abril 24, 2012

Basilio

abril 24, 2012

Madrid, España 2012

Hacia años que había perdido todo interés en los otros. Su rutina: millones de libros repartidos en repisas de madera que cubrian las altas pàredes de la biblioteca y ni tiempo para poder leer, apenas un resquicio para soñar frente a una pantallita sin antes cotejar numeros o ediciones. Entre todo ese espacio repleto ya solo quedaba lugar para una poltrona de lectura su adusto reloj y su obstinación por aquel disfraz de truhán una vez fuera de el solemne recinto para liberarse, con todo y calcetines llendo por las calles principales.

No era un buen día ni el mejor pero con paso pendenciero aspira revertir al menos por ese dia su irremediable tendencia al aburrimiento.  Un poco repleto de pesares se dió cuenta que con los años ya había adquirido todos los vicios de la edad. A veces pensaba en algun par de compañeros y hasta la discreta convivencia podía llegarlo a exasperar dentro de ese lugar currando todo el día cuando se daba cuenta le espiaban al estar frente al ordenador como si vigilaran lo que hace.
¡Vaya, ahi en ese lugar ni los libros podían guardarse los secretos ajenos!.  Harto de su habitual y absurdo encierro con rutina conventual infringiendo ruidos y voces quedas ahuyentó por fin su mania de queja y decidió respirar

Ese día no había recorrido mucho, divisó a lo lejos un montoncito cerca de un escaparate. Parece ser que lo casual era siempre terminar embaucado por las mujeres. Eran muchas y hermosas, al punto que le era difícil decidir a cual mirar primero detrás de esa vitrina frente a sus pupilas. Sus ojos puestos en cada una se descubrían tan variopintas dandole otro aliño a su rutina. 

Las observa y no parpadean pero puede sentirse dueño de la situación. Abundan las de ojos azules increíbles. otras de ojitos rasgados que miran fijamente sin pestañear y detrás de sus canesus y vestidos de tela con gasa bordada, el gipiur de las rubitas y pelirrojas muy europeas.  Desde hace mucho fijó la vista en una y desde entonces va con un sermón salpicado de cuentos e historias para mantenerla atenta con sus grandes ojos fijos en él haciendole saber porque durante la siesta en Madrid, el es el único habitante de la ciudad dispuesto a hablar con ella y no perder el tiempo durmiendo como lo hacen los demás. No importa que los separe



10 solo lo soñaron:

Abismo dijo...

Hay quien sólo busca muñecas, sin réplica que sólo adornen y escuchen...

No sé tal vez me he ido por otro lado en el comentario pero es lo que me ha inspirado :)

Besos abisales

Marite Alarcón dijo...

Cada vez que te leo, me dejas sin aliento...

La Maquinista Yey★ dijo...

No sé porque pero entrar en tu blog me reconforta... no paso por buenos momentos, pero siempre es un gusto leerte!

Abrazo bella Jo!

Juanjo dijo...

Que bien escribes linda
Sabes? A veces me he sentido identificado con ese personaje....me da la impresion de estar perdiendo tambien el interes en todos los demas
Besazos guapa

raindrop dijo...

Se va a montar una vida de silencios y monólogos. Pero si es lo que quiere...
^^

besos

Sabina dijo...

lo soñé. Y ERA mi muñeca de la infancia y también era yo.
Lindo tu texto

la mis dijo...

Sera qué, ¿de tan aparatosas y diversas nadie se atreve a escoger sólo una?

Me quedo con la duda, y al mismo tiempo el miedo...

Abrazos.

Sergio DS dijo...

Las posibilidades de la esquizofrenia o la soledad son infinitas.

basilio dijo...

Pasaba por aquí como Pedro Guerra y no pude resistir dejar mi comentario, además yo tambien me llamo Basilio.
Los libros esconden historias inconfesables, relatos, asesinatos, infidelidades, etc
Miles de autores compiten por hacerse un hueco en ésta espera literaria, unos con éxito y otros sin el. Cuando llevas un libro en la mano es como llevar al autor en brazos, y no creas porque hay autores que pesan más de 90 Kgs.
La verdad hay una muñeca en ese escaparate que me ha llamado mucho la atención. tiene rizos negros alborotados. Intenta pasar desapercibida entre las demás pero sus ojos brillan demasiado y la delatan. Quizás su timidez o su inseguridad hace que no se atreva a levantar la mano para decirme:
.Heeyyy estoy aqui.
De cualquier forma yo la dije desde el otro lado:
-Pasaba por aqui porque no puedo dormir.

Jo dijo...

Feliz Cumpleaños Bas!... y gracias todos los que pasan por aqui!

:)

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog