abril 23, 2015

Emergencias y Compañías

abril 23, 2015

Mirando mi anaquel personal y que recientemente me heredaron un cargamento de libros, creo que voy cayendo en cuenta que soy una persona repleta de seres imaginarios,entre la lucha entre el kitsch y el sentimiento.
El mundo personal de algunos autores, ya sea que escriban libros o hagan canciones terminan desembocando en alguna parte de sus renglones en algo tuyo, sobre todo cuando se trata de renuncias personales.

Los libros y la música sirven para muchas cosas, no nada mas los santos. (Disculpa San Jorge) inclusive para desahogarte y en una de esas, con un golpe de suerte,  hasta espantas algunos de tus demonios.

Siempre he dicho que  es bueno hacernos de un buen compañero emergente mientras pasas ese letargo en cama por la gripa,o antes y durante un viaje,  una espera desesperante si es que vas a una cita médica o tienes que recoger unos análisis y no hay nadie que te agarre la mano.

Un libro o  un gato.  Aunque analizando concienzudamente un gato no puedo llevarlo a todos lados.

Últimamente cuando me visto de librito soy Conolly, Pamuk o Asimov, Kundera, García Márquez, Keourac, Emilio Pacheco, Shakespeare, Angeles Mastretta, Austen y Plath.

 Los viajes en el tiempo, los libros o los gatos como escuderos emergentes, son una buena opción, menos mal que no estamos en la era del medioevo, porque seguramente si me refugiara en los monasterios ni mi propia contingencia de desterrarme del mundo daría para poner música aunque fuera sacra.

Siguen ganando los libros.

7 solo lo soñaron:

TORO SALVAJE dijo...

Los libros me han permitido vivir mil vidas.

Les estoy profundamente agradecido.

Besos.

Cristian Macias dijo...

quisiera culpar a la sociedad pero en verdad los libros son culpable de mi locura...

Un abrazo lleno de letras... sin sentido.

Cristian Macias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mi Álter Ego dijo...

Los libros siempre son una gran compañía. Aunque los gatos le andan a la zaga. Un besote!!!

jackie dijo...

A veces los libros son nuestros mejores amigos. Un abrazo.

Sara O. Durán dijo...

Haces bien y qué afortunada de recibir esa herencia.
Un beso y feliz fin de semana, con aroma de anís... Claro, en el caso de que te agrade, jajaja.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Todo lo que permiten los libros.
Te entiendo perfectamente, me pasa igual.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog