octubre 21, 2015

Del Recetario

octubre 21, 2015
Guiso para fracasos emocionales.                              
Ingredientes que no deben faltar:  una pareja feliz, deudas, niños y opiniones varias.
                            La cocina no es más que transformación.
Se coge a una pareja feliz que se adora, que viven el uno para el otro y que están deseando irse a vivir juntos por el resto de sus días.
Aderezar con el frasco de deudas de por vida.
Mejor si tienen trabajos temporales, para que estén con el agua al cuello. Lo que les impedirá disfrutar de su juventud y de su amor.
Que lo poco que ganen sea para comer.
Regamos todo esto con unos cuantos chiquillos.
A fuego bien fuerte. Que él se dedique a trabajar como un poseso y ella a cuidar de los niños, y a olvidarse que antes de ser madre es persona.
No debe añadirse ningún tipo de sal, porque la sal supondría reirse y disfrutar de lo que les rodea, tener aficiones, y entonces el guiso no sería el deseado.
Tampoco debe llevar picante. El matrimonio acabará tan rendido después de lidiar con sus múltiples obligaciones que no quedará tiempo para la pareja.
De vez en cuando se remueve el guiso con las opiniones de la familia y los amigos, que no hacen más que empobrecer lo cocinado.
Y cuando ha pasado el suficiente tiempo a todo gas, de repente se retira la olla del fuego y voilá!, ya está todo quemado.

La pareja se mira y pregunta: -¿tú quién eres?
                 Y ahora, ¿quién arregla esto? ¿Ferrán Adriá o Chicote?

                                                                                   -La Perra Andaluza,  junio´13

12 solo lo soñaron:

Liliana dijo...

Ya desde el principio...."Se coge una pareja feliz..."!!!!!

Ya tu sabe, no????

jijijijiji

:D

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Creo que más difícil de la pareja feliz, cuando obra eso que llaman amor ciego, y lleva a emparejarse, y sin reatos; y vienen los hijos sin uno haber pensado en ellos, y se convierten en una carga, y aparecen las dificultades:se gana solo para comer, falta la recreación...boom¡ UN abrazo. Carlos

Rafa Hernández dijo...

Jajaja joder que imaginación eso es tener amplios conocimientos culinarios, ni el mejor de los chefs prepara semejante plato. Pero vamos ni esos tan famosos que mencionas al final. Yo creo que de esa guisa no se salva nadie, y todos acaban comidos, eso sí, previamente muy bien adobados. Vaya castaña con La Perra Andaluza, y esto no es un tentempié esto es un atracón y empacho en toda regla.

Abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Eso no lo arregla ni Dios....

Besos.

Chaly Vera dijo...

De que sive coger si al final el guiso se quema y no hay ya nada para "comer"

Sara O. Durán dijo...

Jajajaja... ¡no es pa' tanto!! ¿o sí?
Besos.

Mi Álter Ego dijo...

Ay, qué depresión... Jajajajaja. Besotes!!!!

alp dijo...

Me ha encantado la metáfora....a veces salado..otras dulce...un beso desde murcia...

El collar de Hampstead dijo...

Esa olla es pa tirar...

Besos

Amapola Azzul dijo...

Desde luego si se rcha ssl todo se estroperia.
Muy bueno.

Bs.

Sicilia dijo...

De vez en cuando siempre hay comida fuera de casa.
Quiero decir pinchitos, picoteo, alternar.
Uyyyyy esto se me está escapando de las manos...
Un Martini Beso
S

taty dijo...

No queda sino agarrar consejo, snif.

Besos!

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog