junio 02, 2015

Condenada

junio 02, 2015
Yo siempre admiré secretamente a mi profesor de preparatoria que me daba Derecho en el 5to Semestre, su comportamiento a veces distante o frio me sobrepasaba pero era como una especie de imán.
Siempre preciso, controlado en el uso de sus palabras, educado y ni despeinado.

Todo perfectamente bien en orden hasta en el semblante o su apariencia.  Un témpano cuando se trataba de ser directo y tenía que poner en su justo lugar las cosas pero siempre amable y  discreto

Una ocasión le oí decir, que había aquellos que solo podían ver la ley en blanco y negro y hacían bien.  Otros tantos no podrían diferenciar el negro del blanco (perdidos) y después estaban aquellos que no solo sabían diferenciar los colores sino que sabrían sacar los matices y esos estarían condenados por siempre.

Sin ser abogado  yo me he enfrentado a esa condena siempre.  He visto grises constantemente tratando de darle sentido a la arena.
Tal vez uno ensarta ciertos clichés a profesiones.

Un Abogado debe ser mas agresivo y contundente, pero sé hoy que cualquiera que sea la profesión, a veces debemos guardar compostura y calma, templanza, ser flexibles y respetuosos tener por obligación saber sobre derecho y hasta psicología o relaciones humanas.. Nos haría bien a todos.

Hace tiempo esas cosas me parecían harto difíciles, incluso aprenderlas o aprovecharlas. Las Diseñadoras gráficas que nos dedicamos al mundo del Arte  o la Publicidad como yo, siendo cabras en cristalería es raro bajarle a los decibeles de pronto en la pasión,  porque seguramente he desesperado a cualquier ente aunque no se dedique a la abogacía. Por esojamás se enamoraran de mi. (así ni como defenderme)



5 solo lo soñaron:

Liliana dijo...

Buen día!

No sé yo, siempre hay un descosido para un roto....!

Y eso de los grises, se va dando, la experiencia te enseña que no sólo hay blanco y negro....te lo digo por experiencia!!!
;-)

Besos =))))


Mi Álter Ego dijo...

Yo nunca he sido capaz de ver las cosas en blanco y negro, tampoco. Todo tiene su razón de ser y a veces hay que saber ver las cosas desde diferentes perspectivas. Aunque hay cosas que no admiten matices, la verdad. Un besote!!!

TORO SALVAJE dijo...

Yo veo grises y negros.

Blancos hace muchos años que no veo.

Besos.

kika dijo...

Son las cosas trascendentales justamente las que no admiten matices...para todo lo demás hay una gama infinita.

Y yo hice 2 años en la Escuela de Leyes antes de lanzarme al mundo del diseño...así que todo puede ser.

Saludos!!

Charly Hell dijo...

Yo tuve un profesor al que admiraba por su aplomo y seguridad en cada una de sus exposiciones. Aunque me estuviera contando la mayor mentira del mundo, la explicaba con tal serenidad y convicción que acabas creyendole a pies juntillas. El mundo es de esas personas.

Besos.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog