febrero 15, 2018

Por la puerta Grande

febrero 15, 2018


Desde mi personal y particular punto de vista dejar un trabajo puede parecer una mala decisión en tiempos de crisis...

Podría quejarme de la crisis y aguantarme al mismo tiempo que dilapidar a muchas personas escribiendo por aquí junto con maldiciones, pero las venganzas no me salen y menos acostumbrarme y aguantarme. Durante 6 años entregué mucho de mi para hacer con gusto, mi función en donde estoy, durante algún tiempo pero desde que llegué, al ser mas joven con respecto a otras personas que ya se encontraban ahí desde hace no se cuántos años al  integrarme en un puesto de Dirección,a algunas no les agradó el cambio, y tuve que hacer uso del mindfulness para poder tolerarles envidias, comentarios mal intencionados, rencillas, malas actitudes, chismes y groserias.

Mis últimos meses en este lugar después de seis años dieron de si, para entender la trayectoria de su cultura , de su gente , sus vicios e identidad, honestamente necesito decir que como nunca lo había dicho antes, el ambiente siguió siendo tóxico y destructivo.

Supe que el momento de dejarlo fue, cuando me dí cuenta que no puedo ya acudir y ver ante mi  el liderazgo perdido de quien fundó el lugar, resignado o confundido siendo considerado y amable con algunos de su personal otorgando la facultad de hacer de sus vicios, unas mafias y complicidades impresionantes.
No concibo que puedan justificar lo mal hecho, ignorar lo que algunas personas no quieren hacer o perdonar lo que durante años ha funcionado así, por tradición o conveniencia dejando pisoteados valores compartidos o las metas y permitiendo intrigas y hasta dando por cierto que quien no se integra a ellos es uno en son de reproche.

Ese declive creo firmemente que en mi propia esencia representa la mas seria amenaza para mi supervivencia en ese sitio junto con mi entusiasmo. Si me quedo,  empezaré a tener cara de cartón corrugado y no quiero,  comenzaría a proferir maldiciones en contra de alguien nuevo que llegue con ideas frescas o buena actitud  contagiada por andar tomando cafecitos en la V.I.P Zona de Confort que bien acondicionada y hasta renovada con feng shui ya está


7 solo lo soñaron:

basilio dijo...

Siento mucho por lo que estas pasando Joi en esa situación tan desagradable. A veces pasa que si no te unes al enemigo estas perdida.
Pero si eres una persona integra en tus ideas y convinciones lo pasas mal al principio pero te curas en salud.

Mi Álter Ego dijo...

Las envidias son muy malas, guapa. Yo he tenido que sufrir unas cuantas (y eso que ni siquiera tenía un cargo de responsabilidad). A veces vale más tu propia tranquilidad que todo el oro del mundo. Mucha suerte, guapetona. Besotes!!

TORO SALVAJE dijo...

Por experiencia personal te digo que salgas de ahí antes de que te devore la mediocridad y te conviertan en un monstruo como ellos.

Besos.

Rafa Hernández dijo...

Hay mucho trepa y gente mala en los trabajos que se dedican a joder a los demás; lo siento.

Besos.

Alfred dijo...

Note dejes aniquilar.
Besos.

Liliana dijo...

Huye!!!

Te quieren devorar porque no soportan la juventud con sueños y ganas de hacer las cosas!!!

Suerte =)))

g dijo...

Opino como Liliana. La juventud y el entusiasmo, según dónde y según ante quién, es lo peor que se puede demostrar, y más si el lugar está viciado y corrompido.
Si te lo puedes permitir, vete en cuanto puedas.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog