julio 31, 2012

Han y Yo

julio 31, 2012

Siempre imaginé que las princesas debían ser preciosas muchachitas que viven encerradas en un castillo. Siempre con un vestido elegante, tal vez con pelo de tirabuzones y grandes e inquietos ojos.  En el cuento siempre unas están esperando a que lleguen a despertarlas o rescatarlas ...


Antes de llegar a esa puerta pesada y apretar el botón de la especie de ascensor...caminó en zig zag por lo mismo de su costumbre por las circunstancias, la constante contradicción de no ir en linea recta. 
Muy sigilosa y al mismo tiempo confiada acercó su dedo al botón, se sonrió y el apareció ante ella, para cuando estuvieron a 3 cm de cara recordó que toda la galaxia había desaparecido.   En mi caso seguramente habría recordado que yo era miope y que me faltaban las gafas,  eso es tanto como un presagio tirado por los nervios,  seguro moriria de nervios, pensaría si luciría bien mi cabello o si mi vestido o traje no se vería arrugado.

Lo imprevisto y el pesimismo que siempre me llevo por el lado cómico a veces me hace dar traspiés pero es que la perfección no existe.


Yo siempre tengo a alguien que galopa dentro de mi corazón que no usa nave ni tiene un corcél blanco, él va en camioneta...  Leia dentro de su traje blanco me hace pensar que aunque son lindos, yo nunca he querido un vestido de novia.

Alzo el cuello tan alto, como si ya fuera imposible parecer más alta que con las zapatillas, el golpe de suerte es que en otras historias se te pierda para que él te encuentre.  Todo en ella es movimiento y cadencia aunque se sabe especial, ella actua simple, y no pasa desapercibida porque no es una chica cualquiera...

Cada mañana con el mejor semblante, arreglada, (dicen todo está en la actitud). salgo a enfrentar el mundo y siempre pienso que en las historietas de pocas páginas, uno siempre debe ir preparada para cuando llegue la oportunidad y se atraviese el telón. Ser vulnerable se presenta porque el mejor sueño o aventura sufre rasgaduras y cualquier criatura mortal lo padece.  Me pongo a escribir en un nuevo papel cada día, siempre finales y tramas distintos pero con los mismos protagonistas.

No hay tiempo de verificar si el sueño es real, olvidé pellizcarme. Bueno, lo evito no sé si ya desperté, me rio del trajecito raro que traia que se me veían hasta las amígdalas, no tengo galaxias que defender ni reino, soy tan simple y mortal, que uso el cabello suelto porque si me peino como leia me doleria la cabeza...
a veces trabajo y parezco esclava apenas caricatura o la sombra de una princesa pero, eso sí, creo que tendré que ir por mi Han para que no ande tan sólo, aunque no sé si somos la peor pareja del Universo.

9 solo lo soñaron:

Abismo dijo...

jAJAJA... no pienso pellizcarte princesa... no despiertes de ese sueño...

no existen pero una puede serlo cuando se lo proponga como tú dices, es importante la actitud

Besos abisales

Juanjo dijo...

oye,la de la foto eres tu?
Besazos guapa

aina dijo...

Al principio leí Han y yo (Anillo), pensé que era un juego de palabras. Qué sé yo...puede que se premonitorio, todas las princesas encuentran su príncipe.

Marite Alarcón dijo...

ME ENCANTÓ!!!!!!!!!!!!!!
Toda princesa tiene su Han, y todas en la tierra, somos princesas de un reino no conocido.

Beso!

Sergio DS dijo...

No hay más princesas que las Disney y menos príncipes azules salvo el de Beckelar.
Cuánto me gusta tu simple y normal mortalidad deambulando por el Universo.

[.Ła quε εscribε mεlaиcolías.] dijo...

No me gustan las princesas.. y ser una tampoco...

.. puede que ofenda suceptibilidades pero no es mi intención... es sólo que me aburren los vestidos de crinolina y las zapatillas de cristal >_<... jejee

es mejor ser una simple mortal con un Han de a mentiras pero de carne y hueso... =)

let_i dijo...

Pues no sé. A veces creo que sí existe y que es quien está a mi lado. A veces digo que no y que no me importa si no lo encuentro (aunque en el fondo sí). Pero mientras sean peras o manzanas a disfrutar el momento: príncipe, obrero, sapo, artísta, loquesea, lo bailado nadie nos lo quita.

basilio dijo...

Cuando menos te lo esperes aparecera alguien, que seguro no se parecera a ningún principe de cuento. Ira vestido con un mono manchado de grasa, o con manchas de pintura, o con traje y corbata, te sonreira o simplemente te tocara la cara para extenderte con el dedo indice la crema que no terminó de acoplarse en tu cara. Sera en un ascensor, o en el bus, o en un banca(se dice así?).
De cualquier forma tu soledad se va a terminar tarde o temprano, te lo digo yo que lo se todo.

marichuy dijo...

Mejor no te preguntes: dicen que los sueños duran mientras te los creas. Si de soñar se trata, nada de cuestionamientos racionales.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog