septiembre 01, 2016

Buen Diente

septiembre 01, 2016
¿cómo empieza todo? ¿Con el toque de una mano, o una charla inocente?
 ¿con una mirada, con una canción?

El mundo parece a nuestros pies y todo pasa, la vida afuera trascurre e imaginas beberte el café de sus ojos aunque tu ni acostumbres, ni te hayas aficionado con tu bola de años a saborear ese elixir.

Sospecho que el deseo y la lascivia son dos cosas que persigues, es una experiencia que no se olvida.
Un poco extraño,  que a aveces nos persiguen  y otras veces perseguimos. Creo que ahora que lo pienso, yo salía con alguien que la dinámica usual era comerse a besos y hasta muy tarde nos acordábamos de comer.
El deseo puede invadir tu habitación o un sólo momento, puedes pasarte una buena temporada con cierto estado morboso de salud y quizá ni lo sacie nada porque lo que realmente invade es tu cuerpo.

Como un explorador va entre curvas, volúmenes e incipientes comisuras hasta de tu piel; De pronto no sabes si mejor escaparte o dejarte alcanzar. Una vez salí con alguien, que sinceramente cuando pensaba en él o nos veíamos a mi me daba hambre.

Si le tuviera aquí, con la excusa de que viene a cenar, apenas tendría 4 esquinas de la mesa para escapar.

Hasta en las cosas mas recónditas o los sueños raros parece que no dejan de posarse las ganas para pasarse directamente hasta el postre.

9 solo lo soñaron:

Celia Segui dijo...

No has aclarado de qué era el hambre que te daba ;)
No escapes, ¿Para qué? No tienes nada que perder si nada tienes y a lo mejor vas y ganas.
Besos, Jo.

Alfred dijo...

No he acabado de pillarlo, quieres comer o quedarte con hambre, y de que tipo de hambre hablamos, la de no saciarte nunca o la de morir en los postres ;)
Besos.

Liliana dijo...

Ah caray! De esa hambre estamos hablando? No pos tu ve por el postre!!!

=))))

Liliana dijo...

Ah caray! De esa hambre estamos hablando? No pos tu ve por el postre!!!

=))))

El collar de Hampstead dijo...

Hay postres irresistibles.
Y en cambio otras veces apetece saltárselos...
; )

Besos.

Chaly Vera dijo...

Todo está en función del estomago, si te apetece el postre primero, ¡metele!
eres tú la dueña de tú vida.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Jo, me entró hambre...

Besos.

Mi Álter Ego dijo...

Saciar el apetito (en todos los sentidos) es uno de los grandes placeres de la vida. Un besote!!

Luna Arena dijo...

Que empiece como pueda y termine como quieras.... Hay que disfrutar de los placeres de la vida

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog