julio 05, 2016

Eros, Psique y la pasión.

julio 05, 2016


En la obra de Trophime Bigot, se destaca el momento mismo en que psique es sorprendida con la luz de una vela de aceite espiar a eros. Eros nunca se mostraba a su amada, ella debía recibirle en la más absoluta obscuridad, ese era el precio y el trato, puesto que el había desobedecido a Venus en tomarla por esposa.

Picada por la curiosidad y sin poder soportar por más tiempo la incertidumbre de no poder ver el rostro de su amado, enciende  una lámpara de aceite y se queda contemplándole, mientras él duerme plácidamente.
Extasiada por la belleza de Eros, se inclina sobre el para verle de más cerca; pero las gotas de aceite hirviendo que caen sobre su cuerpo desnudo despiertan a Eros, haciendo que este desaparezca castigando su desobediencia alejándose lastimeramente y mudo.

En la literatura clásica y medieval, la gota de aceite hirviendo se convirtió en un auténtico tópico literario, por el que se representaban la traición, el pecado y la consumación de una curiosidad desobediente y prohibida.

Psique quedó abandonada en la tierra, sola y desconsolada,  pero decidida a buscarlo muy a pesar de las muchas tribulaciones,  obtiene el perdón de Afrodita (venus) después de bajar a los infiernos y los dioses le conceden la inmortalidad por petición de Eros.    El resultado de la unión de los dos fue “Voluptas” pero la transgresión, el castigo y la redención, elementos constitutivos de la concepción occidental del amor es a veces por ello, que no siempre es correspondido o bien sale librado. 

Los Dioses se terminaron saliendo con la suya.
 Pensando en el amor, creo que uno tiene que tener decisión, voluntad, y claro desobediencia, determinación disposición y claridad quizá también creer un poco, tener la misma pasión por devorar y llegar hasta el fondo de la misma cajita de fresas con crema que me estoy comiendo.

9 solo lo soñaron:

Celia Segui dijo...

Vas a engordar :P
Los Dioses son malvados, creo que no se salva ni uno, dan pavor.
BEsos

TORO SALVAJE dijo...

Tú eres la gotita de aceite hirviendo.

Besos.

Beauséant dijo...

nos hemos perdido tantas cosas divertidas con la religión católica. Tan sosa, tan monoteísta...

No conocía la historia y me ha gustado.. En el fondo, eso que dices se puede aplicar a casi todo, ¿no?

Lo que comentabas de enlazar el blog, ni idea, la verdad. Supongo que te refieres a lo que tienes en la parte izquierda, ¿no? :(

Chaly Vera dijo...

Es que uno se cansa de tocar y quiere también mirar.

Besos

taty dijo...

Piensas bien respecto al amor, siempre y cuando esa misma voluntad sea correspondida. Justamente ayer le leía a mi hija la historia de estos dos enamorados (en una versión para niños). Besitos.

Mi Álter Ego dijo...

Me encantan tus lecciones de mitología. Aunque hay que ver qué vengativos y maliciosos eran los dioses...

¡Que aprovechen las fresas! Besotes.

El collar de Hampstead dijo...

Los dioses que digan lo que quieran...nosotras terminemos la cajita de fresas con crema!
Y luego ya hablaremos...
; )

Besos.

Sara O. Durán dijo...

Me encanta la mitología, y la manera ingeniosa con que cerraste tu post. Hoy compro fresas, has antojado.
Un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

El castigo de Psique terminó en una búsqueda, en unas pruebas, que terminaron en un final feliz. Un final feliz como pocos.
Y hay dioses que se salvan.
Interesante entrada.
Un abrazo.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog