enero 06, 2015

Atizar el Fuego.

enero 06, 2015


La niñez tiene tantas virtudes. Sirve para construir las bases de las ensoñaciones, claro está si no se reciben heridas profundas....pues algunas nunca cicatrizan y resurgen a veces con fuerza en la vida adulta. pero mi niñez, la guardo y acudo a ella para sacar fuerzas, aplaca mis cóleras, sosiega un poco los miedos o los retrocede, alimenta la autoestima o mi ego y a menudo me enmienda lo roto.
Mi padre creía que todos los niños poseen una brasa, pero alguien debe alimentar o encender ese fuego y una vez encendido tiene que atizarse con frecuencia para cuidar la llama, fortalecerla.
Creo que es de vital importancia que se mantenga viva y no se apague nunca.

Cuando creces mejoras ciertas situaciones, los miedos se hacen pequeños en algunos casos y otros los vas resolviendo, somatizas las cosas convenientemente, seguramente alguna que otra duda volverá a acecharte, pero la infancia está dentro de cada uno,

Se que no tiene que ver lo que alguien te dijo en el pasado ofensivo o tan sólo para herirte en el futuro, pero a veces como cuesta remontar si es que te acuerdas.

Hasta cumplir años no está tan mal si mantienes esa brasa infantil, para soñar, para sentir, para apreciar las cosas, valorarlas y hasta sorprenderte. En estas fechas creo que es frecuente que extrañe más a mi papá a diferencia de el día de su muerte nunca dejó que mi ilusión se apagara.

10 solo lo soñaron:

Pelusa dijo...

Afortunadas que somos, Jo, por haber tenido una buena infancia y alguien que alimentó nuestra llama. ¿Los años? Esos no nos intimidan, nunca.
Besos!

TORO SALVAJE dijo...

Bien por tu papá.
Fortaleció tu llama.

Besos.

RECOMENZAR dijo...

que lindo escribes y te leo mientras escucho tu musica

Mientras Leo dijo...

Bueno, en mi casa es una fiesta especial precisamente porque cumplimos años... eso siempre es bueno, lo malo es plantarse. Oq ue alguien se plante y nos haga crecer de golpe
Besos

Charly Hell dijo...

Bonitas palabras y bonitas ideas. Yo también acudo frecuentemente a mis recuerdos infantiles, porque por suerte tuve una infancia plena y bastante feliz.

Besos.

Jova dijo...

Extrañar es recordar y recordar es volver a vivir, así que disfruta esos momentos que al final del día son los que roban una sonrisa. Bonito inicio de año.

raúl fdz pacheco dijo...

una llama bien brillante sacó de ti, de esas que siempre resplandecen. esté donde esté, seguro estará orgulloso.

Frida Suarez dijo...

Mi niñez no fue precisamente fabulosa, pero cada vez que doy un paso en esta vida, recuerdo lo que la niña que fui quería realmente. A fin de cuentas ella es mi verdadera guia.

Katrina dijo...

Por mi niñez pasó el olvido, un velo nebuloso no me permite recordar esos años de los que hablas y no puedo volver ahí para sacar fuerzas ni juntar calma. Pero mi padre siempre dijo que uno no debía dejar morir a su niño interno y de eso si tengo mucho, aunque de la niña real que una vez fui casi nada...

Que siga brillando esa llama!
con especiales fuerzas este 2015!
Saludos

BEATRIZ dijo...

Pues tu padre te dejo una gran herencia. Esas personas viven en uno para siempre Jo.

Me encanta la infancia, y más la que no deja de brillar.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog