junio 18, 2015

Cardiopatias

junio 18, 2015

Una de niña había que afanarse con recato, mesura, paciencia, tolerancia, diligencia y prestancia. eso decían las abuelas, aunque en mi vocabulario escaso a esa edad ni entendía.
Incluso hasta me decía una de ellas que para calentar las tortillas había que quemarse para "aprender a ser mujer"
¡Zas!

Por otro lado estaban las otras abuelas;  Te decían que las tortillas valían madre, que las cosas no eran así.
Que había que estar sola, ser valerosa, independiente, entera, digna y hasta paciente.  Nadie debía darse cuenta de tus sentires (menos mal que mi abuela ya se murió si no se infartaba enterada que tengo blog)
Decía que nadie debía enterarse de tu condición aún te sintieras del nabo, o tuvieras el corazón hecho pedazos. Mucho menos sintiéndote sola.  A veces ni los medicamentos ayudan a sanar los sustos, los desengaños o el abandono.

Una tía mia siempre me contaba de una mujer  que conocía, contaba que un revolucionario la había abandonado, dejándola vestida alborotada y olvidada y que se le rompió hasta el alma  notandosele hasta en la cara. Pocos años después murió de un ataque al corazón, sola y sin un perro que le ladrara.

Para mi, aunque médico no soy puede que el estress o la tristeza te invadan tanto que puedan ocasionarte tal conmoción y lo confundas con infartos o sus signos.  Alguna vez leí sobre el síndrome del corazón roto pero sigue siendo un misterio, si se lo adjudican solamente a mujeres porque ya de por si estamos llenos de estudios científicos y perspectivas de género.
¿como diferenciar un corazón roto de uno infartado?

Recuerdo que cuando niña yo me reía de la historia del revolucionario y esa mujer,  ahora me río igual en una de esas termino igual; pero supongo que si recibes noticias impactantes e inesperadas dará con el estrés.  Me burlé francamente de la manera mas vil porque yo imaginaba un corazón roto todo de cartón por la mitad, pero con esas nuevas teorías y estudios científicos seguro es el karma que me exige que pida disculpas.

Al final uno tiene que buscarse que la vida no se te complique, no depender de nadie para estar pleno rodearte de buenos amigos, sobre todo para  disfrutar las cosas, las compañías, los sabores e incluso hasta esas anecdóticas cuestiones para no terminar tan reasquebrajado por la vida no solo con tu corazón porque no ya de repuesto.




13 solo lo soñaron:

Liliana dijo...

me parece que hay que tomar de las abuelas y de los que dan consejos, lo que te acomode!!!!

y créeme que todo se va acomodando en esta vida.....segurísima!

besitos =)))

Adri dijo...

Yo no tengo abuela, literal, cuando alguien me dice "no tienes abuela", yo siempre digo ese si que sabe.
También pensé que tenía el corazón roto, que alguien a lo largo de mi historia lo había destruido.
Pero resulto que no, a ultimas fechas como me ha dado lata, sin embargo si el no aprendió la lección... yo si.

TORO SALVAJE dijo...

Eso es.
No depender de nadie.
Y si puedes ni de la familia.
Todas esas dependencias te van matando lentamente.

Besos.

Fanny Sinrima dijo...

No deberíamos depender de nadie emocionalmente, pero ni estando solos nos libramos de las dependencias emocionales. Cualquier pasión, incluso las buenas, nos crean lazos, que si nos faltan se "rompe el corazón". No obstante, el corazón se restablece sus latidos.

Un abrazo.

Cristian Macias dijo...

es complicado sabes las abuelas tienen algo llamado experiencia, no la razón total pero si experiencia en el ramo, es como cualquier profesión, y me dejaste con una duda ¿Como saber si es un corazón roto o un corazón con alguna enfermedad?

Te mando un abrazo, de aquellos que dejan dudas en el corazón...

Jova dijo...

No hay diferencia, el corazón infartado y el corazón roto vienen de repente, aunque tal vez hubo señales que lo anunciarán y causan el mismo daño irreparable. Ah y sobre las abuelas, una de las mías ya esta en el cielo y era la mejor para dar consejos, alguna vez me dijo que si tenía dos novios no había problema siempre y cuando no me cacharan jaja, Saludos nena.

Daniel Mendez dijo...

Cuánto han cambiado los tiempos y las cosas, y sin embargo todavía hay roles de género. Algunas de sus facetas están bien arraigadas todavía, otras no tanto; pero siempre es bueno saltárselos aunque sea un poquito.

Mi Álter Ego dijo...

Hay que disfrutar de cada momento y no depender tanto de nadie como para que nuestra vida se pare si alguien no está. Tal vez es algo frío pero es puro instinto de supervivencia. Un besote.

Amapola Azzul dijo...

Bueno, si late el corazón no está roto, Besos.

Sara O. Durán dijo...

Hay que lograrlo para no terminar tan resquebrajados. Tus abuela se sentiría feliz de verte con un blog. Y la otra te pediría que le enseñases, para tener el suyo.
Besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Creo que hay que desconfiar de esos consejos ancestrales.

la MaLquEridA dijo...

Las abuelas tienen un poco de brujas y un mucho de sabias.


Un abrazo

Espera a la primavera, B... dijo...

Bindemos por las abuelas!

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog