noviembre 02, 2014

El paréntesis de la Vida

noviembre 02, 2014



El Olor del incienso, el pan de muerto, la flor de cempasuchitl , la Sal, el agua, las semillas. Los dulces, la comida, el vino o el tequila

El olor de las flores, el camino de velas,  las mandarinas, jícama, lima y caña y calaveritas de azúcar.
Las fotos, los recuerdos, los arrojos las sonrisas.  no hay nada peor que se muera alguien, pero creo aunque suene tétrico, no hay nada peor que tener a alguien a quien no poderle llorar 

El no saber donde terminas a veces no es culpa del azar o el alberdrío, un dia puedes salir de casa o triopezar y ahi acabó tu destino.


en orden voy a ir regalando calaveritas bloggers...




15 solo lo soñaron:

Jo dijo...

"...La muerte espera al más valiente, al más rico, al más bello. Pero los iguala al más cobarde, al más pobre, al más feo, no en el simple hecho de morir, ni siquiera en la conciencia de la muerte, sino en la ignorancia de la muerte. Sabemos que un día vendrá, pero nunca sabemos lo que es..."

Carlos Fuentes

TORO SALVAJE dijo...

Hoy un poema mío.

LA GRAN JUSTICIERA

¡Ah! la muerte...
la gran justiciera
la que jamás tiembla
la del vestido negro
y espléndido collar
de cabezas muertas
la que cada día llega
arrancando vanidades
y de un zarpazo
acaba para siempre
con egoísmos y soberbias.

Darío dijo...

No te vayas sin decirme adónde vas...

Sara O. Durán dijo...

y que viva México, aunque sea día de muertos. Qué belleza de tradiciones.
Besos de cempasúchitl.

Cielo dijo...

Sí, a veces no hay justicia divina.


Besotes!!!

Mi Álter Ego dijo...

Yo ya tengo la mía. Muchas gracias!!! Me encantan todas las tradiciones mexicanas en torno a la muerte. Un besote.

Charly Hell dijo...

La reina de las calaveritas!!!

Como me ha gustado tu comentario en mi blog!!! Gracias!! :D

Un beso.

Cristian Macias dijo...

Me gusto tu entrada, pero confieso que me gustó mas mi calaverita, no tener a quien llorarle es como no tener a quien brindar tu ayuda.

Un abrazo gigante, de esos que dicen mas que mil palabras.

Amapola Azzul dijo...

Pues yo quiero una también¡
Besos¡

Amapola Azzul dijo...

Lo que has dicho es cierto, no hay nada peor que no tener a nadie a quien llorar, las lágrimas pueden ser sanadoras...
Un beso.

Amapola Azzul dijo...

Lindo, ojalá no lo sepamos nunca.
Abrazos.

kika dijo...

Yo no quiero que nadie me llore porque yo misma soy muy mala para llorar (y no quiero deberle lágrimas a nadie)

Este año la muerte me ha rozado mas cerca que nunca, tanto como para cuestionar los pasos que tan seguros me parecieron ayer.

Que linda calaverita!!


taty dijo...

Querida Jo,

Entre la invasión de lo ajeno y el deseo de ir a pastos más verdes, la fiesta de Halloween se va colando más en todas partes.

El Día de los Muertos en México es, sin embargo tan, tan rico en sus tradiciones que estoy fascinada y disfrutando mucho que el tema ande al aire por varios días.

¿Para qué estamos en el balcón mirando al horizonte, si basta bajar los ojos al propio jardín?

Creo que sólo poder llorar a alguien nos enseña verdaderamente sobre el milagro de la vida.

Un beso.

la MaLquEridA dijo...

Este año no llore mis muertos, ni puse ofrenda ni veladoras, ni nada.


Gracias por mi bella "cavalera" como dice La Bella. ( confieso que como mortal que soy sentí un poquito de envidia cuando leí en twitter la de Toño y la de Mauricio, pero ya se me quito, me hiciste feliz, ¡No me olvidaste!

Besos Jolie

Lucifer dijo...

A mí me gusta mucho, es una celebración donde nos vuelve iguales. Ni ricos, ni feos, ni simpáticos, gordos o delgados.

Mmmm, sobretodo por el pan y la flor de cempasúchitl.

Saludos!

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog