enero 27, 2016

Sin brillo de diamantes ni Distractores

enero 27, 2016
 




Yo creí que era un tanto mas invisible para algunas personas o mas que otras.  Incluso a  veces me gusta pasar desapercibida. Siempre con perfil bajo.

Ayer, inesperadamente alguien dijo - Usted es un diamante; por eso siempre  distrae,
encandila o  fascina de algun modo.   - Hace mucho tiempo no me habían dedicado un subidón ni algo tan maravilloso pero es que tenía llorera épica de susto y no se si eso que dijo fue solo consuelo.

Con ciertas palabras o gestos a veces  te devuelven el sitio del que crees haz sido expulsada y Revives.

El sábado pasado justo por la mañanita, Sin mas me eché a correr sin percatarme que traía las llaves del coche conmigo,  el pavor me hizo huir al momento de tener a un tipo moreno con barba cerrada y muy gordo como ropero amenazante con una fila de palabrotas salidas de su boca pidiendome el coche, para cuando he volteado hacia atrás, el tipo iba ya dándome alcanze con una  pistola en la mano.
 Reaccioné.
Le tiré las llaves en plan súplica repitiendo -toma, toma, toma!
Fue una estupidez pero no me di cuenta hasta que reaccioné que el cañón de la pistola daba justo en mi cabeza.
Quiero seguir siendo invisible, no había sentido tanto miedo desde hace mucho, pero eso si, creo que ni en mis mejores días de correr como posesa en la semana lo hice como ese día.

Después lo usual, los nervios. la anécdota, darle vueltas al asunto una y otra vez repasando -lo que hubiera hecho-   nunca logré acordarme de las placas y hasta mucho despues de hacer la denuncia. Un auto compacto por estos lares es usual te lo arrebaten, con suerte no lo hallarás donde lo dejaste estacionado, la de malas, alguien estará apuntandote con una pistola en la mano.

lo perdido, perdido. dice mi madre y decía mi abuela.

Cuando llegué a casa lloré y lloré como catarsis, luego me acordé que los asientos del ministerio público estaban tan mugrosos y percudidos que tenía ganas de tener un atomizador con cloro, ácido y pino para rociarlos.  Luego así de quisquillosa no me explico como puede uno descuidarse tanto;   entonces pienso que no busco nunca llamar la atención, ni usar nada como distractores, yo soy una cabra, un perro mojado, un diamante en bruto o las 3 cosas, sin embargo resulta que subestimas siempre a alguien que no tiene nada que perder y con el alma tan negra que te caza porque eres la mejor presa.



12 solo lo soñaron:

Liliana dijo...

UF cuánto lo siento JO.....no tiene nada que ver que llames la atención o no, creo yo, dicen que siempre debe uno estar alerta....eso dicen, no es lo mismo que te estés distraída a que estés consciente de lo que te rodea, pero ve tú a saber, realmente lo siento mucho.

Un abrazo ♥

Eme dijo...

Vaya un susto, Jo :( Lamento mucho que tuvieras que pasar por ello...
Te digo igual que Liliana, no se trata de llamar la atención o no, se trata de estar en el momento correcto en el lugar inadecuado y encontrarte con la persona equivocada.
Por lo demás, es un coche, un objeto reemplazable gracias al seguro u otros medios. Tu vida es lo único que importa.
Besos.

Celia Segui dijo...

Ostras qué horror debiste pasar! A mí una vez, en la plaza Mayor de Madrid me pusieron una navaja en el cuello. Fue horroroso, pero lo de la pistola debe de imponer mucho más. Uf, lo siento. SUpongo que tardarás un tiempo en recuperarte de un trauma así. Hay momentos muy peligrosos en la vida. Lo importante es que no te haya hecho nada.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Lo siento mucho Jo.
Joder, que fuerte....
Venga, ánimo.
Cuídate y protégete todo lo que puedas.

Besos preocupados.

El collar de Hampstead dijo...

Uffffffff Jo!
Es terrible....

Ese delincuente esperaba una presa y apareciste tú.
Ahora recuerdo tu comentario en mi blog sobre el coche...pero nunca pude imaginar esto...
Cuídate muchísimo.

Te mando un fuerte abrazo.

Chaly Vera dijo...

Un abrazo y un beso

Cristian Macias dijo...

que jodido Jo, espero lo logres asimilar con prontitud y que rehagas tu vida con la chispa que tenias, te mando un abrazo gigante y ojala el universo se encargue de que ese tipo pague por lo que hizo, quizás nunca lo veas pero eso es mejor porque no tendrás esa satisfacción de venganza... un abrazo gigante.

Rafa Hernández dijo...

Lo siento mucho, porque desde luego menudo trago. Trata de ir olvidándolo, porque si te rebanas la cabeza pensándolo, más te durará esa amarga experiencia.

Besos.

Mientras Leo dijo...

Qué terrible, Jo
No sabes cuantísimo lo siento...
Un abrazo enorme

Mi Álter Ego dijo...

Ay, qué miedo, Jo. Lo siento un montón... Lo importante es que tú estás bien. Un beso grande.

mikkonoss dijo...

Uh... que feo. Hace unos años me pasó lo mismo, pero yo, ese día, iba en moto.

Te mando muchos abrazos.

basilio dijo...

Dia para recordar el resto de tus días.
Siento la angustia que tuviste que pasar al ver al engendro sacar el arma y ponertela en la cabeza.
Sé que aunque eres inteligente ésto no es borrón y cuenta nueva.
Creo que vas a necesitar ayuda de un profesional Joi. Hazme caso, esas cicatrices mentales son dificiles de cerrar.
Te mando un abrazo fuerte y un beso.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog