celebra, tu entierras a tus muertos. Yo he tenido mucho tiempo y quizá me resta lo que me quede de vida para seguir reflexionando en lo propio, en rectificar como te conduces, en las cosas que haces y hasta hieres. Que no  todo es lo que parece siempre.  Uno asume que las noticias malas siempre llegan, tarde o temprano, no se quedan años sepultadas con personas atrás de una puerta...

No sé cuántas historias habrá así, cuantas mas sufren sin siquiera tener un cuerpo o noción de dónde están  para llorarles o enterrarles, no sé cuánta gente toma deciciones por puritito orgullo, o prepara la situación de manera tan mórbida. No sé si hay historias en un mismo seno familiar que se repitan, eso me aterra. No sé si el mundo de verdad es una porqueria que aun siendo extraños nadie te ayude o te pregunte que necesitas.  No sé si una vez muerto necesitas dejar esa estela de incertidumbre o lastimar a los que se quedan porque hasta el final decides que eres el único que controla las cosas por encima incluso de tu propia existencia.  Jamás tendré respuestas lo que si sé es que jamás quiero morirme sola, espero no estar tan llena soberbia para no pedir consuelo, ayuda o un vaso de agua.





8 solo lo soñaron:

Jo dijo...

La ley del silencio se hace cuando escribes lo que te desgarra

Charly Hell dijo...

Lo peor de la muerte es que nadie se acuerde de tí ni te eche de menos. Debe ser lo peor que te vayas y que no haya nadie que mantenga tu recuerdo, eso si que debe ser triste. Debe ser como si no se hubiera existido. Con que haya una persona que mantenga tu recuerdo, habrá merecido la pena.

Un beso.

Juanjo dijo...

La muerte es un hecho de la vida que nunca lograremos aceptar
La muerte ajena nos provoca dolor y la propia espanto y vertigo
A mi personalmente lo que mas me fastidia del hech o irrenunciable de que voy a morir es el de no saber como continua "la pelicula" sin mi
En cualquier caso entiendo perfectamente tu estad o de animo y te ma ndo mi beso por si puede confortarte en alg o
Besazos guapa

Marite Alarcón dijo...

Siempre me acuerdo que de niña imaginaba cómo sería la muerte de mi padre. Tal vez la vida misma me daba pistas para irme "preparando" con tiempo, cuando en realidad nada te prepara para perder a un ser querido. Enfermo o de la nada, no sé que sería peor. Toda forma tiene sus versiones pesadilla, pero como dices, no creo que sea bonito que nadie te despida. No sólo con lágrimas, tal vez una sonrisa y un lindo pensamiento es mejor que un lágrima. Un recuerdo vivo. Eso vale más.

Mi Jo... sea como sea, hay muchas historias así. Muchas...

Se te quiere!
Y no morirás sola... no señor...

[.Λɀuʟ mэlaиcølîa.] dijo...

......

..(suspiro)..

(y que te digo mi Jo...)

Abrazo.

Abismo dijo...

No morirás sola...
con ese pedazo sentir que tú tienes es imposible :)

La pena y el girar de cabeza cesará... tiempo (poco ehhh que no vale la pena lo que no tiene arreglo ya)

Besos abisales

Casilda Casi dijo...

El vacio que deja en nuestras almas los seres queridos que se van, es terrible. Y así es la vida. Injusta.

Pero ya sabes que nadie muere mientras haya alguien que le recuerde.

Molts Petons de http://casildacasi.blogspot.com.es/

ѕocιaѕ dijo...

Ya lo dijeron, mientras el recuerdo siga en realidad no muere la persona, aunque el dolor siempre este ahí.
ánimo Jo un abrazote

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog