junio 08, 2015

Comboy del Terror

junio 08, 2015

La verdad me extrañó fuera este comboy tan vacío, de milagro me fui solita sin nadie conmigo a lado ni enfrente un buen tramo.  En el asiento del otro lado del pasillo,  me dí cuenta que había un señor con traje que me hacía señas desde hace rato, aludiendo para que me riera, pero en cuanto lo logró, el caballero insinuó que me fuera a sentar con el.
 gulp...

¡¿queeeeeee?!  encajé la mirada afuera a la ventana  y de ahí no volví a voltear en esa dirección ni de chiste así quedara torcida del cuello.
Avanzado el trayecto se subieron dos chicos. Uno cantaba con unos audífonos enormes,  el otro que llevaba una mala facha mas grande que esos audífonos se situó a su lado, para cuando me di cuenta ya había comenzado a exigir monedas, en  actitud de padrastro golpeador.

Sinceramente en ese momento pensé en que andaría mas indigente que el, porque ni un kikí suelto traía conmigo que bien podría pedir también patrocinios.
¡Gulp!

medio indigente uno y todos los rateros se enojan y hasta por menos matan.

El chico de los audifonos, con ademanes dio a entender que no traía nada en los bolsillos para poder "ayudar" se colocó frente a la puerta para bajar por piernas o por precaución y al abrirse las puertas se salió;  entonces yo me quedé ahora si, a la intemperie con el mala facha.  Se sentó a lado con cara de desilusión. mientras yo guardé la calma tragando saliva.

El tal malafacha, comenzó a abrir su mochilón, sacó un envoltorio de papel periódico y como si se tratara de un truco de magia,  vi un cuchillo.
¡¿queeeeeee?!

Ya ni en master chef les dan uno así para descamar un pez espada- pensé.

Me miró y sonrió mientras comenzó a limpiarlo. con tal eficiencia que seguro en wikihow le dijeron. lo metió entre sus pantalones,  - ah claro, debía eliminar cualquier bacteria- y  antes que abrieran la puerta y yo saliera por piernas gritando, anunciando su cuchillo, este salió del vagón.
No pude poner cara de alivio hasta que se cerraron las puertas y eso avanzó. seguramente estaba pegada al asiento estupefacta o estúpida. aunque estuve preguntándome ¿que significará eso de que te sonría alguien mientras limpia su cuchillo?-
Ya ni cuando voy al carnicero.

¡gulp!

7 solo lo soñaron:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que susto pasaste. Que opacó la mala impresión que te causó el pasajero que te habló.

TORO SALVAJE dijo...

Vaya...
Es para no ir en metro si puedes evitarlo.
O al menos no ir cuando van tan vacíos.

Besos y cuídate.

Cristian Macias dijo...

pfff no suena tan mal la historia, aunque con un cuchillo asi es complicado no temer por la vida.

Te mando un abrazo.

Daniel Mendez dijo...

Vamos a comprar unos tasers, Jo; está visto que a veces hacen falta.

Liliana dijo...

Santa Madre de Dios!!! un cuchillo????

que tal que te quedaste dormida y lo soñaste????

como nosotros los que comentamos, no????

jeje

besitos =))))

Mi Álter Ego dijo...

Madre mía. A mí me pasa algo y me da algo, con lo miedosa que soy... Besotes!!!

Sara O. Durán dijo...

Toda una película de terror es el transporte público.
Besos.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog