junio 03, 2013

Entre Diosas, Cleoptatras y Maria Antonietas

junio 03, 2013

Uno no sabe por dónde se puede despertar ni cuáles son los puntos nodales de interés. Yo creo que de alguna manera hay que buscarlos. Siempre la cuestión histórica, aunque sea por mero contacto con las noticias diarias, libros o leyendas pueden surgir de manera espontánea.
Hay determinados personajes o hechos que se conocen solamente de oído. La cuestión es saber de esos personajes porque sus historias y vidas aunque puedan parecer absolutamente novelescas son muy interesantes.
Es curioso ir un poco entre las paredes y las entrañas de estas grandes personalidades y querer saber cómo vivían: sus apetitos, sus gustos, sus deseos, sus tentaciones, sus miedos, sus inclinaciones, sus amores, sus aventuras, sus traiciones e incluso sus desgracias.

Es curioso, porque la mayoría de nosotros podría pensar que estos seres que podemos ver en cuadros o documentales, llenas de joyas o con algún don, pensamos que tenían el mìnimo de problemas.   Sus sufrimientos y sus "poses" hasta debìan soportar bajo los hombros ese sometimiento y malentendido limítrofe "importapoquismo» a su pueblo y a su gente.


En situaciones normales, detrás de las escenas, de hecho, habría seguro una niña feliz y juguetóna, bonita y coqueta, Por otro lado tal vez inteligentes, sin ser excepcional.  Algunas quizá no eran personas inclinadas a ocuparse de cosas serias, y sin embargo ya a su corta edad tenian todo un mundo de responsabilidades.

Yo no sé si todas las mujeres pero ecuerdo que en ciertas épocas todas morìan por ser reinas.  Un ex-novio mio en una fiesta, me había contado que el habia logrado ser acompañante de una reina de belleza local de determinado lugar y hasta lo decía muy orgulloso...
En la fantasìa uno amasa esas futiles ambiciones y hay quien lo logra hasta ya despuès de el Jardín de niños.


Una mujer con ideas o caprichos, educadas o no podrìan ser victimas mas que de su ambición por la condición en que seno familiar habìan nacido.   Para mí, las mujeres que logran ser monarcas o íconos son demasiado valiosas para enfrentarse a lo que sea independiente de sus frivolidades o modos de ser, por lo tanto, capaces de ser lo que eran, con propia fuerza, templanza e inteligencia que hay que tener para ocupar un lugar en el mundo, (que a veces no es tan genial, si eres mujer)

Ni imaginas que en la Aristocracia se sufre de por si demasiada presión. Cleopatra, Maria Antonieta o hasta Afrodita, tienen cosas que la historia no omite como parte de su sentencia, algunas la belleza las condena, a otras se les desprecian como amantes y en otro grado de tragedia hasta les cortan la cabeza.

10 solo lo soñaron:

Marite Alarcón dijo...

Qué bonito irme a dormir leyéndote... y solo pienso que algún día podré gritar "que le corten la cabezaaaaa"....
Un beso sis!

Charly Hell dijo...

Yo desde siempre me he preguntado que haría en su infancia la niña de Las Meninas de Velázquez. Se aburriría mortalmente de posar tanto tiempo. Y qué haría después? Le dejarían jugar como niña que era? Tendría un régimen educativo muy estricto (me temo que si, tanto educativo como de aprendizaje de comportamiento social, sobre todo de este último, imagino).

Dan que pensar todos estos personajes ilustres a los que sólo imaginamos en su vida pública, pero que tal vez su vida privada fuese más interesante aún.

Saludos.

Juanjo dijo...

Solo conocemos la cara agraciada de esos personajes historicos pero tambien tenian sus miserias y se tiraban pedos como todos :)
Besazos guapa

Darío dijo...

Sobre todo el mundo macho, que no perdona los tropezones de una mujer que llega alto. Un abrazo.

Antonio Fidalgo dijo...

será que solo vemos esa parte en la cual todo es belleza, glamour, sonrisa, pero detrás de todo eso...bueno, hoy día ya sabemos que también tienen sus problemas..un abrazo!

José Núñez de Cela dijo...

El cartón piedra se asienta sobre sólidos cimientos para poder ofrecer su esplendor.

José Núñez de Cela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JA CH dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JA CH dijo...

En el comienzo, hace ya mucho tiempo, cuando las cosas eran más sencillas y directas, habían Diosas.

El milagro de la fecundidad, el seno suave y caliente, el muslo cómplice en la cueva en la noche, luego de corretear y hacerse corretear por cuanto bicho produjo el cuaternario, fueron valores mágicos y poéticos de la mujer para nuestros atribulados ancestros.

Matriarcas nobles, sagaces magas, sacerdotisas poderosas, poblaron el Partenon primitivo compartido con algún Dios viril o de cualidades difícilmente femeninas, pocas a decir verdad: La guerra, la muerte...

Venus de amplias caderas y tetas portentosas poblaron paredes de cuevas y produjeron figuras mágicamente eróticas.

Luego nosotros, ávidos de posición, pero menos mágicos, menos sensibles y sensuales, decidimos tomar el poder. Cual moderno corporativo, decidimos eficiente y pragmáticamente marketizar el lado negativo de la magia femenina.

Inventamos la bruja, la amante pérfida, la inconstancia femenina, y por último, a lo bestia, el monstruo de la vagina dentada.

Con el tiempo hicimos del ejercicio del poder un club de Tobi, donde las pequeñas Lulus que se atrevían eran fácilmente despachadas si se salían del huacal. Etiquetadas de putas políticas (Pobre Catalina), perdedoras por amor (Cleopatra tragica), remedos estúpidos de machismo (Margaret Tatcher) hemos sido implacables con sus debilidades, falsas o reales.

Masculinizadas en el ejercicio de sus funciones, les negamos cualquier atisbo de veleidad, coquetería o pasión femeninas. Es más, desterramos sus vida privadas.

Jo nos recuerda ese lado humanamente humilde, con sus miserias y glorias de aquellas Diosas y Cleopatras. Bravo!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Afrodita pertenece a los mitos, sería muy interesante que fuera historica, con todos los atributos míticos. Salvo el perder a Adonis y que los otros dioses la hayan hecho enamorar de Anquises, no parece haber sufrido mucho. El casamiento con Hefesto tal vez no haya sido satisfactorio, pero lo dejó por Ares.
Ufa, se me borró un parrafo.
Cleopatra tuvo un fin tragico, pero hasta entonces fue seductora, tuvo poder. No parece haber sufrido.

Una pregunta, ¿que son las interesantes imagenes de abajo en tu blog?

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog