abril 12, 2013

I'm in

abril 12, 2013



A veces la debilidad reside en un agujero de todos los que nos hacen en el corazón... Basta beberte un traguito de tiempo, medio gramo de olvido y confiar, poner tu vida en los reencuentros y lo que sobre en las casualidades.

Yo siempre he sido muy ingenua. Y aunque hay hechos o cosas con todo y sus palabras que duelen pienso que a veces añoro màs el pasado que el futuro

El truco rastrero de algunas personas es decir cosas que hieran para dejar ese veneno dentro
y que te mate poco a poco.
Duele incluso todo lo que callas por pura verguenza, todo eso queda guardado en un oscuro cajón
de la conciencia y aunque quede sepultado la cicatriz se convierte en herida.  supura y vuelve a inflamarse, se hincha, se irrita, vuelve a abrirse, enrarece el ambiente y hasta te delata en la mirada...
No puedes evitar acordarte como duelen ciertas cosas...

Es imposible borrar de tu corazón a un par de personas aunque dejes de registrar en la memoria cuando fué que pasó...
Existen cosas al contrario que por bonitas olvidas como son.

Otras al oir decirlas suenan tan simples pero dejan una marca como de hierro caliente.
Yo puedo mostrar que soy una mujer muy normal, hasta valiente dirán no se nota que heridas me guardo y puedo con todo eso, no darte ninguna pena, solo para que veas que puedo cargar con ella sola.
Es fácil lastimar a alguien que te ama y muy difícil curar la herida. Yo agregaria que al final de cuentas, la cicatriz queda pero uno es el único que puede salvarse, aprender, reinventarse, sepultar los sinsabores
y continuar...


12 solo lo soñaron:

Marite Alarcón dijo...

Todo se resume en esa foto... es precisa.

Keep walking mi sis... keep walking!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Pero quien sobrevive a un veneno, adquiere cierta inmunidad. Tal vez esto se aplique a los venenos emocionales.

Juan Antonio dijo...

Esas cicatrices son el testimonio de lo que fuimos, de lo que seremos incluso cuando no seamos.

Bisous.

TORO SALVAJE dijo...

Continuar... cada vez con más heridas y con menos tiempo.

Besos.

Juanjo dijo...

Nadie dice que sea facil querida jo,pero desde luego si alguien pede conseguirlo, esa eres tu

Besos

Nela dijo...

Todo un placer, haber llegado hasta aquí y, conocer tu blog.
Ya tienes una nueva seguidora.
Un beso
Nela

Sergio DS dijo...

Tomas unos cócteles difíciles pero digeribles y si lo piensas depurativos.

Hay cicatrices que incluso pasando desapercibidas se sienten con los cambios de tiempo, en cualquier caso siempre hay que continuar.

Balagar dijo...

Las cicatrices nos hacen ser conscientes de nuestros errores. Esa es su única finalidad. Quien no tenga cicatrices es que nunca ha amado ni sentido pasión por nada. Duelen, claro que duelen a veces; pero sin ellas estaríamos repitiendo siempre los mismos errores. Un abrazo.

mientrasleo dijo...

Hay que tener cuidado con lo que se dice, no siempre las palabras se las lleva el viento, muchas veces las deja sólo arrinconadas como si fueran polvo, en una esquina.. y las esquinas son difíciles de limpiar
besos

basilio dijo...

Joi, tienes la facilidad de llorar por dentro y es un error. Claro... no se nota ante la mirada de los demás y da la sensación de que nada te afecta, pero es un error porque la cara es el espejo del alma.
El dia que llores con lágrimas de verdad arrojaras todo ese veneno que te inyectan y te sentiras mejor. No hace falta que llores delante de nadie. Hazlo en privado y después recapacita si te merece la pena la persona que te hizo daño. Veras como lo veras todo más claro.

Charly Hell dijo...

Las cicatrices siempre están presentes en nuestras vidas queramos o no. Lo que importa es el significado que cada uno le de a las suyas.
Eso de las quinceañeras que decías en el post de la chica invisible, suena interesante, aunque mejor que sean dieciochoañeras como mínimo. :p

Saludos.

ѕocιaѕ dijo...

Me gustó mucho este comentario:
"Pero quien sobrevive a un veneno, adquiere cierta inmunidad. Tal vez esto se aplique a los venenos emocionales."

Y coincido con todos, las cicatrices son parte de nosotros, de nuestra historia, sin ellas creo que no existiríamos, nos van marcando para bien y para mal, para ser y para estar. Quien se ha atrevido a cerrarlas más de una ocasión y sigue en lucha por no sentir dolor por ellas es un héroe que sabe y quiere seguir caminando.

Un abrazote, Jo!

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog