febrero 15, 2013

De Ausencias e Injusticias

febrero 15, 2013

Ellos Se meten en tu vida y le plantan cara a este tiempo triste y a este triste lugar que a veces es el Mundo

A veces me asustó su mirada, su sonrísa y su cabeza: llena de sueños sin filtros, ni metas, ni fecha de caducidad.  Sus tiernos brazos te partían en dos con un abrazo y peor aún  el-te quiero- salía de su pequeña garganta de 5 años sin ningúna razón, lo decía cada vez más porque sano era hosco y malhumorado.

Un buen día ese tumor cerebral hizo que se le perdiera la voz.

Los niños son tan transparentes que a veces algunas de sus palabras, te provocan muchas emociones, otras duelen. Sobretodo cuando tienen una enfermedad terminal están conscientes de todo y de lo que va a sucederles, menos de porque les está pasando...

Creo que todos los niños tienen àura azul elèctrico.  Todo lo tocan, lo chispean, lo convierten en infinitamente limpio. últimamente conozco a un puñado de esos locos bajitos, los veo todos los Viernes, en parte creo que es porque necesito ver el reflejo de alguien a quién yo perdí de esa edad y que murió de Cáncer. O no se si es una especie de reinvindicar la vida y hacer algo...

Varios de ellos me dedican su sonrisa mas sincera y a veces me dejan muda con sus argumentos,  apuestan por el mundo que gira a su alrededor.

Me he dado cuenta desde que estoy cerca conviviendo,  tienen una sola clase de sonrisa y todas te iluminan la vida.
Hay uno que llega todos los viernes a verme, me mira, me abraza o se sonrie, a veces tiene un pretexto para acercarse,  a veces ni uno sólo.  Llega y rompe con la tasa de tristeza obligatoria que a veces uno se carga gratuitamente y sin sentido....
Podría decirse que siempre me va ganando por Goleada

Hoy me enteré que él no tiene mamá.




8 solo lo soñaron:

Javier dijo...

Cada uno de ellos es parte de un mundo especial ;)

Sergio DS dijo...

Los niños me estremecen, algunas situaciones injustas que jamás debieran ocurrirles más.

BEATRIZ dijo...

HOLA JOE,

Ellos nos recuerdan que somos seres emocionales. A mí a veces se me olvida que son seres necesitados de muestras de cariño, tanto para recibir como para darlas.
Mi pequeño de cinco años me ha enternecido nuevamente, al perder su primer diente y ponerlo debajo de la almohada para que las hadas se lo lleven. Y cada vez que sonríe con esa ausencia de diente, me doy cuenta que no le importa para nada, nada le impide sonreír cuando así lo siente. Pero a mí esa sonrisa me llena de melancolía y gratitud.

Un abrazo :)

Balagar dijo...

Hay que ser muy fuerte y muy valiente para enfrentarse a ello cada viernes. Hay situaciones que no deberían producirse jamás; y la mayor de ellas es ciertamente ésa. Nada debería borrar la sonrisa de un niño; porque su alegría es lo que ilumina el mundo. Eres valiente y generosa. Toda mi energía te la envío en forma de un caluroso abrazo.

Juanjo dijo...

Una triste historia pero a la vez una bonita experiencia la que puedes vivir con ellos
Besos guapa

basilio dijo...

Esos enanos bajitos con su sonrisa, con su inocencia, indefensos a cualquier problema que pueda surgir son las personas que más amor encierran en su pequeño cuerpecito.
Solo con un abrazo de ellos y un beso de los que saben dar ellos yo ya daba por concluido el día y me podia ir a la cama felizmente

Marite Alarcón dijo...

Me dejaste con un nudito en la garganta y el corazón. Los niños son angelitos, no merecen sufrir...

mientrasleo dijo...

Jo, qué bonito... y que penita me ha dado.
No se si eres tú o me has pillado en un día plomizo... voy a releerte
Besos

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog