julio 19, 2010

Evocando el Recuerdo

julio 19, 2010
El día que los ángeles llegaron tarde (andaban en otro cielo) 
estrené unos zapatos nuevos y recibí un telegrama urgente que decía:

Fin de temporada

Yo, que no estaba ya propensa a emocionarme, 
sentí que había perdido mucho tiempo.


¿Se han preguntado alguna vez que es lo que hace brotar un tierno recuerdo del pasado?

A veces tan sólo hace falta dinamitar el ánimo para evocar recuerdos, uno puede estar frente a la lluvia, o culpar al clima, atisbar un sabor en el paladar, percibir un olor, acudir a un sitio, o llenarse de algún sonido.

Hay recuerdos que se agolpan y a veces no haces mas que tratar de verificar en algún casillero de vida contiguo que olvidaste leer en la etiqueta que es un recuerdo más que hay que tirar al frasco del olvido

Leyendo ciertos pasajes de casi cualquier libro, uno vuelve evocar recuerdos y incluso unos pueden ser retratados casi como en un film sin story board de por medio, puede uno ver como si estuviera ahí justo en el sitio... sin que la espalda del tiempo los roce siquiera,  seguramente aparecerán también las personas, su risa o el brillo de su mirada.  Creo que hay ocasiones de los cuáles agarrarse de frascos de emergencia para poder rescatar los recuerdos más entrañables. A veces ni falta inspiración ni que acudir a las musas,  el montículo de recuerdos siempre está al acecho en cualquier momento, aparecen o se presentan en situaciones que no tienen que ver con lo extraordinario, puesto que esos pequeños detalles son los que hacen extraordinarios esos recuerdos.

si pienso en que exista un elixir o selección ... aún no logro hallarlo. a veces hasta mirando fotos siempre he pensado que son una especie de fetiches que podemos guardar en nuestro bagage propio.

Afortunadamente tengo guardados en frasquitos transparentados y con una buena tapa para cuando he necesitado revivir algún par de ellos, y es cuando pienso en mis propios naufragios creo que yo salvaría todo aquello que quisiera me acompañase... cosas tan insignificantes y triviales como una carta, un sabor, un libro, una letra de canción,  un par de objetos, una tarde lluviosa, una conversación con un amigo, un beso robado y una mirada furtiva ....
No sé si para algunas personas duren toda la vida, pero para determinados seres humanos los sueños se acaban .  Quizá la misma vida, una tarde, una mañana o una noche algún par de cosas deciden desaparecer casi como llegaron, de pronto ciertas ilusiones y personas también, uno crece, deja de soñar pero no de añorar lo que dejó huella importante sobre todo aquello que deja un aprendizaje.
 
 Hacer un listado de todo tipo de cosas puede que sea fácil pero aderezarlos con recuerdos que nos agraden, que nos desagraden, que nos provoquen, que nos hagan reflexionar o inhunden saudades no sé de cierto que tan fácil resulte... pero me parece una idea genial para remembrar aquello de lo que que nos hemos arropado por alguna razón, lo que nos ha hecho sentir , aquello que reflejamos o pensamos y que a bien ha conformado quienes somos. 


Este post es una especie de invitación para todo aquel que quiera compartir y escribir acerca de sus recuerdos, en estas épocas veraniegas donde hasta el tiempo nos da la espalda bien podría ser un buen pretexto para compartirlos entre nosotros. En El Diario de Pelusa  están las bases  y todas las instrucciones, la fecha límite es hasta el 15 de agosto está habilitada la liga y los enlaces Solamente podemos decir que la vida de muchos de los que experimentamos las alegrías y tristezas en los blogs  están plagados de recuerdos y anécdotas, nunca volverá a ser, creativamente la misma en sus inicios pero hay que reactivarla y este puede ser un buen pretexto.

Se los juro por mis blogs y mi memoria eidética :)






20 solo lo soñaron:

Jo dijo...

me pondré lista y comenzaré a hacer una lista

no me olvidaré de todo aquel que ha pasado por aqui y ha perdido su tiempo dejándome algun comentario generoso...

el verano y situaciones personales me demandan por lo pronto gracias por todo.

me voy a vivir un rato

El hombre del traje gris dijo...

es culpa de Calderon, por eso te llega la nostalgia, jajajajajaa :p... deja echarle un ojo a la pelusita...

Jo dijo...

jajaja ... trajeado a mi me carga la nostalgia y a calderón! ???? ya politizaste mi post :P

[.fîllэ đэ ła иuît .] dijo...

para ser una especie de invitación, ha sido un post muy lindo.... que me ha hecho evocar -de inmediato- ciertos ayeres que quisiera se quedaran conmigo no sólo como un vago receurdo... sino casi los quiero con resolución LSD..... ojala y la memoria fuera menos uraña y más exacta, cuando de recuerdos epeciales se refiere...

saludos Jo, se que he estado ausente, pero aún ando pendiente de ti :P
besos.

LAGARTO dijo...

entre lso recuerdos y la nostalgia, me da por beber vodka, eso es bueno por que pongo buenas rolas cuando estoy ebrio ...

DIANA dijo...

La frase: Fin de temporada me provoca sentir como que he perdido el tiempo y la temporada se agota y me entra una prisa por hacer todo lo que he dejado pendiente!

Mmmmm....recuerdos...sera bueno leerlo, yo pretendo olvidarme de la mayoria de mi vida...

besos!

Diana

marichuy dijo...

Jolie

A veces los recuerdos se me agolpan y luego se me diluyen. Acepto cualquier nostalgia, mientras no sea causada por la desmemoria.

minotauro dijo...

lo mejor de los recuerdos es que cada vez que uno los convoca, traen algo nuevo..

La sonrisa de Hiperión dijo...

Los recuerdo están bien, pero solo cuando no hacen daño...


Saludos y un abrazo.

chOcolAte sEnXuAl dijo...

uuuuuyy

a veces siento que yo solo vivo de mis recuerdos

y aunque me escuche como una doñita de 90 añios a mis 27 no puedo evitar revivir paso por paso cada uno de mis ayeres je, que espeluznante es la memoria no crees??

la MaLquEridA dijo...

A vivir y a revivir pues.



Besos.

tnf25 dijo...

jey!!! pues ahí estaremos participando, tratando de encontrar que activa a ese mecanismo que trae de vuelta los recuerdos… ya veremos que pasa…un saludo!

sinbalas dijo...

Ufff 69 años de amor, tengo muchos recuerdos que algunos te ahogan otros te dan alegría otros nostalgia, otros felicidad, pero lo más importante es que nadie te lo puede quitar es tuyo, dos cuarto de besos para ti. gracias por la invitación.

La Diabla dijo...

el tiempo! los recuerdos!
son de lo mas genial y de lo más complicado que he tenido el placer de vivir! jejeje
ahy recuerdos que no dejan avanzar, otros que te hacen sonreir, y otros mas que te hacen llorar... pero todos, absolutamente todos te dejan una enseñanza! y eso... es la onda!
vere que onda con el concurso Jo!

@actvservidor dijo...

Vaya, vaya... sin duda el secreto de los recuerdos es que los detalles que los hacen memorables son cosas no extraordinarias, los grandes recuerdos andan plagados de mundanas cositas que se nos pueden aparecer en cualquier momento inesperado.

saluos!!

la mis dijo...

esto sólo me invita a ir por un cigarro, un tercer café, el "diario de la expresión" para agarrar inspiración.... (inhalo, exhalo)

Nobody Dotcom dijo...

indubitablemente la vida es la evocación de un sueño mal parido... love this post! one and thousand times!

Trovator dijo...

Tantos recuerdos, que muchas veces el factor que los dispara puede ser muy pequeño... pero nos lleva a un mundo tan grande ya vivido y pasado, que su importancia se magnifica exponencialmente.

Un abrazo!

Raúl dijo...

fuera de período, pero valido al fin

http://ecosdemionda.blogspot.com/2007/05/los-muchachos-del-otoo.html

Raúl dijo...

fuera de período, pero bueno se comparte.

http://ecosdemionda.blogspot.com/2007/05/los-muchachos-del-otoo.html

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog