agosto 22, 2019

A veces eres Espina, a veces eres Rosa

agosto 22, 2019


Se conocieron en Argentina en 1930. Él era piloto y había publicado un libro. Ella, escultora una mujer controversial considerada adelantada a su época por algunos, y para otros una "puta" que se encuentran en Buenos Aires para liquidar propiedades de su difunto marido, de quién enviudó por segunda ocasión.

El amor fue a Primera Vista, la invita a Volar cuando comienzan a suceder una serie de incidentes los cuáles ocasionan, que ella mejor lo mantenga a Raya.

Un dia suben al Avión, cuando están sobrevolando el mar,él pone en picada el bólido, le dice que si no lo besa, hundirá el avión.
Ella se incomoda, pero termina cediendo. Como precedente a lo que su relación sería.

- Creo que ella me ha domesticado- (¿les suena a algo?)
 Se casan en contra de la voluntad de la familia del escritor no sin antes haber pasado por el día de la boda; él se arrepiente porque “no se puede casar sin su madre presente”, se va, se desaparece por unos días, para luego buscarla como si nada.
 Se juran amor eterno. El quiere que pierda todo lo que posee para que cada una de las cosas que ella use, las haya recibido de sus manos. 
Exupéry creería que estaba adquiriendo una mascota.

En ese tiempo Consuelo es odiada por la sociedad francesa por el hecho de ser extranjera, no le perdonan que sea Viuda y de origen indígena, antisemitas por naturaleza para la familia del Escritor Francés, era peor que casarse con una Judía. La única defensora de Consuelo es su suegra

Vivieron 13 años de matrimonio  muy intenso los incidentes siguieron dándose tan repetidamente como sus viajes, el gusto por la vida bohemia y sus múltiples infidelidades
(Vete a ver las rosas, asi comprenderás que la tuya es única en el mundo.)

Cuando el siente culpa de admirar otras rosas mientras la suya espera en su planeta, pueden advertirse los motivos del autor. Sólo la época explica la naturalidad con que se asumía la toxicidad de Antoine y la frustrante lealtad de Consuelo.
A veces eran espinas, otras veces Rosas
Ser la esposa de un piloto era un suplicio, pero serlo de un escritor fue el martirio... Asmática siempre, tosía y el estaba ahí como un capelo para que no le pasara nada.

Ese libro jamás se habría escrito o hubiera sido solo una fábula filosófica, pero es toda una alegoría de la propia vida del autor, de sus desaires,  de sus incertidumbres y búsqueda de la paz interior en consecuencia de la atormentada relación que le ligaban a un amor tan complicado,  como para acabar internada en Suiza o querer huir a la tierra natal para jamás ser encontrada ni atravesando el océano subido en un Avión.

6 solo lo soñaron:

Alfred dijo...

Una vida muy especial, para un personaje fuera de lo común.
Besos.

Chaly Vera dijo...

Y creo que así son algunos o algunas según las circunstancias: rosa-espina

Besos

mikkonoss dijo...

Consuelo, para siempre junto a Saint Exupery grabados en la gourmette perdida con el e increíblemente encontrada al este de la isla de Riou para dar testimonio...

Beauséant dijo...

vidas rápidas que queman etapas en un instante.. desaparecen con un destello fugaz que dura generaciones...

Una buena crónica, apenas conocía la historia, así que gracias.

Amapola Azzul dijo...

No tampoco sabía todas estas historias, gracias por compartirlas.

Un abrazo.

Sara O. Durán dijo...

En contra de la aceptación de la familia, hace correr mucha sangre... Es un reto constante.
Un abrazo.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog