junio 09, 2010

Con la Punta de los Dedos

junio 09, 2010
La corva de su nariz la roza en cuánto se acerca, sus labios se fruncen simulando un beso que se tiñe de nerviosismo y poca destreza al principio. Enseguida ella se retira hasta que él ha de inmovilizarle la cabeza apretando suavemente sus rizos entre la nuca con sus manos grandes y blancas.

la atrae hacia él y con sólo mirarla intenta tranquilizarla.  El huele a vino  y maderas, sus manos  tiemblan,  las rodillas de ella también. Cuando levantan la mirada están de cara, se distinguen la inclinación de sus frentes, las ligeras marcas en la comisura de los labios, su mirada silente y penetrante. Sienten nervios, un poco de miedo pero no se apartan.

El toca su cabello y desprende una orquilla que lo sostiene, tal cuál lo soñó al mirarla llegar, en plena modorra ella apenas se percató que él ya estaba esperándola con un aire infantil como con ansía de quién espera una sorpresa anunciada,  tuvo que tallarse los ojos para no plantearse de nuevo que soñaba.

En que momento uno cayó enfrente del otro desde tan lejos, no lo saben... tan distintos, tan dispares en creencias, latitudes,  estaturas, en acentos, para cuando se amoldan bien sus manos a la cadera , ella retrocede a través del lecho sobre manos y rodillas.   Sonrie nerviosa y se comporta como una niña al lado de él,  aunque su edad es ya de una mujer.   Las plantas de sus pies arrugan la colcha, hacen de ésta un montón informe. La noche se ralentiza por un rato se adentra tibia,  asomándose por un resquicio del alféizar un cuernito de luna,  el cambio climático no respeta coordenadas en el globo terraqueo ni en esta historia.

El comienza a hablar y por el mentón se le escurre un poco de vino que se desliza por el cuello y el pecho ella lo jala hacia su cuerpo sonriendo frente a la persiana y se abrazan.  Ambos vuelven a alinear sus manos, pegan sus cuerpos y al sonreir sin parpadear, no quieren despertar ...

18 solo lo soñaron:

Jo dijo...

Un día, le pediría que se sentara aquí, delante de mí, si no es molestia. Un día, le diría todo esto que usted ya sabe: Le diría que, parecen perdurables cada uno de sus gestos, armoniosos, salvajes, duros y que no olvido su sonrisa

Bruja Bonita* dijo...

Hola:

Jo y copiandote un poco...

Yo... un dia le diria que aunque sea por UNIKKKA VEZ ME HICIERA EL AMOR COMO JAMAS SE LO HA HECHO A NINGUNA MUJER... Si, eso le diria YO al AMore Mio.

Me gusto esta entrada, HARTO, MUCHO, UN CHIN....O y con esa musica pues MAXXX.

Besos Brujos*

DIANA dijo...

Querida Jo...

Caray, hasta me hiciste pensar que has adivinado una de las noches que he pasado ultimamente...
Que buena descripción has hecho de esos momentos perdurables cuando uno alinea las manos y la piel...

besos

€$T0P€$ dijo...

Ash, ¿dónde compro esa historia para que sea realidad?

marichuy dijo...

Se me antojó ese aroma mezcla de maderas y vino (casi tan seductora como la de habanos y cognac), de preferencia en una noche tirando a fresca. Rico relato.

Omar Franco Pérez dijo...

Sólo puedo decirte que estoy encantado por leerte. De verdad, gracias por compartir esto con nosotros.

Un beso enorme!

La Balada Despeinada dijo...

wow que relatooo!

Rojo... dijo...

Hola Jo

Moviste fibras sensibles y eso me encanto, me gusto mucho tu relato.

Saludos

la MaLquEridA dijo...

Buen relato, habría que preguntarse porqué no le pides que esté contigo, si es que entendí bien.

Dean dijo...

Desde luego que nadie querría despertar de un delicioso sueño como el que nos describes, todos quisieramos una noche eterna en esas circunstancias.
Un saludo.

la mis dijo...

y sin más... me voy a buscar mis propios sueños rojos y llenos de intención!! saludines.

El hombre del traje gris dijo...

échenles agua!

BEATRIZ dijo...

Está dicho Jo. Hay veces que sólo hace falta insinuar entre líneas, la historia se dibuja con los cuerpos o la punta de los dedos, ésto último es sútil.


Abrazo.

basilio dijo...

... y si fuera él.
Me muero por estar en su lugar, manos blancas, dulce sonrisa.
... y si fuera yo el que se desliza por esas sábanas blancas repasando curvas prohibidas.
... y si fuera yo

Kyuuketsuki dijo...

Me encantó. Me encantó. Es que ando... con ese humor y esas ganas particulares de ya-sabe-usted-que.

Kiddo dijo...

Jolie.

Espero no te moleste que aplique la de ¿cuándo desperto donde tenía la mano?

Andas inspired mujer.

Un gran abrazo.

reminiscencias, fragmentos... recuerdos dijo...

esa imaginacion te causara problemas, casi siempre es mejor que la realidad.

sinbalas dijo...

Jolie, que novela de amor tan gusto a poco, tu forma de expresar una relación de pareja seduce a cualquiera, con solo mirar la foto tan bien escogida demuestra tu calidad de expresión , un beso de un veterano del amor, sinBalas

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog