julio 20, 2016

En la Variedad, está el librero y el lector.

julio 20, 2016


Ultimamente mis lecturas de último mes han obedecido a impetus inusitados, devorando textos de casi forma concupiscente, y encerrada en libros o casada con ciertos autores.  hace daño poner un listòn alto con respecto a encontrar a alguien  o un libro que verdaderamente me guste
. ¿Se imaginan? si le añado novelas rosas o pelis de comedia romàntica acabaré loca y muy frustrada.

Es un tópico extendido asociar la novela amorosa o más sentimental a las mujeres.   Ayer me puse a repasar mis libros favoritos, la mayoría escritos por hombres.   Supongo que no es algo casual, y circunstancialmente mis libros favoritos, todos están hechos por hombres

Lo que leo ultimamente es a mujeres, con historias de mujeres, para comprar esos libros me fijé mucho mas en el titulo o el argumento que va en la tapa de atrás que el nombre del autor o autora.
 ¿por qué no conozco a más escritoras?
  ¿escribimos diferente? ¿las mujeres sólo se enfocan en el amor?

Hay decenas de poemas de amor escritos por hombres y mujeres. seguro que todos les damos un tratamiento diferente, pero no pienso que sea exactamente por el género.
Todos tenemos experiencias diferentes, sentimos distinto. Todos percibimos el mundo distinto, es asi que nos gustan las personas, sus vivencias, sus recuerdos, su sonrisa, sus olores, sus manías, su historia, su pasado y ¡claro! sus libros. Hoy me  fijo en alguien evidentemente tenga un librero en su casa, aunque eso dista mucho por seguro, que vaya a gustarte o no vaya a resultar un fiasco.    Hay inclusive quien me vendrá a decir que lo que mas importa en un hombre que te guste es que sepa bailar o que tenga coche.
Para mi , un hombre que no lee se le nota y nunca entenderá por qué metes la nariz a un libro viejo; No podrá ni siquiera sorprenderte mirándolo (el libro, aclaro) y alegando porque lees eso si no has leído antes aquel otro.

No sabrá a qué te refieres cuando dices al azar una frase de alguna novela o te vengan reminiscencias sobre algo y te remites a tus lecturas;  alguien que no lee no podrá sentarse a seducirte ni con media palabra. No basta ser bueno en la cama

12 solo lo soñaron:

Jo dijo...

Yo sè que los humanos somos así, a veces poco prácticos, y en suma muy poco educados o conscientes.
a veces juzgamos nada mas por la portada o la apariencia pero sin duda lo que ves es lo que hay y seguramente algo mas.
palomeando las exigencias que desde mucho antes me impuse como en bitácora, Uno siempre pierde de vista cosas imprescindibles y simples.

Alfred dijo...

Bueno, es indispensable cuanto estás en una conversación con alguien que te parece interesante o te suscita una cierta admiración, sacar a colación libros y temas de lectura, que te sitúan en que onda se mueve.
Saludos.

Holden dijo...

Muy bueno el colofón de tu entrada: desde luego a mí, como no lean, es como entrar en una casa sin amueblar. Se nota vacía, me aburro y quiero salir de allí lo más deprisa posible. Pero mira, yo también he leído romántica y erótica y no tengo vergüenza ninguna en admitirlo. ¡JA!

Liliana dijo...

Definitivamente el que lean es buen punto para empezar....el qué pues ya es otra cosa en que entretenerse, no?

=)))

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Seguro, como hombre no ser un lector, puede aburrir a un mujer inteligente, Y quizás se dé la misma situación al anverso de esta. En mis caso, una mujer que lee se hace más seductora, y con ella el amor es más vehemente. Un abrazo. Carlos

Celia Segui dijo...

No sólo un hombre que lee, si no un hombre que sepa leer. Si no le interesa la buena literatura a mí ya me aburre.
Besos

El collar de Hampstead dijo...

Un hombre interesante,y el gusto por la literatura contribuye a ello,como otras cosas...
Y que haya feeling,si no...por mucho que lea...

Besos y buen fin de semana!

mikkonoss dijo...

A veces creemos que pertenecemos a la humanidad y no a la mera animalidad. Si buscamos diferencias, una muy buena es que además de otras cosas que hacemos, hace unos seis milenios que escribimos y leemos. Quien no lee, no sabe de donde viene, ni quien es, ni a donde va.

Beauséant dijo...

una persona sin libros en la mochila tiene poco recorrido, en vez de silencios pensativos en las conversaciones, te las llenan de silencios incómodos y ganas de salir corriendo :)

Sara O. Durán dijo...

Es muy padre relacionarse con un hombre culto. Pero ojo: no necesariamente siendo culto es inteligente o interesante. Me gustan los hombres inteligentes, con mucha, mediana o poca cultura. El amigo más interesante que tengo, puedes conversar con él siglos sin que termine la charla y aunque lee, no es un gran lector. Y conozco grandes lectores que no son nada interesantes. Aunque si a nosotras nos gusta leer, es importante que a él también. No me veo con futbolista inculto, jaja.
Un beso.

Tania (Sevilla desde La Giralda) dijo...

No estoy muy de acuerdo. Hay grandes lectores que necesitan leer para hablar de cosas, y son auténticos pedantes. Y otros que apenas leen pero se hacen preguntas existenciales y llegan casi a las mismas conclusiones y de forma mucho más natural.

Creo que más que leer o no leer, lo importante es que sepa llegar a unas conversaciones. Otra forma es aquel que no lee pero viaja mucho, y ha conformado una gran experiencia de vida.

Hay personas extraordinarias que no necesariamente han leído.

Un abrazo.

Tania (Sevilla desde La Giralda) dijo...

No estoy muy de acuerdo. Hay grandes lectores que necesitan leer para hablar de cosas, y son auténticos pedantes. Y otros que apenas leen pero se hacen preguntas existenciales y llegan casi a las mismas conclusiones y de forma mucho más natural.

Creo que más que leer o no leer, lo importante es que sepa llegar a unas conversaciones. Otra forma es aquel que no lee pero viaja mucho, y ha conformado una gran experiencia de vida.

Hay personas extraordinarias que no necesariamente han leído.

Un abrazo.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog