febrero 20, 2018

Marquesina

febrero 20, 2018


-me aferré a tu cuerpo suave y cálido, quería que fueras mía otra vez- 


La sirenita de aquel establecimiento los miró alejarse de prisa, sin reparar en que podían obtener cuatro stars en lugar de una, como acotaba la promo de la vidriera de aquel café.

De la mano, iban con grandes zancadas (él) y como queriendo volar (ella)

Fueron besandose por cada semáforo, que encontraton, rumbo a un paraíso particular, no sabían que habrían de encontrar puertas transparentes y una escalinata tras cerrar la puerta.

Comenzaron amarse en silencio, bajo luces ámbar y sobre sábanas blancas.

Ese día como ir hacia Roma sin preguntas llegaron al Amor.




3 solo lo soñaron:

Mi Álter Ego dijo...

Qué bonitos esos sentimientos... aunque yo los suelo asociar siempre a una pareja que está empezando. Ya después se pierde un poco esa ansia desbocada por la otra persona. Al menos yo lo he vivido siempre así. Besotes!!!

Alfred dijo...

Bonito destino.

Sara O. Durán dijo...

El amor es una preciosidad.
Abrazo.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog