enero 18, 2016

Carne, hueso y Pellejo

enero 18, 2016


Hoy no quería levantarme pero me puse a destaparme.  El frio se va colando y te eriza el cuero. Yo siempre duermo en ropa interior,pero si ando de visita tapadita.

 Algunas personas me habían estado hablando del "viaje" o "desdoblamiento astral", una situación en la que "alguien" (nosotros) se desprende o separa de "algo" (el cuerpo) y que ocurre cuando nos sumergimos en el sueño, o sea, cuando el cuerpo se duerme.

¿como uno va andar de viaje?a menos que fumes cosas raras, cuando uno se duerme ni te enteras- decía Papá. Mi padre cuando murió se quedó dormido, no se si eso sea lindo yo siempre quise pensar que se fue de viaje ...

Debería renovar canciones para despertar. menos mal que existe Spotify.

También decían que existía en ese viaje el "sueño lúcido"  cuando nos damos cuenta del hecho de estar allí, somos conscientes (en mayor o menor grado) y, podemos movernos a voluntad (a derecha, izquierda, arriba, abajo..., incluso dirigirnos a lugares concretos (al menos a la parte onírica de ese lugar) pero a mi lo onírico me suena a  ir al baño porque el frio cala los huesos.
No se, si el desprendimiento astral resulta la única estrategia viable para tolerar todo,  hasta yo me  llevaría un libro en un universo paralelo para hacerlo mas grato o bien un iPhone, pero con el riesgo de que en una de esas por andar tan metidos en la melodia o checándolo pasará algo realmente interesante y no lo veré.

No me apetece un viaje de esos ya ni evadirme como cuando uno se figura que escucha a la maestra en la tira cómica de snoopy que hablaba en  clase en Charlie Brown. Nunca me pasa eso de acordarme de lo que sueño, es muy raro con la memoria de pez que tengo si interviene la almohada y la frazada calientita en invierno.

Tengo un libro a medias, que leo antes de dormir con la esperanza de conocer a algun personajillo o con las cosas de la historia, pero nada. Duermo a veces profundo pero como relojito despierto, justo a la hora que tengo que levantarme sin necesidad de despertador.
 Así que echaria a perder el viaje astral por culpa de mi agenda jaja.

Mi abuela que era tan divertida y siempre dijo loque pensaba, decía sabia, concreta, directa y sin pelos en la lengua
- " mijita, tápate bien y no duermas en calzones porque el ojo queda dormido, pero el culo perdido-  mejor no hacer visiones" pero dormir en calzones o sin ellos es el truco antiestrés, antidepresión y antiedad eso si, si de pronto se me arruga la carne o se cae el pellejo  usaré pijama por si en una de esas me sale un viaje astral

13 solo lo soñaron:

Juan jose dijo...

Jajaja..seguro que en un viaje astral serias bien recibida de la forma en que duermes ;)
Besazos guapa

Celia Segui dijo...

A mí me faltaban viajes astrales. Tengo dos vidas, la onírica y la real y la primera me engancha más. Dicen que los que nos acordamos de los sueños dormimos mal, así que mejor que no te acuerdes.
Besos

Chaly Vera dijo...

El desdoblamiento, no es fantasia es algo real, pero que pocos lo logran. No se logra durmiendo.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Depende de lo que tomes puedes hacer hasta cinco viajes astrales y diez subterráneos.

Eso si, luego hay que desintoxicarse.

Besos.

EmeM dijo...

A mi nunca me ha ocurrido algo asi. Y soy muy soñadora. Dormida y despierta.
Lo que no se es si preferiría vivir los sueños o soñar la vida... ahí me pillas :)
Un beso.

Holden dijo...

¿Sabes qué? Durante mi adolescencia hubo 2 o 3 años en casi todas las noches tenía un sueño lúcido. Joder, me encantaban. Hecho de menos esa facultad, y lo peor es que viene ligada a recuerdos malos. Pero vaya, era estupendo poder controlar los sueños, e incluso las pesadillas :D

Hola, me llamo Julio David dijo...

Y si resulta que eres sonámbula, y en tu "sonambulismo" te levantas a pasearte por la casa creyendo que vas de lo mejor en un viaje astral por los paisajes de la desnudez, la libertad, la perversión y la culpa? Sería una buena o mala experiencia? Dependerá de cómo te tomes la vida, creo.

Renée Lispector dijo...

Me da miedo lo del viaje astral. Esta bien para algunos pero no creo que para mi. Me gusta el viaje en carne y hueso, que es viaje espiritual también.

Renee

El collar de Hampstead dijo...

Yo a veces recuerdo los sueños,lo malo es que en ese cupo entran las pesadillas...
:
Besos.

Mi Álter Ego dijo...

A mí una vez me pasó una cosa rara durmiendo y hay quien dijo que tuve un viaje astral de esos. Yo no lo tengo muy claro. Jajajaja.

De todas maneras, con viajes astrales o sin ellos, como dice un dicho español "hagas lo que hagas, ponte bragas". Jajajaja.

Besotes!!!

Rafa Hernández dijo...

Yo de viajes astrales nada de nada. Me quedo con lo conocido, y mis fantasías; y si son sexuales, jajaja mejor que mejor. Estas son sanas y hasta aconsejables.

Besos.

basilio dijo...

Hace unos años me pasó una cosa muy curiosa durumiendo.
Note como mi cuerpo se incorporaba y se sentaba en la cama. Miré hacia atrás y me vi en estado de reposo durmiendo.
Me incorporé y se me abrió una ventana grande y ví un paisaje de cuento con un campo verde lleno de árboles, un rio y además una temperatura de los más agradable. No sé el tiempo que estuve paseando por allí pero fue un viaje muy gratificante y además sin sentir miedo. Me vi otra vez sentado en la cama y me tumbé sobre mi cuerpo yacente que me estaba esperando. Me levanté de lo más relajado y además me acuerdo todavía como si lo estuviera viviendo. Creo que fue un regalo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Puedo entenderte, me pasa tener esa sensación de tener un viaje astral, para descubrir que es un sueño. Y me pasa lo de recordar los sueños.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog