mayo 05, 2014

No hay géneros, Sólo etiquetas.

mayo 05, 2014
       

Recuerdo que de niña las abuelas siempre decían que había que afanarse con recato mesura, paciencia, tolerancia, perdón, diligencia y presteza extrema porque eso debía ser, todo para que no se quemaran las tortillas aunque te quemaras la mano.
 ¿Quién entiende a las mujeres?, mas que alarido de auxilio por parte de los hombres a mi me parece mas una justificación, como cuando predecibles aseguran que tus malos días es porque llegó don andrés y sus números rojos.

Me han dicho por ahí que los hombres y las mujeres no somos iguales, mejor dicho en mentalidades y actitudes si dices lo que piensas o mejor dicho defiendes, los hombres dirán que eres una amargada, peor aun si no sucumbes a sus anhelos dirán que al final no querían nada contigo. Pero pensando en lo que te decían las abuelas sinceramente las tortillas salen valiendo un pistache, porque a veces el estar solo, ser independiente, no te hace valerosa, ni entera, ni mucho menos considerada y te topas con mujeres que igual te insultarán mucho peor. Lo digo por esa otra secta que a veces es más misogina que algún comentario desafortunado, de algunos hombres y me refiero a algunas autodenominadas "feministas"

Hace unos años me anoté a un curso donde el profesor que era de expresión literaria, en un ataque de cólera - provocado creo por su novia en turno- se lanzo a todo vapor a despotricar en contra de las mujeres. Ahí frente a un pequeño grupo estallaba en cólera y rabia, aludiendo que le tenía compasión a las mujeres, que seguramente debía ser horrible serlo. Imaginaba que el pleito con su enamorada  se había desbordado tanto en la pasión de decir las cosas como le caracterizaba (claro, lo justificaba porque yo a ese profesor lo miraba con absoluto respeto y adoración) 
Y lo vi agitado y dolido, pero yo no quería ser considerada por un pelillo menos por mi género, ciertas palabras que salieron de su boca me repugnaron.   Sin embargo,  dejando de lado episodios tan simples como esos, en muchas ocasiones, he visto y he sufrido por parte de otras mujeres cierta discriminación o tejos en los que aluden a mi fealdad, o a mi gordura, a mi estilo de vida, a mi estado civil, a mi profesión o a mi carácter debido a mi edad.   La vida es de por sí super complicada como para tener que ser presta, considerada, modosa y todas esas cosas, que te dicen las abuelas cuando alguien viene y te insulta o peor aún te compadece, o minimiza, pero cuando alguien conocido o no mujer u hombre, pretende arañarte la autoestima, porque  le caes gorda aunque tu peso no se refleje en su pobre percepción,  es cuando siguen torcidas las cosas.

Ser mujer es complicado en nuestra cultura, pero no por culpa de los hombres ni  que por algunos hayan puesto eso de los buses rosas, ni de que las bragas sean de encaje y que creas que te pongas escotes pronunciados tendrás exito en la vida... 

Los seres humanos se convierten a veces, salvo excepciones, en muy miserables si se trata de atacar, hacer menos o pronunciar improperios en perjuicio, para hacer sentir mal o hacer sentir menos a alguien por nuestra condición, no importa a que bando pertenezcamos o a quien le caigamos tan gordos, seamos solterones, feos, torpes, amargados, pobres. A mi quizá me da lo mismo haber nacido ser hombre o ser mujer, al final todos somos seres humanos, pero ser considerada menos... pues no.



8 solo lo soñaron:

Sonsoles dijo...

Hay que ser como a uno le sale de las tripas, siempre, eso sí, sin dar coces por ningún motivo, pero si los hay mejor q recuerden tu herradura que tu pasividad. Curiosamente la gente te tendrá más respeto,
Besitos

Juanjo dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Ser mujer es mas complicado que ser hombre. Desgraciadamente sigue siendo asi
A mi sin embargo me ha encantado ver el mundo desde tu perspectiva
Besos guapa

Juanjo dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Ser mujer es mas complicado que ser hombre. Desgraciadamente sigue siendo asi
A mi sin embargo me ha encantado ver el mundo desde tu perspectiva
Besos guapa

Marite Alarcón dijo...

Mi sis, te contaré que estoy pasando por una etapa un poco difícil, nunca pensé que estar esperando dos vidas podía traer algunas "sensaciones" en gente que jamás pensé. Hace 2 años y medio vengo trabajando en un lugar en donde dirigía un hombre y ahora,que dirige una mujer, pensé que todo sería distinto... ahora entiendo eso de las etiquetas y es realmente increíble!
Un beso!

Sergio DS dijo...

Las marcas y etiquetas sólo benefician a quienes las explotan o comercializan, como en la vida. Creo en las personas, el resto de estereotipos me aburre y reconozco que hasta llego a caer en la trampa.

Estoy convencido de que ser mujer es más difícil, empezando por la propia mujer, pero sería un debate muy largo.

E dijo...

Pues no sééé…
A veces creo que es mejor la “volatilidad” de las mujeres que la “estabilidad” de los hombres.
Nosotras podemos manejar a grupos de hombres y mandarlos pal carajo sin decir una sola mala palabra y saben que cuando la jefa se cabrea pues no es nada bueno. Y al mismo tiempo podemos dejar salir lagrimillas vagas con un comercial de “mama estoy enamolala”
Podemos ser rudas porque así lo demandan nuestras labores, y al mismo tiempo estremecernos y derretirnos con cursilerías de la puerta de la oficina para afuera.
En cambio un hombre deber ser como es. No se espera menos de un macho alfa. El resto podrá ser cualquier cosa pero no un macho alfa..

mmm.. no sé si explico mi punto.
Ser mujer pega (mola creo q le dicen).. con los estados de ánimo cambiantes. Y las llantinas cada luna llena. Y la cabreadez de los días difíciles.
Aunque una vez al mes sienta como si el ovario me fuera a arder en llamas

TORO SALVAJE dijo...

Estoy de acuerdo contigo.

Humanos y punto.

Ya bastante desgracia es.

Besos.

Arcaisx3 dijo...

...todo y nada al mismo tiempo, dicen que cuando criticamos a alguien nos reflejamos.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog