agosto 10, 2012

Tarabilla

agosto 10, 2012

Un amigo que tengo dice que el se agarra de la doctrina de Homero Simpson piensan en rosquillas o gira la vista mientras su mujer le reclama algo y hace como que escucha.
Algunas Personas no se vuelven más interesantes conforme pasan los años, otras lo único que pierden es el toque, el encanto, la memoria y el pelo.  Tampoco se vuelven más listas... hábiles para varios menestéres incluso para usar la podadora, no son perfectas pero tienen habilidades multitask que mientras leen, pican o platican te stalkean y se enferman. (ya saben)

Hay gente que mejora con el tiempo o se vuelve interesante como el vino, sobre todo las personas mayores, tan interesantes y entretenidos que les prefiero mil veces a los fardos que se sienten casanovas o (guapos) hablandote de si mismos.  Hay otras personas que por más que quieran aparentar prudencia son puro odio y dicen cosas que a veces deberían ponerles un trapo en la boca.
otras personas que he conocido practican ejercicios claros de desobediencia, con propósito hacen ruido con la boca cuando mascan el chicle o sorben la sopa,  usan el lápiz o la cuchara de baquetas y la mesa o la vajilla de batería, y ya no son unas crías.    Otras no saben hacer mutis,  ni se callan cuando después de un buen rato ya te robaron toda la energía.

Hace unos días pensaba que me estaré volviendo una antisocial, que entre la confianza se agarran a platicar y a platicar y yo que no tengo tiempo o luego mucha cuerda parezco un trozo de carne que contesta con monosílabos.  No soy grosera,  pero mi malestar se ralentiza cuando caigo en cuenta lo malo que es estar acostumbrada a la taciturna calma y el silencio que tanto valoras .

Recuerdo que tenía un novio que cuando llegaba molesta del trabajo, para no romper la dinámica porque a él no le paraba la boca, le pedía no me hablara por 10 minutos me acicalaba o me ponía cómoda y disfrutaba mi breve silencio en el otro lado de la habitación por 5 minutos...   Una vez en secundaria, un profesor me castigó por andar hablando y eso que no sufria yo de hablatitis. Me dejó parada por dos horas en mi lugar y me dió tanta pena que me prometí jamás volver a pasar por eso ni aunque en unos años me torturaran con tehuacán. Ja!

Soy una antisocial? Una intolerante? una bestia sin sentimientos?

No sé ustedes pero de solo verlas hablar hay personas que me agotan como si yo hubiera recorrido un maratón.

...


10 solo lo soñaron:

Jo dijo...

ustedes sólo imaginen que yo les platiquer este post sin pausas ni comas....

marichuy dijo...

Me hiciste recordar a mi abuela: ella decía que yo (cuando tenía como 4-5 años) era una tarabilla...no me paraba la boca. Quizá por eso ahora soy más bien callada. Y para contrarrestar a las tarabillas de mi oficina, con la pena, me pongo mis audífonos y escucho música a todo volúmen. Aunque me crean una mamona antisocial. :P

Marite Alarcón dijo...

Te entiendo perfectamente. Hay gente TAN intensa en el sentido menos pensado que colman la paciencia de cualquiera. Es más, no necesitan ni hablar para que nos demos cuenta de su pesada presencia! AJ! Existe cada ser humano en esta tierraaaaa que ni qué!!!

Un beso Jo!

Juanjo dijo...

No creo que seas antisocial.Simplemente conforme vamos creciendo decidimos no perder el tiempo con personas que no valen la pena
Besazos guapa

mientrasleo dijo...

Yo soy antisocial a ratos y no creo que sea malo. Hay gente que llega, te suelta su discurso y se queda contenta y se va. Ante ellos y normalmente oigo un bla bla bla sin enterarme de nada... antes me agotaba como dices tú. Ahora he aprendido a desconectar y hacer la lista de la compra mientras asiento con la cabeza... y a evitarlos!
Besos

Zereth dijo...

No es que seas antisocial, es que estás rodeada de la gente inadecuada!

Besos

Sergio DS dijo...

Las conversaciones más interesantes que he tenido las mayoría han sido con niños o ancianos. Bien lo decía Pavarotti: a volte la migliori musica e Il silenzio.

Jorge Sereno Cruz dijo...

Y en mi opinión no hay nada mejor que el diálogo taciturno, porque es donde habla el alma es allí si que es que la expresión es excelsa.

kika dijo...

Lo que pasa es que los años nos van poniendo más selectivos. Sin paciencia para oír nimiedades ni tonterías.

Charly Hell dijo...

El silencio y la soledad están infravalorados y no se disfrutan.

Saludos.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog