enero 15, 2008

Después del Bip.

enero 15, 2008

...y a la mañana siguiente, surgieron 6 mensajes uno tras otro con la misma melodia pero dispuesta en distintas partes

Este es mi contestador automático:

"Para herir, simplemente, marque 1.
Para contar mentiras que me crea, marque 2.
Para las confesiones trasnochadas, marque 4.
Para interpretaciones literarias producto del alcohol, marque 6.
Para poemas, marque almohadilla.
Para cortar definitivamente la comunicación, no marque nada,
pero tampoco cuelgue, titubee en el teléfono (a ser posible durante varios meses)
hasta que note que voy abandonando el aparato a intervalos de tiempo cada vez mas largos.
No desespere.
Aguante.
Espere a que sea yo la que se rinda.
Le evitará cualquier remordimiento.
Gracias."


Me pregunto quién será el llamador anónimo que sigue apareciendo en mi contestador cada tercer dia, antes ponía la canción de armstrong (a wonderful world) pero parece que ha cambiado la tonada a algo mas alegre

Sinceramente en ocasiones, dejo al contestador que haga el esfuerzo por mi y deje escuchar quien está del otro lado, si es que se atreve a hablarle a la máquina. Hubo una noche que no era tan considerado y toda su energía la empleo en llamar y colgar cada dos timbres, por supuesto no tenía el menor ánimo de entrar en el juego y dejé bajo el volúmen por si acaso en una de esas se animaba y se desenmascaraba por fin.


6 solo lo soñaron:

CK dijo...

Yo no podría hablar ni siquiera con tu contestador.

No tengo tu número

Fernando dijo...

Tampoco a mi me has dado el numero.
Por lo tanto no soy yo quien cuelga a los 2 timbrazos. Sospecho que en algunas de esas noches de sonambulismo...pasan tantas cosas y luego el sonambulo no se acuerda a quien le da el numero, pero juro que yo no he estado ahi...(aunque me gustaria)

Anónimo dijo...

Jolie, en vez de mensaje dejame tu número

Latamoderna dijo...

Jolie, linda... chale, sí, te he abandonado, he andado como loquita, pero aquí estoy, de vez en cuando me reporto, te leo y me río.
Tienes toda la razón, es que hablar con una contestadora (como le llamamos en México) muchas veces nos parece ridículo, como hablar con nadie. Pero son tan útiles, que cada día se hace menos extraño utilizarlas.

Oye... esa no me la sabía, ¿cómo que te dejan cancioncitas!!!? Qué bizarro... :)
¿Algún enamorado? AAAH, cuenta, cuenta.

Rubén dijo...

And I wonder if you even miss me.

Cake rules!!!!

Carolin dijo...

Oh Jolie pero que enamorado más tímido tienes, a ver si le das un poquito de confianza para que de plano hable sin temor jejejejeje

Me encantó el post y la verdad es que no es malo dejar mensajes.

Abrazos!

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog