septiembre 10, 2016

Someday

septiembre 10, 2016

                                          

La pizca de vanidad en el arrebato, cuando hay días en que escucho canciones y me creo que hablan de mi.

Ha sido 1 semana extraña, que es una desgracia que injustamente la etiquete así,por culpa de un solo día.  y aún tan virtual me parece el mundo mucho más honesto cuando alguien que te lee, te escribe y te viene a visitar aunque uno haya dejado de escribir por lapsos largos y prolongados.

Hoy todo se acumula, y aunque suene muy ridiculo parece que voy caminando ahí con una nube negra encima.  Una cosa va bien cuando dos se descomponen pero quien no querría hacer una serie de mi vida. 

Literalmente, hasta el clima se confabula cuando se vuelve una primavera invernal o lluviosa de un día para otro. Ultimamente lo unico que me hace ilusión es llegar a mi casa y cocinar o quizá escaparme a el campo, o bañarme con agua calientita. Ayer nada mas salí de una ducha y estaba esperandome Clooney en la tele.

No lo había dicho hasta hace unos días y ahora lo registro -Creo que empiezo a sentirme infeliz donde estoy trabajando- quizá es tiempo de cambiar o ver otros horizontes. Para eso tengo que concretar un proyecto o dos y claro, dejar que pase por lo menos un año porque no puedo darme el lujo de abandonarlo todo.  Inclusive que, no es que sea un drama, tener que ajustarme a las normas que, por ende exige que tenga que ser moderada sin aspavientos para no andar aventando sombrerazos.

Mal les iría a varios si fuera un sombrero charro el que trajera en la mano.





15 solo lo soñaron:

Alfred dijo...

Sin dejar de dar sombrerazos, puedes buscarte nuevos horizontes más acordes a tus deseos :)

Chaly Vera dijo...

ES bueno sacar la ira del cuerpo,

Besos

Liliana dijo...

Pues hay que ir echando ojo para ver qué hay por ahí.....!

Lo peor es levantarte por la mañana y tener que ir a trabajar a un lugar donde no te gusta.....mal rollo.

Ánimo y a empezar a buscarle por otro lado.....por cierto, tengo una idea, te voy a mandar un correo, ok?

👋🌞

Mi Álter Ego dijo...

Yo también pienso a veces que las canciones hablan de mí. Todos tenemos esos momentos de vanidad.

Lo bueno es saber darse cuenta de que algo no está haciéndonos felices para poder cambiarlo. A veces esos cambios no pueden ser de un día para otro, a menos que uno quiera ir a lo loco por la vida, pero es bueno trazarse una meta y luchar por conseguirla. Mucho ánimo, guapa.

Un besote!!!

Celia Segui dijo...

Las épocas de cambios siempre son convulsas. La vida está llena de ellas.
Besos y ánimo, Jo.

El collar de Hampstead dijo...

Espero que lleguen cambios que mejoren tu día a día.
Ánimo!

Bsss

TORO SALVAJE dijo...

Espero que encuentres otro trabajo donde te sientas mejor.

Besos.

Mientras Leo dijo...

Busca el bienestar, busca nuevos horizontes. a veces, no hay más que girar la cabeza
Besos

krudios dijo...

ya requería leer uno de tus escritos, recuerda que cada quien hace su día, aunque existan muchas adversidades uno tiene la oportunidad de tirar la toalla o de hacer un día mejor, sobre todo si existe un sombrero o un buen chocolate.

Carpe diem

Nadia dijo...

Hola! Me gustó mucho tu blog y tus escritos, ya te estoy siguiendo...
Me encantaría te pasaras por el mío y quizá darle una leída? Es sobre mis relatos eróticos +18, estoy intentando actualizarlo más a seguido :)

Un saludo!
http://www.relatosdeburo.blogspot.com

Rafa Hernández dijo...

Nunca hay que perder la esperanza, y donde menos se lo espera uno, salta la liebre.

Besos.

Beauséant dijo...

Ay, la nubecita negra en la cabeza.. es una sensación jodida, ¿verdad? parece que lo estropea todo, que no deja ver las cosas con claridad esa maldita nubecita. Al final saldrá el sol, claro, siempre acaba saliendo.. y entre medias, bueno, entre medias mejor no pensar mucho, dejar las cosas con el piloto automático.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Menos mal. Me imagino la escena, repartiendo sombrerazos mejicanos, de esos de charros, que taren tantos apliques e hilación dorada, cayendo sobre la piel. Un silicio que solo podrá soportarse, si con el sombrerazo, viniese un bolerito ranchero de Javier Solis, Sombras o el Loco. UN abrazo, y gracias por este relax.
Carlos

Holden dijo...

Pues si esa es tu espalda, sin duda que la vanidad está justificada. A más de uno le habrás robado el corazón mientras te marchabas, Jo ;)

Sara O. Durán dijo...

Desgasta mucho estar en un sitio donde ya no te sientes a gusto. Seguro encontrarás algun trabajo que te entusiasme mucho. No desesperes.
Un beso.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog