abril 17, 2008

Pub bar

abril 17, 2008




En un bar adonde nunca fuimos senté nuestro recuerdo yo jamás entré allí no bebí su humedad no escribí su silencio
No creo que lo hayas visto tu tampoco sólo me pareció un buen lugar -marrón y sombrío-para dejar el recuerdo
se trata nada menos que de mi amor por ti, ese amor que se apoderó de mí en el instante en que mis ojos te vieron, o más bien, que reconocí cuando te reconocí a ti
se que tu no necesitas a nadie dificilmente podrías dejar de vivir sin alguien en cambio, a mi me cuesta

no se si para mi allá adelante exista alguien mas, seguro tu ya la tienes, nunca conseguir a alguien te fue difícil
cuando pase por allí, tratare de no pensarte aunque no estoy segura si entrare por sucumbir a la idea de que tu recuerdo me hable, seguramente las palpitaciones de mi corazón enjaulado y el estremecimiento de mis nervios son lo contrario de un incidente, y el amor es él evidentemente
el que me ha conducido a este lugar....





Miro a toda esta gente desde el punto focal en el que me encuentro, en perspectiva las risas, el alcohol, las miradas, el aire, las luces vacilantes, la música; Hay dos o tres personas puestas estratégicamente para que hagan juego con la simetría de la barra. Afuera dos o tres llenan de humo las aceras. El cortejo es delicioso en los ambientes nocturnos aunque a veces el juego es "amargo"

Cierro los ojos e intento concentrarme en los sonidos de la música sintetizados como si fuera una cebolla que con cada capa voy descubriendo. No quiero llorar ahora, hago ascender la música a través de mis venas, mis capilares, las arterias, recorrer mi cuerpo mezclada con mi linfa y mi sangre. Ascender hacia mi cabeza e inhundarme por completo, con los sonidos mientras en la boca contengo el sorbo de vino que sostengo y palpo con mi lengua. La música se traduce en imagenes (algunas son crueles, otras vagas y otras tantas de las que no quiero acordarme a veces parece que todo se revira en mi contra cuando menos quiero recordarte) sonidos, palabras, momentos.

Vuelve a ascender la música intentando anular por completo mi voluntad. Me imagino esa masa de recuerdos agolpada llena de colores brillantes clasificados, ondeando el ritmo de mil tambores y de pronto volteo desde esa terraza y ha comenzado a llover incesante, parece que tendré que quedarme un poco mas sin parpadear me fijo que abajo corre la gente presurosa , tratando de refugiarse y curiosamente se instala en el bar. apresuro mi copa.

Recuerdo que mi abuelo me dijo a los 15 años que si quería conocer a un hombre de verdad, convenía emborracharlo sobra decir que mi abuelo era un sabio pero sinceramente nunca comprendi muy bien porque semejante consejo, habrá referido a otra clase de copas? pienso que la pasión sin la razón y el equilibrio personal puede llegar a ser un desastre.
surge de la nada mi conciencia,me tironean de un costado... alguien me mando un ramito con flores, pero no veo a quien agradecerle el detalle... el reloj marca 17 minutos exactos para la hora ...ya debería partir, hago una seña y enseguida me traen la cuenta.

Me diluyo en música, me borro, me extiendo, me transformo, me vuelvo liquida, poliforma. De pronto llega un cambio radical de ritmo seguido de una secuencia prolongada que comienza lenta y va avanzando concienzudamente, retomando el ritmo acompasado con los latidos de mi corazón.

La lluvia cesa pero no completamente, tengo la costumbre de escribir siempre en cualquier parte y me guardo la nota de consumo en el bolsillo atiborrada de letras, dejo el resto del cambio en la charolita, me armo de valor y después de levantarme de la mesa hago un esfuerzo por no sentirme una nadadora contra corriente, tengo que cruzar mesas, botellas, vasos y gente voy empujando para liberar espacio y poder emerger a la superficie, en tres zancadas, marcial y solemne diviso la luz exterior, no me imagino este sitio en viernes...Creo que ahora si necesito respirar y de golpe siento la brisa con una ligera llovizna sobre mi cara.

Beberme una copa de vino en un bar, no ha sido tan mala idea, como es entre semana ni las moscas creí que entrarían, parece que debo revisar mis cálculos detenidamente la próxima vez. Notaba la ansiedad y mi nostalgia juntas desde la tarde y conforme iba ascendiendo el reloj, sentí que debía detenerme para refugiarme y mitigarlas. Me había sentido momentaneamente triste, observo ya cuando ha parado la lluvia y me he alejado de tumultos con focos palpitantes sobre ellos que aqui en la Ciudad con abril por la mitad, la noche es maravillosa.

Espero que algún sueño se cuele en mi cabeza, con las flores entre mis manos pienso que no hay como una buena terapia de infusión onírica, menos mal que mi tristeza no necesita de placebos caros o botellas de formulas mágicas.

20 solo lo soñaron:

Carolin dijo...

De vez en cuando la mente y nuestros sentimientos necesitan un paseo. Por eso es que la idea de salir en la semana a tomarse un café o una copa de vino es tan buena como aquellos recuerdos felices que en algún momento de nuestra vida disfrutamos.
Aquí las noches de abril también son espectaculares y más cuando la lluvia nos engalana con su agradable sonido.

Saludos Jolie

Lechus dijo...

Sin embargo siento que has disfrutado estos momentos, llenos de tú sabes qué tantos sentimientos y emociones, vagando como sombra entre cuerpos, estando contigo y para tí, de cierta forma filtrando o desintoxicándote entre las luces que de pronto nublan, y de pronto iluminan la lucidez que buscas, quizá, sin querer.
Saludos Jolie.

Lechus dijo...

Una duda, esa nueva foto no andaba en un concurso de fotografía en una escuela de España?, muy buena!

Flores Online dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Flores Online, I hope you enjoy. The address is http://flores-on-line.blogspot.com. A hug.

pez dijo...

concuerdo con que si quieres conocer a un hombre, necesitas emborracharlo

o darle poder

o poder y dinero

y ¿si uno quiere conocer a una mujer, qué hay que hacer?

white dijo...

Experiencia pura ,,tanto el vino como el ambiente representan algo de lo que a todos nos gusta probar un poco.

Adri dijo...

Buscar algo en un bar a media semana, solo encontraras a algún triste solitario, perdido en sus ideas, si acaso y ni eso...

Es dificil hallar, pero más dificil buscar.....

Saludos

Abraxas dijo...

Que interesante experiencia... creo que yo nunca lo he hecho.

Concuerdo con tu abuelo también.

Jane dijo...

Que padre ha de ser esa sensacion de entrar sola a un bar de musica tranqui y solo dejar que el tiempo pase bebiendo algo... nunca he echo eso, y al menos en este terruño no creo que se pueda, desventajas de vivir donde todos se conocen.

Sabias palabras de tu abuelo no cabe duda.
saluditos!!

El hombre del traje gris dijo...

mm seria bueno intentar que efecto hace en estos momentos en mi un poco de vino... en un bar si, en un antro... no gracias...
siempre voy solo a muchos lados pero a un bar nunca lo he intentado...

El hombre del traje gris dijo...

yo creo qeu lo de que si quieres conocer a un hombre, se refiere a que lo emborraches pa que enseñe el cobre, o como dicen por ahi el codigo postal...jaja

xavi dijo...

Hace muchos, muchos años una mujer me dijo que los hombres sólo decimos la verdad cuando estamos borrachos o lo que es lo mismo, para concocernos hay que emborracharnos.

Disiento totalmente.

un beso

basilio dijo...

Me han dicho que te vieron ayer tarde en el bar. Yo no lo pude creer dijera quien lo dijera, y fui corriendo a verte, corriendo con estas dos piernas para ver si era verdad que estabas con la botella. Mientras corria por las aceras pensaba: "No es posible que sea ella" Al llegar abri la puerta, y sin pensarlo dos veces, di dos pasos hacia el frente, y alargando el cuello entre la gente, alli te vi indiferente, con una copa en la mano como un torero valiente. Besos.

GABY dijo...

hasta parece que me refleje.....

me pregunto por que los abuelos siempre tienen la razón?


besitos!!!!!!!

W dijo...

Me gustó mucho este post !!!!!!

Yo, prefiero sentarme sola en un café.... (no sé por qué siempre he pensado que los Bares son muy fríos)....

Neto Citadino dijo...

La realidad de un hombre borracho, es que encontrarás a un hombre sincero.

Tu abuelo tiene razón.

JHON BRANDO dijo...

¿Sueles ser así de bohemia? interesante. Me identifico plenamente con lo de escribir en papelitos, hago lo mismo, no puedo salir a la calle sin mi bolígrafo y un par de papelillos para escribir en cualquier momento de lucidez que me brinde la mente, soy de la vieja escuela: papel y lápiz. Muy grata experiencia por lo que puedo deducir, nada más relajante e inspirador que un trago en solitario en un gris y lluvioso día entre semana, hoy es viernes, salud.

“BUENAS NOCHES, BUENA SUERTE”

Anónimo dijo...

...POS EL HOMBRE K NO CHUPA (ALCOHOL) NO ES HOMBRE...

jejejeje

SALU2 JOLIE FRESA...

Ruben Raffa dijo...

No esperes ver toda la escalera para dar tu próximo paso, se presiente que detrás de ti esta lo que buscas, sigue caminando ya te alcanzará

El hombre del traje gris dijo...

Pues yo no se si seras bohemia o no pero tienes una gran habilidad para expresarte.

Saludos

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog