septiembre 16, 2016

Trascender

septiembre 16, 2016

Últimamente pierdo aretes y hasta zapatos debajo del umbral oscuro de mi cama y ni la yoga me motiva para poder rescatarlos sino momentos antes de necesitarles y acordarme que están ahí.

En el ordenador sufres mas por  los escritos, las Confesiones, dolores posteados , fotos, notas sueltas si pierdes el pasword.  Al final, quizá algo asi puedes lamentar perderlo pero no trasciende.

Parece mucho mas privado el cepillo de dientes que el abrigo y mas privado éste que nuestro reloj.
Alguien podría pelear seguramente el abrigo o el reloj si nos morimos pero nadie el cepillo de dientes.
La vida de pronto nos lleva por caminos en que tienes que hacerte responsable de ti, nadie está ya pendiente de tus dientes y ahora es el tiempo el que te come. Te muestra que es tiempo ahora de apreciar otras cosas menos frívolas, acompañar, contener, proteger.

Estos días anduve siendo una buena hija y aunque no me molesta entre bromas le decía a mi hermana que ser bueno, un poco si que aburre. La verdad es que evado cosas, por puro miedo y al final es la vida la que te viene a poner en el centro de la acción para probar no precisamente tu bondad.

De instrumentos de tortura ya he hablado, pareciera un trance ese sencillo un chequeo médico  y organizas todo,  incluso viendo opciones, como si se tratara de un tiempo compartido de vacaciones
 Mi madre, seguro tuvo que hacer lo mismo por mi cuando tenía que escogerme un colegio, seguramente,  sintió la misma carga esa de leer indicaciones frente a mi o mis hermanos rumbo a la nueva experiencia,  hoy me concierne controlar hasta los músculos de la cara para no trasmitirle que tu también hoy tienes miedo de lo que viene aunque el proceso esta vez no sea para ti

Por mi puedo seguir perdiendo aretes o zapatos las cosas materiales sinceramente nunca han sido algo importante, solo el dinero tan necesario para poder pagar por ella todo lo que ya hizo por ti.   Asumes la responsiva como cuando ella lo hizo toda tu vida. De pronto te das cuenta que perder a alguien tan importante es parte de tu trascendencia

12 solo lo soñaron:

Liliana dijo...

Es ley de vida, pero no por eso menos difícil....

Un abrazo Jo

Celia Segui dijo...

La vida siempre hace lo que le da la gana por mucho que nos empeñemos en llevar el control.
Besos, Jo.

TORO SALVAJE dijo...

Cuando murió mi madre yo morí también.
Todo cambió.
Irreversiblemente.

Ojalá la tuya viva muchos años.

Besos.

Alfred dijo...

La vida y la muerte están siempre juntas, forman parte de nuestro entorno, dándole la trascendencia que ello implica a todos nuestros actos.

El collar de Hampstead dijo...

Qué decir...un fuerte abrazo,Jo.

Chaly Vera dijo...

La muerte convive con uno desde el momento que nacemos. es la amiga que de la mano nos lleva hasta el final de nuestros días.

Besos

Sara O. Durán dijo...

Pierde lo que sea, menos a los tuyos...Que eso sí es llevar mucho sufrimiento a cuestas por siempre. Un poquito de orden con tus cosillas, no estaría mal también, jajaja.

Mientras Leo dijo...

Hay cosas mucho más importantes que todas nuestras posesiones juntas.
Besos

Amapolita Azzulita dijo...

Perder a alguien importante sí es trascendente.

Un abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La vida tiene muchas caras. Y, en ella nos comportamos según las circunstancias, la mayor de las veces; con una deontología liviana, pero al fin agarrados al deber.Las responsabilidades, van surgiendo, y se asumen, como el hecho de casarse y enfrentarse al problema de los hijos. Difícil decir que se casa para tener hijos. Ellos llegan, pero uno se adhiere al matrimonio, más por el afecto y el amor de la pareja, que es la que uno necesita, y vienen los hijos, quizás por accidente, y surge la responsabilidad, heredada culturalmente de los padres, de asistir a los hijos. Aunque es innegable, que se tiene amor por ellos, como por los padres, para asistirlos, pero uno no se prepara para responsabilidades familiares, ellas llegan y uno las introyecta...UN abrazo. Carlos

g dijo...

Diste con la clave Jo, esa pérdida es la única que trasciende o transcenderá

Holden dijo...

Yo últimamente he perdido cosas de poca importancia pero muy fastidiosas como por ejemplo el cargador del móvil para el mechero del coche. Es lo que tiene no llevar aretes :D

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog