agosto 28, 2016

Efemérides Patriarcales

agosto 28, 2016

                                 


Hace unos días soñaba que abrazaba a mi papá, por desgracia era un sueño, que duró muy poquito, sin embargo aún resuena esa canción en mi cabeza y reluciente su esmoquin.

La verdad es que nunca puedo dormir durante el día por mucho sueño que tenga o haya estado desvelada, creo que nunca he roto el enigma cuando me atacaba la modorra de niña o era domingo y mi Padre tenía la manía de decirnos que era inútil dormir tarde aún en días feriados obligándonos a levantarnos, aunque  después nos viera tirados en el sofá a mis hermanos viendo TV en la salita.

La infancia es el tiempo de certezas en que nuestros padres -lo que dicen o nos hacen hacer- constituyen un canon indiscutible

Yo mientras más dormía, seguía teniendo sueño en vez de colmarlo y siempre pensé que mi padre era como Napoleón o vigía, medio tirano en términos del sueño. Luego, ese pensamiento se arraigaba profundamente dentro de mi cuando miraba a la gente dormitar en el transporte  o argumentaba que tomarían una siesta.  He tenido estos últimos días entre que uno se la mal pasa entre dormir y comer, en pésimas condiciones y cuando al fín lo logras uno quiere aferrarse a algo agradable aunque la almohada no sea de plumas, lo malo es que no sé porqué ultimamente cuando comienzo a agarrarle el gusto decide morfeo no quedarse conmigo...


Hoy es pleno domingo un día propio para aprovechar y dormir pero me he despertado justo para acordarme de mi padre y no por su argumento de que dormir es una pérdida de tiempo, sino que irónicamente, un día como hoy justo en el día de su santo, se quedó en el sueño...

My girl

11 solo lo soñaron

agosto 15, 2016

Conjuro

agosto 15, 2016

Vivir, Lesbia, y amar

Los chismes de los viejos amargados, nos tienen que importar menos que nada. Puede ponerse el sol, salir de nuevo, pero la breve luz de nuestros días una vez que se apague, será noche que habremos de dormir interminable.

Dame mil besos ya, dame cien luego,
y más tarde otros mil y una centena mas. Mil más y cien más, todos seguidos.

Y al fin, cuando sumemos muchos miles, los desordenaremos.

Ni siquiera nosotros lo sepamos.
 Que no pueda un envidioso echarnos mal de ojo
si conoce el mal de nuestros besos


Alguien logró calumniar suficiente. Hasta hoy lo supe




12 solo lo soñaron

agosto 09, 2016

Inauguración de Temporada

agosto 09, 2016


“Te lo pido Santa Elena, que la comida me quede buena”
“San Efrén, que me salga todo bien”
“Santa Ada, que no dejen nada”
“Santa Leonor, que tenga buen sabor”
“Santa Eloísa, que se haga todo de prisa”
“Virgen de los Dolores; que tenga buenos olores”
“San Benito, que salga bien el pozolito”
“San Simón, no se te olvide el  limón”
“Santa Teresa, que esté todo listo en la mesa”
“Santa Rosa, que la salsa no quede picosa”
“Santa Tomasa, que me salga bien la masa”
“San Federico que me quede rico”
“San Mateo que no sepa feo”
“San Marcial que no se me pase de sal”
“San Sansón que todo quede sabrosón”
" San Pascual bailón, dame tu sazón y yo te bailo un danzón"

Chiles en Nogada

10 solo lo soñaron

agosto 05, 2016

La Marilyn de todos, la Marilyn de Siempre

agosto 05, 2016
Para Celia, mi marilyn.



Ella era insegura, depresiva, ingenua, soñadora... también sensible, ambiciosa, impaciente, rebelde y atrabiliaria. Él era un célebre intelectual, contestatario, creador de escenarios, maduro, sereno y con experiencia como del padre, del maestro y el amante perfectos

Los espíritus frágiles buscan siempre un asidero para no flotar a la deriva pero ella siempre fue vulnerable a pesar del abrazo protector de él. Pasaron un tiempo largo entre reflectores, fama, tertulias con caras y plumas conocidas y la objetividad de él que era insobornable, a lo que ella respondia con el distanciamiento.

Ella parecía una criatura agotada que lucha con algún demonio. Tan dual entre lo vulgar y la sofisticación. 

 Sólo parecía ver que los demás la habían castigado y traicionado, como si se limitase a ser una simple espectadora de su propia vida, lo irónico era, que el sospechaba que lo sabía pero se había aferrado a la idea de que se trataba de una inocente perseguida, porque no podía admitir su anterior situación existencial,  deseaba salvarla de ella en vez de aceptarla como suya...

Caminando bajo el inextinguible sol californiano, ella le sugirió que entráran a una librería para adquirir La muerte de un viajante.  Complacido por el inusitado interés de esa niña–mujer por leer, accedió a la petición y, mientras recorrían los pasillos, advirtió un grotesco detalle: desde una esquina del local, un hombre asiático se masturbaba por encima del pantalón, sin quitar los ojos de su acompañante. (no está de sobra decir que aquella tarde, ella no lucía un escote ni llevaba una falda ceñida a las caderas y muslos, sino que vestía como cualquier clasemediera:  su impoluta, perfecta anatomía, irradiaba sexualidad espontáneamente).     Por fortuna, ella no se percató de la bajeza y, como una especie de disculpa por el terrible agravio, él le compró, también algunos libros de poesía: Robert Frost, Walt Whitman y e.e. Cummings

Después de curiosas anécdotas encantadoras como esa, La separación fue necesaria.   Ya lejos de ella, él seguiría evocando la magnética sombra de una mujer que despertaba un deseo indomable donde quiera que llegase, incluso en el polvoriento ambiente de una librería...
Esa librería, el obsceno fisgón, el ejemplar de La muerte de un viajante, la poesía, la vivacidad y el alborozo de la lectura, fueron las semillas de la compleja relación entre Henry Miller y Marilyn Monroe.


9 solo lo soñaron

agosto 01, 2016

Sincronicidad

agosto 01, 2016



Cuando veas un rayo de sol distinto del resto, que se retuerce por entre tu persiana de la habitación, cuando se pose para acariciar alguna parte de tu cuerpo o simplemente se cuele y roze tus manos que me encantan, piensa en mi.

Piensa en mi cuando acaso veas la lluvia torrencial que parece el sonido de un aplauso cuando tu yendo a casa, yo voy a la mia bajo su manto sin un paragúas.   Apenas mansa es perceptible por los poros, pero te hace correr después de una parada técnica yendo al supermercado por tu pasta de dientes y mientras te escucho afable y con tu voz alegre estás diciendo que te guardas el teléfono, mientras corres y hago como que estoy ahí bromeando que termino mareada y despeinada dentro de tu bolsillo.

Piensa en mi cuando percibas ese olor a tierra mojada, escuches una buena canción donde el cantante sea de tu edad aunque se vea mas acabado que sus discos. Piensa en mi un poco, quizá así no estamos tan lejos, quizá es que no lo estamos pues la misma rutina nos hace escuchar alguna cosa, saber las manias y deseos del otro junto con el desencanto que produce la distancia, cuando por momentos nos hemos olvidado de que existe.

promulgamos cosas hasta que lo recordamos pero siempre vuelvo y pienso en ti, aunque haya un murmullo de gente rodeandome y que sé que puedo asomarme detrás del telón donde tu estás ahi, con tus ojos cafés sonriendo.

sólo tu y yo reímos, nos abrazamos o nos extrañamos delante de todos y nadie parece percatarse.

No estaremos tan lejos el uno del otro,  si vez acaso algo tan inalcanzable como un pájaro surcando el cielo o un avión enorme que va hacia el este. seguramente yo estaré haciendo lo mismo, pensando en ti mirando hacia el sur.

8 solo lo soñaron

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog