abril 21, 2014

Resurrección

abril 21, 2014

Cuando me enteré de la muerte de Gabriel García Marquez, era jueves santo en el que conocía sobre la costumbre de encender un cirio Pascual hasta el Domingo. Ursula, el personaje de su novela Cien Años de Soledad muere igual que el escritor ahora.
Después tuve una idea absurda, creer que este señor logró insertar el imaginario también en aquellos que aun no lo habían leído. Mientras caminaba entre el bullicio, el sincretismo religioso y el olor a incienso y manzanilla, queria imaginar que el gabo, como mucha gente le llamaba, había sido llamado por la flaca en jueves santo, justo para poder estar en la ultima cena del hijo de Dios.

Ese afán de lo mexicano,lo trágico y lo ridículamente absurdo, lo barroco hecho imaginación para apearnos de historias apocalípticas, no creo haya costado a los antiguos mexicas aceptar la religión que los españoles imponian, no es difícil pensar porque García Marquez en parte adoptó México para quedarse.  

En cierto modo dicen que siempre pensamos en las desgracias con cierto tejo optimista, la razón y la fe se combinan cuando se trata de pensar en el futuro porque toda catástrofe parece siempre superable.

Todo destino posee un significado y una razón de ser, igual que la finitud de la existencia. El gabo ahora Vivirá eternamente y de Coco mi gato tal vez me olvidaré un día.   

Muchas veces he visto flotar burbujas tornasoladas, justo esas que le gustaban a mi gato, cientos en las que mi imaginación pondría las mariposas amarillas de las que escribió García Marquez, mi realismo mágico abunda en pañales, tal vez pensar en ambos va a mantenerles vivos en el recuerdo sin necesidad de ver, encontrar, o sentir nada mas que a través de sus libros.

7 solo lo soñaron:

Jo dijo...

Me cuesta no escribir de Resurrección hoy, porque resucitar es lo único que importa. Porque comenzar es lo más hermoso, lo que todos queremos:

Juanjo dijo...

Si comenzar es lo mas bonito, pero continuar tambien tiene su encanto
En cuanto a Gabo...he llorado su perdida
Un beso guapa

Marite Alarcón dijo...

Me chocó la noticia... un grande no se va al cielo todos los días. Y cuando lo hace, sí que deja huella.

Tengo fe en que Coco aparecerá. No la pierdas aún!

Beso mi sis!

TORO SALVAJE dijo...

Cuando leí "Cien años de soledad" fue como una conmoción interior.
Todo lo que había leído hasta entonces era siempre lógico y racional, y de repente descubrí otro universo.
Ahora mismo, muchos años después, recuerdo lo maravillado que me sentí mientras lo leía.
Incluso releyéndolo, ya sin el factor sorpresa, la sensación era la misma.

Besos.

Mientras Leo dijo...

Lo cierto es que hoy reflexionaba sobre la gente que no lo ha leído y sigue hablando de él como si lo hubiera hecho. Se ha ido un genio, dicen, y no se dan cuenta de que si lo seguimos leyendo, nos quedará para siempre un pedacito suyo.
Besos

Charly Hell dijo...

Qué pena me dio oir la noticia. Y que bonito texto el tuyo...

kika dijo...

He amado los personajes de Márquez desde los 13 años...y si hay historias que se negarán por siempre a morir son las suyas.

Me encantaron tus palabras!!

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog