agosto 21, 2012

De estantes a Botes de Basura

agosto 21, 2012

"Dicen que para intuir la personalidad de alguien sólo basta con asomar a su biblioteca o su guardarropa, su refrigerador, su colección de discos o a las pistas que descargó en el iPod. Algunos, más exagerados, radicales, aseguran que los cestos de basura son la bitácora puntual de las vidas que no conocemos y que nos intrigan, porque en los detritos se hallan las claves de las penurias, las costumbres, los vicios, las necesidades o, sencillamente, la persistencia o la escasez de las pequeñas cosas y sucesos que conforman una vida.


De todas estas alternativas para desentrañar al ego de los otros, la biblioteca podría ser el signo más valioso, por su doble función de remanso onírico y vestidor del intelecto. En los títulos y autores que, ordenados con pulcritud o apretujados por falta de espacio o mera anarquía o desinterés al colocarlos, se halla la esencia cognitiva de sus dueños.

Una biblioteca, dijo Lichtenberg, es como un traje a la medida que el tiempo amenaza con la obsolescencia. “Las bibliotecas pueden hacerse demasiado estrechas o demasiado anchas para el espíritu”, así las describió el profesor de matemáticas de la Universidad de Gotinga, y al observar los tomos de una estantería, el género, el prestigio universal o la trascendencia (aunque Harold Bloom comenta que lo trascendente sólo aplica en la subjetiva versión de lo sublime que hay en cada lector), es posible elucidar ciertos secretos pero igualmente confundirnos desde la propia inmensidad colorida y tipográfica, ya que un librero no es auto de fe de la lectura, puede ser una coartada. ¿Cómo leemos? ¿En qué se basa el método, si lo hay, para elegir determinada obra o autor en nuestro calendario de lectura? Con respecto a este dilema, Borges era categórico: devoto de los clásicos y esteta insobornable, aconsejaba que cuando un librosuelta al lector o se vacía del mínimo interés, entonces deberíamos abandonarlo sin pudor ni remordimiento, porque el reloj es irreversible, la vida nunca nos alcanza para leer lo que en verdad vale la pena. Su recomendación no dispensaba excusas para proseguir con un libro que fastidie, irrite o adormezca. Sin embargo, existe una gran cantidad de lectores que se toman muy a pecho sus opciones, y llegan a la meta como si leer fuera lo mismo que terminar el maratón de San Francisco".

El misterio de los otros 
iván ríos Gascón

"Confundimos el atesoramiento selectivo con la avaricia o la burda colección y eso, también, es una biblioteca. Por tanto, comienzo a sospechar que un estante no sirve de nada para descifrar el misterio de los otros, sólo es un espejismo. Hay quienes que acumulan a Cervantes, a Dostoievski, a Tolstoi, a Gógol, a Proust o a Balzac, y sólo han leído unos cuantos culebrones mirificados por la mercadotecnia, así que para descubrir quién y cómo es realmente un extraño, será mejor escarbar en sus botes de basura"
Claro, si reralmente nos importa descubrirles ... si alguien nos interesa tal vez haya que charlar con él.

desde ahí si lee, se nota

¿café?


13 solo lo soñaron:

Jo dijo...

ando medio ausente, pero voy a ir a leerles, ya que no podré sentarme a platicar

;)

adam tate dijo...

Mas que lo libros que tiene (no es seguro que los haya leído) como los tiene ya nos da una primera pista de como es.

¿Ordena? ¿Acumula? ¿Hay libros por todos lados?
Simpatizo con la tercera opción (por la cuenta que me trae).
Demasiado ordenados me dice que no los lee demasiado.

Hace mas de una década que aprendí que si un libro me aburre no se merece mi tiempo.

¿En la basura? ¡Ni borracho de tinto de tetra brick!

Me gusta tu opción, hablar y descubrur.

...y si, si lee se le nota.

Marite Alarcón dijo...

Amé la foto de la taza con el alfajor abajo... en serio quiero una!!! jajaja

Es muy cierto lo que dices. Y cada vez que hablas de libros me provoca leer sin parar y el día de trabajo no me lo permite :(

Un beso Jo!
Inspiradoramente genial!

Juanjo dijo...

Yo si pienso que una biblioteca dice mucho sobre una persona.La tuya me la imagino repleta,colorida,un tanto caotica,pero definitivamente bella
Besazos guapa

raindrop dijo...

Muy cierto. ¿Para qué hurgar en su basura o escudriñar su biblioteca o armario, si se puede leer directamente en su persona?
¿Será que hemos leído demasiadas novelas detectivescas y nos hemos acostumbrado a la deducción, pasando por alto lo más inmediato?

Por cierto, creo que he llegado a mi límite de veces que se puede escuchar esta canción de Gotye jajajajaja (una más y exploto) xD

besos

Charly Hell dijo...

Si, gracias, café solo por favor.

Me parece un buen método lo de mirar las estanterías para ver como es cada uno, aunque como todo en esta vida, no es fiable, por supuesto. Al igual que los que tienen a Cervantes, Faulkner, Dostoievski y demás, habrá gente que tenga en su armario un Armani, un Versace que se ponen para las grandes ocasiones, aunque luego a diario vistan con harapos, pero amiga... la apariencia es la apariencia...

Como dijo una vez John Waters:

“Si no tienen libros en su casa, no folles con ellos y no, no cuentan los DVD’s”.

Saludos.

Sergio DS dijo...

No tengo criterio para la lectura, la música, el cine... me guío por instinto, por apetencias.
Café cada vez menos, me he hecho más de té.

El hombre del traje gris dijo...

siempre que entro a tu bló la música anda en otro lado, jaja...

mi bote de basura tiene.... amm... puras capsulitas de nescafé :p

Nobody Dotcom dijo...

yo quisiera saber cuál es mi esencia cognitiva y si es que no la he perdido en el inter, mientras andaba ausente...

mientrasleo dijo...

Yo confieso que miro los estantes para ver a los propietarios, no me gustanlos que tienen colecciones cuidadas, tiendo a pensar que no los leen. Ni a los que los tienen todos perfectamente colocados, si lees posas y dejas con cierto orden pero no de forma marcial.
No miro los títulos o autores salvo para buscar tema de conversación, y ya, conversando, conozco al propietario.
Pero yo soy una rara....
Besos

Ivanius dijo...

De todo hay, como en botica, dice el adagio. Y sí, es una ventana a la revuelta o desenvuelta psique del usuario.

Dicen.

let_i dijo...

Definitivamente el cesto de basura es quien mejor te describe. Mi librero está lleno de ejemplares, ya los leí todos, pero están tan mal acomodados y llenos de polvo que da asquito jaajaja es que no he tenido tiempo de arreglar... me perdonas?

BEATRIZ dijo...

cafe sí por favor! y si es charlando mucho mejor.

Saludos chica, ya habrá tiempo de sentarnos a charlar y leer entre líneas y frases, los escondrijos que a veces se revelan mejor a los demás que ni auno mismo.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog