noviembre 23, 2013

Del otro lado de la Acera

noviembre 23, 2013

Hace unos dìas, lidié con sus insistencia de seguirme por calles, de acoplarse a mi paso y si me  detenìa lo harìa igual, aunque lo corriera o tratara de hacerle entender que se fuera asì que cuando lleguè a mi destino esa mañana, tuvola idea de apostarse afuera de la puerta de mi trabajo.
salì mas tarde y ya no lo vi. Sòlo he estado deseando que la calle no sea tan cruel con él.

Si estuviera en mis manos hubiera tratado de resguardarlo y llevarlo a casa o a algún lugar mejor que la cruel calle, Y sin embargo, uno se debate entre la obligaciòn y el deber ser.
Estos ùltimos dìas he tenido una carga de trabajo muy pesada, bueno fuera que solo se tratara de la gestiòn administrativa o de trato de personal y por momentos mis propios acompañantitos peludos entre perros y gatos me hacen la vida mas amable.

Los tres ùltimos dìas han sido tan heavys,  que solo pienso en llegar a casa y olvidarme de todo lo de  afuera pero casualmente su carita siempre me asalta y es imposible. Todos los dìas he llegadoa llorar, y me debato entre que es por la presiòn que siento o por la culpa de no poder haber hecho algo con el perrito.
y es frustrante y nada sano.

Pensandolo bien. el huesped no resulta molesto, ni un gran problema a ladito de los lios de tipo legal que tienes que enfrentar que en el trabajo y que  ahora mismo se avecinan amenazantes como nube cargada de tormenta.  Tal vez la expresiòn de sentirse como perro pateado ni venga al caso, porque muchos de estos vaguitos si que le sufren, y yo no soy capaz de tener conciencia de lo que eso ha de ser. Aùn no encontrè mejor medicina para la depresiòn que la compañìa de un perro.




5 solo lo soñaron:

TORO SALVAJE dijo...

Los perros son mejores que los humanos.

No lo dudes jamás.

Besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No es mala idea. Pueden combatir la depresión.

basilio dijo...

Yoi con esa carita de perro bueno, dan ganas de llevártelo y quedarte con él.
Yo que ahora tengo perro a la fuerza le he cogido cariño y es dificil incluso regañarle cuando hace algo mal. Te pone la carita de perro bueno y te desarma.

Charly Hell dijo...

Que tengas conciencia no es nada malo. Es signo de buena salud mental. Cualquier otro hubiera pasado olimpicamente del perro y ni se hubiera parado un segundo a pensar en él.
Tus lágrimas harán que el karma le depare algo bueno a ese perrito que tuvo la suerte de cruzarse contigo.

Ciao.

Marite Alarcón dijo...

Amo a los perritos. Y si uno me sigue, no paro hasta ayudarlo. Es estresante no saber qué hacer con él, pero después sientes una satisfacción tan grande que ya no puedes ocultarla en una tímida sonrisa. Ayudaste a un indefenso y eso es lo máximo.

Un beso mi Jo... estoy pasando por una semana difícil también.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog