febrero 29, 2016

Con los pies en Polvorosa.

febrero 29, 2016

La constancia, la disciplina, y la paciencia nunca han sido de mis virtudes pero menos la suerte, en algunos casos siempre pensé que si pudiera contar con alguien que me animara a no decaer sino que salíera a correr conmigo tal vez sería todo un reto.  Yo creo que uno con el tiempo o por temperamento prefiere hacer algun par de cosas sola.

Un par de veces, si no es que más leí a una de las moiras tuiteras que tiene como 50 años y los mismos jodiendo criticandome una vez mas ahora porque comencé a correr, asumía que salir a correr para mi, indicaba que era para salir a ligarme a alguien.   A mi me daba tanta verguenza salir, mis inicios fueron muy duros, siempre tan torpe nunca logré darme cuenta a quien le gustaba en sitios mas pasteurizados que una pista, yo usaba la ropa floja y sobre todo no tan linda porque yo a lo que iba era a sudar y en el trote vas despeinada o colorada con el semblante enclenque después de media hora como para lucir "bien"

Salir corriendo y lograr un ligue seguro que sucede, he conocido a varias personas que por esa afición se conocieron, pero se necesita mas que una pista y tus pants, o que cupido ande ahí escondido por el parque con su flecha; Cupido a estas alturas ya no tiene ni tino si no tienes disposición.  En algún momento comienzas a habituarte al lugar y con la gente que te encuentras, formas parte del paisaje, cuando alguien nuevo llega lo notas pero jamás me ha sucedido que calentando o cruzando con alguien surja ni siquiera un saludo.
Un día al doblar la esquina del parque, en mi tercera vuelta encontré a un tipo que ya había coincidido con el semanas atrás. cual ropero se interpuso en el camino con facha de jugador de basquet ball diciendo un hola con una gran sonrisa, me acordé de un comercial de una conocida pasta de dientes, pero mi nerviosismo y reacción fueron tales que lo que hice fue correr, más rápido aún, decidí no aparecer por días y cambiar la ruta.    Seguro dejé la impresión de ser insufrible o muy payasa,pero cada uno siembra su suerte o crea las condiciones.

Los km como las anécdotas y otras miradas se fueron acumulando; uno no se queja si alguien nota tu presencia, incluso que te digan que corras porque se te ve, pero ni para los ligues en bares, o de escuela fui buena.  En plena pista de tartán yo no me ayudo nada, pateo mi suerte o el amor ; antes que me digan nada me voy como Forrest Gump, aunque, seguro el sí sabía lo que que es el amor, yo ni me acuerdo.

12 solo lo soñaron:

Celia Segui dijo...

Vaya, esa que te dijo que ibas a correr para ligar tiene el cerebro como un queso Gruyer. Es lo último en lo que uno piensa cuando va a sudar y hecho un pingo. Vaya tela, la pobre debe de andar más salida que el culo de un mono y no piensa en otra cosa. Tú sigue, que correr es súper bueno y lo de la fuerza de voluntad no es más que establecer un hábito, luego ya no hace fuerza de voluntad ni nada, sino que se convierte en una necesidad.
Besos.

El collar de Hampstead dijo...

La que te dijo eso era una envidiosa,seguro.
No hagas caso y tú a lo tuyo!

Besos!

Rafa Hernández dijo...

Yo corro todos los días más de treinta y siete kilómetros, pero como soy todo fibra, ni sudo.

Besos.

Chaly Vera dijo...

Me parece bien que corras y asi te libras de los que te salen al paso.


Besos

Eme dijo...

Que estúpida esa que te dijo que corrías para ligar. No le hagas ni caso, correr es buenísimo para la salud tanto física como mental.
Y si a tu paso sale alguien que te gusta... a ese si hazle caso!. El amor no se busca, el amor te encuentra :)
Besos guapa.

Raúl dijo...

El placer de correr

Como me gusta correr,
el cielo siempre ver,
correr por placer,
sin necesidad de vencer.

Como me gusta correr,
en suelo plano, liso, llano o duro.
En el bosque o la montaña,
en la playa y en la bocana.

Como me gusta correr,
al márgen del río y entre piedras,
en la pastura de la montaña,
en el camino rural de madrugada.

Como me gusta correr,
practicando algún deporte,
o corriendo por correr,
ese es el mayor placer.

Como me gusta correr,
en la mañana temprano,
o en el atardecer,
sintiendo el viento en contra y el sudor humedecer.

Desde tiempos inmemoriables,
siempre me ha gustado correr,
con atuendo relajado,
sin nada que pretender.

Solamente correr por correr.

Soberano placer,
que me da en que tejer,
tejer sentimiento y pensamiento,
formarlo en un momento,
en la escencia de mi ser.

Es por eso que me gusta correr,
para mi no es un esfuerzo,
ni tampoco es un deber,
es un karma existencial,
ese que te lleva hacia la paz,
a la paz elemental.

Liliana dijo...

A palabras necias oídos sordos...

:D

Mi Álter Ego dijo...

La gente habla por hablar. Tú ni caso. De todas formas, si fueras a correr para ligar, ¿qué problema hay? Será que ella no liga y está envidiosa... Besotes!!!!

Amapola Azzul dijo...

Nunca lo había escuchado.
Estoy algo sorprendida. Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Cada cosa tiene su lugar y su tiempo.
Mezclarlas sin ton ni son suele dar pésimos resultados.

Besos.

Holden dijo...

Una de las cosas buenas que tiene correr es precisamente esa: que nos vuelve invisibles al ojo de quien nunca corre. Yo, que lo llevo ya practicando más de 14 años, he podido constatar como con unas mallas y una camiseta vieja podría haber robado una joyería sin que nadie se hubiera dignado a mirarme. :D

Sara O. Durán dijo...

No te importen comentarios mal intencionados, pobre gente envidiosa, no hagas caso. Tú haz lo que te plazca y con lo que te sientas bien.
Un abrazo

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog