mayo 24, 2018

Efemerideando

mayo 24, 2018

Un día como hoy, me fui de casa de mis padres para independizarme, las renuncias familiares pesaban, la libertad tiene precio y la soledad.
Tenía 24 años- recuerdo que una vez en ella, todo lo impregnaba en las cosas y en los estados de ánimo.
desde el aburrimiento hasta el silencio...

Hasta lo que uno se empeñaba en olvidar a fuerza de estar recordando; La tristeza, el sol, la desgana, el hambre y el calor venía a recordarte cada cosa la soledad
Hace mucho que estoy sola pero en esos años que estuve enfadada,pérdida,desencajada parece que me vino a hacer consciente de la soledad y siento que,buscada es lujo o una lija según la perspectiva; actúa como un túnel de lavado o un laberinto

Por cierto que, nunca pude terminar el laberinto de la soledad. Ya sé, Octavio Paz es universal pero no es para todo el mundo ...
Mucho menos Cien años de Soledad ese nunca pude terminarlo y que me perdone García Márquez, me aburrió y pues ni modo de aguantarse, si como la mitad de mi vida llevaba el drama, omo para que líteralmente me autoflagele soportando 100 dias mas

Ni tacones o eternamente bella ¿quién aguantaría?


8 solo lo soñaron:

Sara O. Durán dijo...

La independencia con su costo de soledad y su gran recompensa de autonomía y muchas cosas más.
Anisado saludo.

El collar de Hampstead dijo...

La soledad si es elegida...
Otras veces es dura,claro.

Qué cosas...a mí Cien años de soledad me abrió las puertas a otro universo de lectura que me fascinó.
Y es que si todos fuéramos iguales no habría sal.

Besos.

Zhura dijo...

Supongo que es como todo, cuando está impuesto pesa y mucho. Cuando es por elección se hace más llevadero o le encuentras más cosas buenas.

Ánimo si aún te sientes así.


Un beso!
https://similocuramedeja.blogspot.com.es/

Alfred dijo...

A cada uno le va de forma distinta o incluso diferente.
Pero 100 años lo leí de un tirón, eso sí, sin relectura posterior.
Besos.

Mi Álter Ego dijo...

Yo me independicé con 20 años y creo que no apunté la fecha en ningún lado. Tenía compañeras de piso, así que no notaba la soledad porque lo raro era estar sola en casa. Jajaja. Más adelante sí viví sola bastante tiempo y la verdad es que me encantaba. Por eso a veces todavía necesito que el churri se vaya unos días a casa de sus padres. Jajajaja. Besotes!!!

TORO SALVAJE dijo...

Pues yo con "Cien años de soledad" volví a nacer.
Descubrí el poder de la palabra y de la imaginación.
A mí me fascinó.

Cuando yo me independicé también descubrí otras cosas, je...

Besos.

Beauséant dijo...

me ha gustado la imagen del túnel de lavado convertido en un laberinto...

no te preocupes, cada libro tiene su lugar y su momento. Cien años de soledad en su momento me fascino. Un año antes, o después, lo mismo lo hubiese abandonado... Si llega, pues estupendo, ¿no?

Siciality dijo...

Sonrío signorina.
No creo que su soledad sea forzosa.
Pero a veces es necesaria para echar de menos o empezar de nuevo.
Beso
S

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog