mayo 28, 2013

La Felicidad tiene Zapatillas para Correr

mayo 28, 2013




Hace tiempo leí sobre un personaje llamado Filípides.  En el año 490 A.C, se dice que los Griegos habían vencido a los Persas en la batalla de Maratón, y era el encargado de llevar las buenas nuevas a Atenas.  Corrió la distancia que separaba las dos ciudades y tan sólo tuvo aliento a su llegada para exclamar ""nenikékamen"  (ganamos en griego) y desfallecer.

 La verdad es que Filípides estaba a cargo de una misión mucho más ardua e importante y la historia real fué que el ejército Persa llegaba a destruir Atenas.  Filípides tuvo la misión de ir hasta Esparta, a 240 km, para pedirles ayuda corriendo.  Debido a que el sendero era tan disparejo y rocoso para los caballos, sólo un "chasqui" podía cubrir esa distancia a tiempo.
Corrió los 240 km en dos dias, para llegar a Esparta y obtener un "No" como respuesta.
Los Espartanos estaban celebrando el festival de Artemis y rehusaron ayudarles. entonces, Filípides tuvo que volver corriendo a Atenas para llevar las malas noticias

Una de las cosas que más atrae de correr, es la posibilidad de desprenderse de la mayoría de los pensamientos cotidianos y sumergirte en una especie de vacío en el poder dejarte llevar, simplemente por piernas. Sintetizar en palabras esa búsqueda del vacío que aseguras buscar cuando estás corriendo,  seguro con tanta responsabilidad a cuestas, no tuvo tiempo de meditarla alguien como Filípedes.


9 solo lo soñaron:

Sergio DS dijo...

Aunque confieso que no he nacido para correr sí debo reconocer que tengo ganas de hacerlo recién concedida mi alta deportiva.

...y digo: para ser feliz hay que ponerse cómodo.

Juanjo dijo...

Ultimamente me cuesta correr...prefiero tomarmelo con mas calma
Besazos guapa

Charly Hell dijo...

nenikékamen.

Que bien suena. Creo que voy a adoptar la palabrilla para mi vocabulario y a la mínima soltarla :p

Marite Alarcón dijo...

Quisiera correr y correr, todos los días saliendo del trabajo por la noche! Pero el tiempo a veces no da!!! Buaaaaaaaaaaaaa!!!
Beso sisssss!

Elbert Valentin dijo...

Pues yo tampoco soy de los que salen a correr, pero supongo que debe ser una actividad que favorece bastante a la introspección.

Leí tu post y me acordé de un libro de Haruki Murakami que está en mi lista de libros pendientes (De qué hablo cuando hablo de correr), ¿lo has leído? :)

mientrasleo dijo...

No conocía la historia de hoy.
Correr... no es para mí.
Me pasa como el otro día, me vuelvo a acordar de Murakami
Besos

basilio dijo...

Creo que todos pensamos lo mismo de momento con respecto a correr, pero yo además añado que correr es de cobardes.
Un aplauso grande a Filipides que en paz descanse

Darío dijo...

Correr es casi volar, no te parece? Compartimos esa pasión???

inma ortiz dijo...

Tengo q empezar a correr, ains.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog