febrero 15, 2011

Puesta en Escena

febrero 15, 2011


Atiborrada y a tope más que un combo de palomas bien servido,  logré colarme en la sala de cine para ver The Black Swan, las butacas estaban repletas y es ahí dónde con un movimiento de cámara un poco violento ajustado a los pasos y recorridos Natalie Portman nos lleva a adentrarnos al mundo del ballet clásico, donde interpreta a Nina Sayers, una aspirante a bailarina profesional que realiza su mayor logro al ser elegida para estelarizar el lago de los cisnes.   Nina es una estrella de la danza que se ve envuelta en una situación competitiva al principio en lo que parece una sana rivalidad y que después bordeará los límites de la locura con su Doppelgänger

el entorno deja de lado los encuadres completos de los distintos escenarios, es un drama que deriva en thriller psicológico Y de pronto uno es consciente  de la psique femenina, de lo tonta que uno  es o como juega la inseguridad en nosotros.

Pasados días el Cómplice creía yo era seducido por una chica que había conocido y toda absurda, frágil e insegura renunciaba a luchar sin dignidad ni gracia con mi autoestima un tanto maltrecha y percudida.   La astucia y la sensualidad de alguien que siendo otra y no precisamente parecida a ti, podría dejarte fuera de combate por su habilidades de seducción.   Una reyna Cisne de plumaje azabache.

A veces sería necesario ajustarse al primer rol dulce y modoso perfectamente, pero yo ajusto a lo ezquizofrénico a veces, lo antagónico  surge al chocar con uno mismo, es en muchos modos la exploración del ego y una especie de atracción y repulsión al mismo tiempo de nosotros.  Las murallas que uno se impone y con las que chocas  y que imaginas tiene la personificación de quien crees es tu rival,  llevando siempre los deseos más mundanos a los extremos.

Mientras 2 personas amplian su antagonismo en medio de situaciones un tanto confusas y turbulentas, a veces yo comencé a ponerme en contacto con mi lado oscuro,  con una imprudencia tal que eso destruye... uno es enemigo de si mismo con esos efectos que provoca la inseguridad, las manías, las cosas vividas, el gustar o estar por encima de las exigencias personales o el sueño frustrado de alguien.

El movimiento de cámara me mareo un poco en Black Swan  tanto,  como te puede marear el amor,    esa presión inflingida de el entrenamiento que agota físicamente,  anudado a una vida sometida con estigmas, alucinaciones y experiencias tan banales y contrastantes como la decoración de un cuarto lleno de peluches y cortinas rosas. 

Saliendo de ahí e instalada después de un día un tanto raro y atascado de melcocha he de decir que apareció el cómplice,  no hay ningún Cisne negro que trate de seducirlo por mucho,  ni siquiera hechizeros seductores que en el trance aparecieron mientras me sentí yo caminando fuera y "a salvo" del carrusel con los piesitos en tierra,  no parece una casualidad aderezada con cliché, ni fué San Valentín.  Pensaba entre los diálogos, maravillosos,  que cuando uno toca un sueño y lo vive, no tiene porque tirarse al vacío o renunciar a él ni tampoco acabar hecha añicos.  Lo seguí echándo de menos  y no puedo llamarle a la labor perseverancia de Bailarina




15 solo lo soñaron:

Jo dijo...

y si no fuera por dos incidentes donde nunca falta el típico impertinente que lleva a su bebé o habla con altavoz en el móvil en el cine todo hubiera estado perfecto como la puesta en escena poderosa y magnifica del lago de los cisnes en Black Swan.
de algún modo no estuvimos separados solo "sufriendo" por nuestro lado y la Reyna esa se ha quedado sin nadie a quien poner en el trono.

Gus Zuppa dijo...

Lamentablemente es asi... Uno se convierte en enemigo propio cuando la psique ataca y cuando eso pasa a veces el daño es irremediable...

Finalmente te has dado cuenta y tienes la medicina en tus manos...

Y me gusta mas pensar que eres el cisne blanco, ese que domina el lago, pero que lo logró a base de dominar sus miedos...

Un abrazo enorme cisne Jo!!!

Jahi´id Cussin dijo...

Una excelente reseña, me deja con ganas de ir al cine a ver la pelicula, espero que con buena compañia y lejos de esa clase de personas indeseables que comentas.

Me gusta la reflecciòn que haces, y si, es muy usual ese tipo de psicosis, el "I aganist I" del que hablan ciertos escritores como Neil Gaiman.

Todos tenmos un limite que parece inalcanzable dentro de nuestras limitaciones, pero solamente una persona se interpone entre lo que somos y lo que podemos ser: nosotros mismos.

Un beso, Jo. Espero que reabras tu Twitter pronto.

-J.C.-

Addiction dijo...

Antagónica tú?

ѕocιaѕ dijo...

Oh lo pones de una forma tan, tan no se tan tuya que si de por si muero por ver esa pelicula ahora más. No tuviste pesadillas muchos dicen que las tienen.
Saludotes Black Jolie xD

€$T0P€$ dijo...

Me encantó la película desde que la vi...no aguantaba q la estrenarán tan después aquí, así q la vi antes.

Poor swan...

DvD dijo...

Esta reseña mola. Creo que iré a ver Black Swan jajaja.




Saludos

LAGARTO dijo...

afortunadamente cuando la vi no hubo inconvenientes,l pero nunca falta el pende@ en el cine

Nobody Dotcom dijo...

En la vida así como la alegría es al dolor, a veces uno vive como víctima y otras muchas tantas como victimario... ni como negarlo...

Simbad de la Porra dijo...

veremos la pelicula.

la MaLquEridA dijo...

Ya la vi y me parece normal, quizás porque he dejado de lado la sensibilidad para adentrarme en un mundo real donde no existen cisnes negros ni blancos porque se han extinguido en su mar de dudas amorosas y en sus espejos de bondad.

BEATRIZ dijo...

Espero verla...no me atraía mucho de principio por el título, pero si tiene buenos dialogos y bien producida y actuada...entiendo porqué ha estado tan nominada.
Abrazo.

la mis dijo...

me voy a saltar tu entrada, no la leeré, porque en mi ranch aún no llega la película y no quiero reseñas, ni buenas, ni malas, ni nada.... ya te comentaré. La música de fondo, sin embargo, me alteró los nervios.

Kyuuketsuki dijo...

Y yo sigo sin ver Black Swan. Lo bueno es que tu post fue totalmente libre de spoilers. Quiero ir a marearme al cine.

DIANA dijo...

Querida Jo...

Esta película me ha dejado una marejada de sensaciones,la vi hace dias y aun tengo presente la mirada y gestos de Nina...
Lo que tanto ansias te puede llevar a la muerte...tiene caso eso??

Besos!

Diana

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog