diciembre 04, 2015

Don´t You?

diciembre 04, 2015

Uno extraña siempre a alguien pero, en la ultima ocasión pudiste dejar los cristales suficientemente rotos para siquiera pensar que uno puede volver a acercarse.  La nostalgia que llama  logra que sucumbas a pensar enunciando hasta su nombre, te acuerdas de sus ojos, incluso a afirmar que el mundo podia ser habitable por causa de esos ojos.  Luego vienen lo demás como el olor que deja impregnado contigo o los objetos olvidados que le pertenecen
.
Los sitios a los que fueron, los días de la semana compartidos, los usos, horarios y hasta las canciones.

Los puntos suspensivos siempre me han gustado hasta para escribir, refieren a que algo continúa. Al menos eso siempre lo dijo Sabina y le creí.

Cada que veo algo en la calle, algún par de sitios no importa si son de otros lares o daños, te remites a ciertas personas que su paisaje interior siempre estuvo poblado de cosas tan pintorescas que eso es lo que extrañas. Mirando las olas que vienen y van son igual a lo que recuerdas, quieres mojarte los pies y acurrucarte por si en uno de esos se escapa alguna tormenta, lo peor si es de arena, los recuerdos son opacos, demasiado fuertes y  te hacen llorar los ojos.
y es ahora que enunciando recuerdos aquí seguro soy poco clara o de mal gusto.

Bien decía mi abuela que los momentitos de ocio o contigo dan mucho para taladrarnos el cerebro, ¿o es acaso el corazón?
No lo sé de cierto pero la mente no gana nunca sobre el corazón.

¿verdad que no?
¿verdad que no?


10 solo lo soñaron:

Liliana dijo...

La locura es lo único que le gana al corazón, así que ya sabes....

buen finde JO

Abrazo♥

Chaly Vera dijo...

Un dia desaparecio y no la volvi a ver, ¿si la extraño!

El collar de Hampstead dijo...

Verdad verdadera.
Al menos en mí siempre gana el corazón.

Besos y buen fin de semana.

TORO SALVAJE dijo...

Créeme, no gana.

Pero eso duele.

Besos.

Holden dijo...

Casi nunca gana al corazón, más bien. Yo creo que con los años mi mente cada vez le mete más goles al corazón, pero ¡joder lo que cuesta!

Mi Álter Ego dijo...

Yo creo que hay veces en las que sí gana la mente. Hay veces en que, por más que el corazón te diga una cosa, tu mente sabe que eso no es lo que te conviene y, al final, le haces caso. Besotes!!!!

mikkonoss dijo...

Cuando la mente prevalece, envejecemos, lo que es morir un poco. "...Pasa el tiempo y sin ti no se vivir, la razón es para mi siempre sufrir..."
No gana la razón, no.
No gana...
No.

Mientras Leo dijo...

El corazón sobre la mente, en caso contrario no echaríamos de menos
Besos

Hola, me llamo Julio David dijo...

El corazón siempre gana... Pero por un rato.

basilio dijo...

Es curioso como los puntos suspensivos pueden encajar en muchos lugares. A mi me llevan levitando hacia lugares cálidos y aromas de jazmin.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog