marzo 17, 2016

Herencias Patriarcales: Acoso es Violencia

marzo 17, 2016


Las peores cosas que me han sucedido han sido en el transporte público.

Y puede incluso causarte gracia antes que indignarte si te gritan en la calle palabrotas refiriendose a tu cuerpo, pero luego cala y asumes tristemente que es terrible ser mujer en México, porque no importa si traes el outfit invernal tapándote hasta el cuello  o que el clima sea muy caluroso trayendo falda corta, te condenará que te vistas de tal o cual forma, si te sucede alguna cosa, porque dirán que te lo mereces.

No hace mucho salía la nota en la que dos chicas argentinas las habían asesinado por sólo cometer la osadía de viajar solas,  hace un par de semanas en el día Internacional de la mujer a una periodista le alzaron la falda en plena calle y le bajaron la ropa interior.  El sujeto que hizo la "travesura" huyó sin más y hasta el día de hoy ella sigue en pugna porque le hagan justicia a su denuncia, pero dandose encontronazos con la "justicia" pues a las cansadas le han sugerido incluso que ha sido un montaje y que por su condición  debe someterse a pruebas psicológicas y siendo extranjera creen que pretende burlar a la autoridad exhibiendo a los hombres mexicanos.
¡vaya absurdo! y que verguenza.

¿ El acoso en las calles entonces ya es común?  a que hora decidieron los hombres que eso es normal y que no debes ni decir pio si te sucede algo. ¿ Cualquiera puede acercarse sugerirte o insinuarte algo, sobarse los genitales, restregarse o gritarte a media calle refiriendose a tu cuerpo y tocarte aunque vayas caminando porque asi se les antoja.?Por no contestar un "piropo" que me profirieron un tipo se echó a correr y se adelantó para colocarse justo enfrente de mi insultandome porque no dije gracias
.Alguien pasó por detrás mientras esperaba el siga del peatón y me dió una nalgada
 Un señor en bicicleta comenzó a decirme cosas muy feas mientras me perseguía montado en su bólido
 Una vez un hombre joven se colocó justo enfrente donde estaba sentada en el metro y comenzó a abrir mis pies con sus pies y sugiriendo cosas a pesar de estar rodeada de personas.

 En secundaria yendo a la escuela en ese preciso horario subia un tipejo que se fingía ciego, y faltaba que estuvieras cerca agarrada del pasamanos o parada para que a el, siempre se le hiciera fácil la gracia de hacer como que se caía para manosearte.
La primera vez que me sucedió  me sentí con tanta frustración, porque yo de 13 años no pude proferirle un golpe o incluso ni gritarle. Seguí encontrándome con el y usaba la misma artimaña, en cuanto lo veía aparecer buscaba sentarme o hacerme a un lado lo mas lejos de el y era penoso y terrible sentir miedo siempre.
Miedo y frustración. En todas las ocasiones nadie se acercó o pudo ayudarme.
 En méxico es muy triste ser mujer sea la condición que tengas seas iraní, china, indigena, trabajadora sexual, obrera o maestra.  

Nos va como en feria porque en nuestras sociedades a los muy machos, todo les justifica si te agarran las tetas,te alzan la falda o desean abrirte las piernas. 
Ahora ni las redes se salvan para constatar que somos la sociedad violenta de siempre. Ni un gramo de evolución.


11 solo lo soñaron:

Celia Segui dijo...

Es terrible Jo. Hoy día está mal visto pero en los ochenta se veía como normal que te dijeran toda clase de barbaridades por la calle. Yo he sufrido acoso de todo tipo, laboral, en la calle, en las discotecas. Era lo normal. Queda muchísimo camino por hacer. Es vergonzoso.
Besos

El collar de Hampstead dijo...

Como dice Celia,queda mucho camino por andar.
A mí este tema me revuelve totalmente.
Es tan indignante que aún tengamos que aguantar tanta barbaridad.
Me produce un profundo asco.

Besos.

Sara O. Durán dijo...

Hay que aprender a defenderse y ponerlos en su lugar, y dejar de ser las víctimas. No sé dónde vives, pero acá los acosados son los hombres, que da pena. Cuando a mí algo trataron de hacerme, lo lamentaron.
Besos.

Chaly Vera dijo...

Yo viajo en transporte publico y solo una vez una fulana se me tiro encima. Pasado el sofocon, me di cuenta que me birlaron la cartera y ya era tarde para pedir socorro.

Por estos lares es costumbre piropear y lanzar silbidos de admiracion, pero nunca me entere de tocamientos o de insultos por no ser correspondido.

No pongo en duda tus reclamaciones, lo que sucede es que nuestras tranquilas ciudades han dejado se serlas al llegar un monton de gente inculta en busca de trabajo y posiblemente esa clase de gente es la que actua de esa mala manera.

Un beso

Eme dijo...

En España no llegamos a los extremos de México, pero no nos andamos muy lejos... Si a mi alguien se atreve a hacerme algo como lo que cuentas, no se como acabaré yo, pero te aseguro que él se tiene que llevar los dientes guardados en una caja.
Besos, guapa.

Mi Álter Ego dijo...

La verdad es que es tremendo que a estas alturas del partido andemos todavía así. Me pregunto si les gustaría que alguien les hiciese lo mismo a sus madres/hermanas/novias...

Besotes!!!!

Holden dijo...

No quiero imaginarme lo que tiene que ser convivir día a día con estas experiencias tan frustrantes :( De verdad que alucino con que los hombres sigamos siendo aún unos neardentales, uno habría creído que con el tiempo las cosas mejorarían, pero veo que va mucho más lento de lo que debería.

Liliana dijo...

Qué horror JO! menos mal que acá no hemos llegado a tanto.....pero una cosa si te digo, yo "sufrí" de acoso al llegar a Venecia, en cuanto me bajé del tren me sorprendió un italiano y me dio un beso!!! jajaja claro, todo depende del cristal con que lo mires, no? acoso al fin y al cabo!!!

buen finde ♥

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El acoso es muy dado en América Lagtina. herencia del machismo, que ha hevcho de la mujer una cosa, un objeto del hombre, y dle cual se derivan eel incesto, y otras formas familiares de abuso a las niñas y mujeres en el hogar por parte de hermanos, tíos, y el padre. Quizás sea una explicación no cabal, naturalmente, tampoco excusable, porque sería un caso para psiquiatría. UN abrazo. Carlos

Tania dijo...

Me resulta raro leer travesuras cuando en realidad es un delincuente.Las travesuras son cosas de niños pequeños, no de hombres adultos que acosan a mujeres.

No se habla jamás de la ropa qué llevaban los acosadores sino de la ropa de las víctimas.

Vivo en España y veo que la cosa nada tiene que ver con Mexico y lo agradezco en el alma.

Espero que vaya a mejor.

Me gusta como escribes.

Tania dijo...

Me resulta raro leer travesuras cuando en realidad es un delincuente.Las travesuras son cosas de niños pequeños, no de hombres adultos que acosan a mujeres.

No se habla jamás de la ropa qué llevaban los acosadores sino de la ropa de las víctimas.

Vivo en España y veo que la cosa nada tiene que ver con Mexico y lo agradezco en el alma.

Espero que vaya a mejor.

Me gusta como escribes.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog