enero 09, 2015

Breve y Apacible espectáculo

enero 09, 2015
Gracias Ivanius. Mi chancho pensante


Hace tiempo no me había topado con esa dulce melancolía que te de ja un libro, o será que pasa eso cuando terminas uno. La historia de éste me pareció triste pero lleno de magia. Cada detalle minuciosamente relatado como si se tratara de un pañuelo de seda debidamente guardado con fina delicadeza.
La historia no es presuntuosa , narra la vida de un hombre que se lanza a la aventura de ir hacia el fin del mundo con sutileza y sencillez aún se trate de proyectar la larga travesía que tiene que atravesar para llegar a Japón
Describe unos paisajes en medio de un lago y un extraño encuentro con una mujer que no dejará de turbarlo, maravillarlo e inquietarle.  Por dinero y por amor la vida debe estar siempre llena de riesgos y pasión sobre todo cuando el amor se cruza en tu camino sin embargo creo que morir de nostalgia por algo que no vivirás nunca debe ser un dolor no tan dulce.

Un relato breve, un poema largo, un libro tan extraño como hermoso. Me imaginé las parvadas de pájaros que describe y alzan el vuelo, lo que pintan en el cielo de cada paisaje, el regalo que acostumbran los amantes en algún lugar, pájaros con plumas exquisitas y hasta las jaulas que va rellenando con aves de todos colores y formas para que una vez en tu momento feliz,  un día que te suceda algo la abras de par en par y los mires volar afuera.

Me parece que últimamente me fijo en gente inaccesiblemente emocional o porque quizá es como un largo viaje a japón en el que uno tiene que volverse constante y abnegado, por la obsesión que provoca lo desconocido. Parece que el amor siempre es un aliciente para seguir, lo mismo que querer no asumir tu destino, y no conformarte como parte de una realidad aburrida, hacer algo para que pronto al voltear hacia a calidez de una aldea japonesa sobre una colina acariciada por el anaranjado del sol cambie algo.
No todo cambia con una tragedia. No podría decir que totalmente sea una historia de amor pero te pone en la balanza y esa delgada línea entre saber decidir sobre la lealtad, o la traición, arriesgar la vida, vivir sin resignarse a contemplar nuestro destino como quien mira llover por la ventana y que algo cambie aunque sea solo por volver a ver esa mirada de ojos negros.

Lo complejo que es el amor y las elecciones que uno debe tomar  discurren por entre nuestros dedos  por la vida,  igual que los encuentros, como la seda, no somos capaces de percibirlos, porque camino no sufre alteraciones circunstanciales en el paisaje pero si el viajero que lo recorre, 7
nosotros.

Me ha gustado desde el principio y ahora me persiguen imágenes mentales...

7 solo lo soñaron:

Jo dijo...

la historia de Hervé Joncour, un francés cuyo trabajo era suministrar Seda y conseguir huevos de gusanos de seda a Lavilledieu, su pueblo hubo de ir a buscarlos a Japón, en tiempos de Luis Pasteur, donde flaubert escribía, mientras abraham Lincoln combatia una guerra sin final

Charly Hell dijo...

Me lo apunto por si cae en mis manos. Echo de menos una buena historia en papel.

Pelusa dijo...

Lo leí el año pasado, y luego he seguido con todo lo que he encontrado de este autor. Es todo hermoso, te lo garantizo.
Este en específico, quizás porque yo conozco un poco de Japón y su cultura, me gustó como primera impresión, mucho, pero luego me dejo un regustico de vulgaridad que no te cuento para no aguarte la fiesta, jejeje. En general, como te digo antes, es un autor que se caracteriza por lo delicado de su prosa. Da gusto leerlo.
Y el amor, bueno, eso ya es otro tema...
Besos!

Sara O. Durán dijo...

Es bueno, lo leí dos veces, es fácil porque es pequeño... ha tenido mucho éxito.
TGe dejo un abrazo y mis mejores deseos para 2015.

taty dijo...

Sabes que he leído muchas opiniones encontradas sobre este libro...

Yo lo leí dos veces también porque tiene ese no sé qué de nostalgia. Y eso sin contar que las imágenes son bellísimas (la de las aves es una de mis favoritas de toda la vida). La película, al contrario, es más bien terrible y no le hace justicia al libro.

Veo que comienzas bien el año, que continúe así :)

Un beso.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Una libro que me produjo esa sensación de melancolía es Hacia la Fundación, de la saga de la Fundación de Asimov.
Es sobre la vida de Hari Seldon, matemático en un futuro en que hay un imperio que ocupa toda la Via lactea.
El personaje plantea una nueva ciencia que será clave para el futuro. Y e desarrollo le lleva toda su vida. Se ve como el personaje va perdiendo a sus amigos y a la mujer que cumple la función de protegerlo, aunque al final se insinúa que esa perdida no es es irreversible.

raúl fdz pacheco dijo...

apetecibilísimo, me lo apunto.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog