agosto 28, 2015

No quiero ser monotemática, pero ...

agosto 28, 2015


Un día como hoy se murió mi papá ... cuando te quedas huérfano de pronto, comienza la eternidad,así se haya muerto hace unos minutos, 8 días o 50 años. El mundo se hace más pequeño y ahora pareciera que resaltan más esos días alusivos que la gente y los mercadologos se inventan, para celebrar fechas en donde notas más la ausencia.

No me he resignando a la pérdida, no es que se te pase como una gripa con el paso de los días o los años, te ocupas en suplirla. 
Quizá por eso comencé a escribir o quizá la tristeza o la melancolía te vuelve sin querer además de vulnerable, productiva aunque a cierta edad la orfandad a nadie conmueve y y como bien dice una escritora resulte patética 

Disculpen. Esto no es una hipérbole. Nada más ajeno a mi que la exageración Sólo estoy recordando y extrañando  

Siempre hace falta repasar a alguien querido por nuestro corazón mirando al cielo, paliando aquella tarde rabiosa de llover con el cobijo del sol tibio y tener la sensación que pudiste tocar sus manos, la noche anterior soñando.

8 solo lo soñaron:

Mi Álter Ego dijo...

La gente querida nunca se va del todo, eso es un hecho. Y creo que es mejor así. Un besote.

Sara O. Durán dijo...

Siempre está contigo, eres él en muchas cosas, de seguro.
Besos y un abrazo.

Liliana dijo...

Siempre estará contigo, en tu corazón por siempre.

Besitos

mikkonoss dijo...

Ellos están en nosotros. En nuestros rasgos, nuestros gestos, hasta en nuestro humor... además claro en nuestros recuerdos y nuestras sensaciones. No se que habrá más allá de la raya, pero yo creo... tengo la sensación de que hasta a veces, nos miran...

TORO SALVAJE dijo...

No sé que decir...

Me duele que te duela.
De verdad.

Besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Creo que ha sido ese espíritu de competencia y producción, variables del neolibrealismo,el que ha venido sacándonos el corazón. Somos humanos, sensibles, y el amor y el afecto hacen parte la formación.Por eso, qué mejor la saudade de los buenos momentos con quién fue el padre, la mamá o un hermano, y por qué no un amigo. UN abrazo. Carlos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Creo que ha sido ese espíritu de competencia y producción, variables del neolibrealismo,el que ha venido sacándonos el corazón. Somos humanos, sensibles, y el amor y el afecto hacen parte la formación.Por eso, qué mejor la saudade de los buenos momentos con quién fue el padre, la mamá o un hermano, y por qué no un amigo. UN abrazo. Carlos

Gustavo Iriarte dijo...

Me identifiqué tanto con esto.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog