mayo 11, 2016

Bloggear, es el Dios de la Procrastinación

mayo 11, 2016
A veces,  el tiempo se hace tan estrecho que a uno lo dejan sin posibilidad de abrir una ventana mas para poder poner dos que tres cositas.  De pronto, también, las cosas del día a día dejan de ser fuente de reflexiones y cosas simpáticas. Y pues, sí, sigo viva. Aunque cada día me doy cuenta que soy un poquito ¿menos bloggera?
Echando un vistazo, de pronto y podría parecer exagerado pero bien habría que dejar encargado a alguien confiable contraseñas por si me muero de pronto y no suceda eso que alguien especule o se confabule de porque deja uno de escribir.
Lo que hay días en que te pasan muchas cosas pero a veces uno deja nuevamente la pantalla en blanco sin una idea consistente que transformar en un post, que mas que dejar una huella imperecedera en la vida, simplemente permitan saber que sigues viva.


Aún así siempre se queda uno con ganas de decir, de leer... de vivir.


13 solo lo soñaron:

Liliana dijo...

Me alegro que sigas viva, eh?
Y ya escuché la canción que me preguntaste, está de risa! jajajajajajaja

Buena semana JO. =))))

TORO SALVAJE dijo...

Yo pensaba que habías venido aquí a raptarme...

Vaya desilusión...

:P

Beauséant dijo...

yo he dejado las contraseñas del blog a otra persona para que ponga un mensaje de despedida :) oye, quizás sea una tontería, pero...

me alegra que te queden ganas... el tiempo se acaba sacando.

Chaly Vera dijo...

Mientras nos lean seguiremos vivos.

Besos

Mientras Leo dijo...

Qué negativa me has sonado.
Supongoq ue todo son fases, también los blogs
Besos

El collar de Hampstead dijo...

Me has hecho pensar en si me pasa algo...qué sucedería con el blog...
:S

Buenos días,aquí nublados.
Besos.

Mi Álter Ego dijo...

Yo he pensado muchas veces eso de que tendría que dejar la contraseña en algún sitio por si un día me pasa algo. Suena macabro pero es verdad.
Todos hemos pasado por etapas en las que estamos menos inspirados. Ya pasará. Un besote!!!

Holden dijo...

No le voy a dar la contraseña a nadie, por lo que si me muero hoy por ejmplo, no creo que os enteréis. Porque claro, mi blog es bastante anónimo. Y, en fin, ¿qué más da? Como uno más de esos que abandonan la blogosfera sin aparente motivo, quizá de puro hastio.

Celia Segui dijo...

Eso yo lo he pensado muchas veces, Jo.
Besos, bonita.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Decir, manotear con palabras, gritar con frases y oraciones, comunicar con grafías y morfemas, tienes razón, es este afán frente al blog, porque en cada entrada, alardeamos de los mejor que nos puede pasar: existir, e interlocutar. Un abrazo, apreciada Jo. Carlos

Alfred dijo...

Pues quedará unas páginas al viento, para que se vayan diluyendo mientras la lluvia cósmica arremete contra nuestros post.

Amapola Azzul dijo...

Son etapas. Un abrazo.

Tania (Sevilla desde La Giralda) dijo...

Momentos así los tenemos todos. aveces estás super inspirada pero no hay tiempo, otras que hay tiempo la inspiración se ha ido.

Lo mejor es disfrutar siempre, sin ponerse límites de los que nos toca vivir.

Un abrazo.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog