mayo 30, 2012

La Mystique des Rencontres o la Oda a los Inanimados

mayo 30, 2012
 "Don't give me a diamond, just give me a big closet."
Carrie Bradshaw:

Añadir leyenda

En los ultimos años se ha puesto muy de moda reciclar material y objetos encontrados por la calle para crear piezas artísticas. Siempre me acuerdo de mi paso por algun par de Galerías diseñando y ofreciendo folletines junto a las audioguías puesto que no daban mas de 50 morlacos por mi alma mientras se vendían corcholatas por mas de mil.
Desde esos tiempos memoriales en los que no existían los museos y había esas vitrinas de coleccionistas sin ser catalogados, clasificados u ordenados podría parecer que el concepto no tenía la menor importancia, pero el universo de los objetos y sus encuentros data anticipadamente desde el Dadaísmo, un movimiento provocador que intentaba cuestionar valores establecidos, cuestionando la belleza y la existencia misma del Arte. Defendían lo irracional, lo absurdo y la espontaneidad.

André Bretón y sus postulaciones tan reveladoras a veces incomprendi por pura ignorancia y hasta después entendí y le di tan poco valor al arte contemporáneo, y sin embargo, s ahora donde vengo a caer en cuenta que el surrealismo no estaba tan descabellado. A veces incluído en el arte lo que importa es la contemporaneidad de las cosas traducidas a su discurso y no solo a su belleza. Sin querer los objetos o ciertas cosas dicen algo más allá y pueden provocar o transformar ideologías (no olvidemos que grandes museos también se originaron por grandes coleccionistas). Los objetos o ciertas cosas al proyectarse dentro de las sociedades con el tiempo se traducen en cierta identidad.
La mística de los encuentros entre los objetos implica una mera filosofía de hallazgo. De esta manera privilegia las visitas o los encuentros en sitios atiborrados de cosas (incluyendo el ropero de tu abuela).  Un tianguis, un mercado, una hilera plagada de antiguedades, las llamadas "pulgas" en el norte de México. En fin.
Hay que admitir que los deseos de un individuo son siempre muy oscuros y que no es posible ponerlos por completo al descubierto mediante el análisis de sueños (será por eso que nuestros cajones son pequeños gabinetes llenos de curiosidades y algunos armarios tienen candados). Antes bien, nos revelan mas fácilmente por la reacción ante esos objetos, y el hecho de que prestemos mas atención que a otros, supongo que la manera como lo interpreta uno y abusa o los usa, permite por inducción saber que es lo que deseamos y en ese significado  nuestros "traumitas" Ja!.

Las fuerzas del fetichismo puede traducirse, sin embargo después de ver corrientes y movimientos artísticos particulares, que son supremas derivadas de las estructuras capitalistas y los deseos inconscientes que responden a necesidades de la sociedad de consumo particularmente y de modo natural en el ready made,  pues los objetos cotidianos pueden ser elementos inspiradores de una cierta belleza acaso irracional, injustificada e incomprensible que nos gobiernan o nos atraen como imanes. Si claro, sólo con estas crisis ya ni dar tarjetazos en cualquier momento nos sacan la tarjeta roja los bancos... pero si no me creen lo que les digo volteen a ver sus clósets. Sus vestidores, sus cajones, sus pequeños pedestales o nichos, sus cavas, su colección de pipas, relojes, vajillas, muñecas, sus discos... etc. Mi abuela sufría de coleccionitis de afiches cursis y espantosos como carpetas tejidas, monitos de porcelana y hasta recuerditos conmemorativos de fiestas y ritos tan inservibles que bien podrían adornar pero el bote de basura...

Desde mi punto muy personal y surrealista no me culpen por amar los vinos, la ropa interior bonita, los zapatos, los collares, las tazas de café, las libretas, las gomas de borrar y hasta velas.  Cada quien sus vicios...

¿y tu que coleccionas que adoras? 

17 solo lo soñaron:

Jo dijo...

museo del objeto en Ciudad de México. Mis abuelos se hubieran hecho super clientes de ellos

http://elmodo.mx/

raindrop dijo...

Pienso que en los discursos acerca de los objetos también se descubre su belleza. Es un juego de evocaciones. Un objeto (o su representación) puede no parecer bello, pero sí la secuencia de relaciones que se asocian a él. Y eso lo cambia todo.
Ejemplos se podrían dar a miles, pero es mejor que cada cual encuentre los suyos.

En plan modesto, diré que tengo una improvisada colección de piedrecitas y de conchas de moluscos. Surgió por casualidad, pero les he tomado cariño a esos objetos. La Naturaleza es también una gran creadora, una gran artista, y sus objetos están impregnados de discursos sublimes. Solo hay que proponerse leerlos en ellos o escuchar su sonido apenas perceptible.
:)

besos

[.Ła quε εscribε mεlaиcolías.] dijo...

Adoro las libretas también y todo lo que es de papeleria....compro papeles al por mayor, pero rara vez los utilizo porque... "son muy bonitos"... , si pudiera tendría una papeleria pero para satisfacer mis propias manias... También tengo debilidad por las herramientas, puedo mirar un catálogo de Truper como quien mira uno de zapatos.... =)

además están los libros, las latas bonitas, y colecciono tipos de letras tambien (suena raro, lo se, pero asi es) entre otras cosas...

y por cierto, a mi el surrealismo siempre me ha llamado la atención... porque es una forma de decir las cosas sin ser aburrido al decirlas... =)

BEATRIZ dijo...

Libros de los que no deseo deshacerme!...y cd...esos son vicios.

cinturones, ropa interior sexy,ja. trípticos de museos y lugares que he visitado...separadores.

en resumen...pequeñas cosas.

Saludos chica, mucho gusto.

Encantador surrealismo.

Marite Alarcón dijo...

Uy los vicios... yo tengo tantos!!! jajaja el principal, las películas! jejeje y bueno, otro vicio que tengo es llenar crucigramas.. me encantan!

:)

Beso!

aina dijo...

Yo soy tan coleccionista que a veces temo sufrir el síndrome de Diógenes. Así que, para evitar el trauma que me causa pensarlo...voy tirando todo lo que supera en 3 el número de repeticiones.

mientrasleo dijo...

Yo tengo plumas, pero no de marca montblanc y carísimas, sino aquellas antiguas que funcionaban con tampón y tengo que restaurar con mucha calma. Cada una con su historia.
Hiciste una entrada preciosa, nostálgica incluso.
Besos

Abismo dijo...

cojines para el sofá y la cama...
ambientadores de palitos...
collares y pulseritas...
material escolar (en mi infancia me hubiese vuelto loca si hubiese tenido las estanterias que hay ahora en los centros comerciales en vísperas de etapa colegial...)

Bueno que no sigo jajaja...

Besos abisales

tnf25 dijo...

bien dices, cada quien sus vicios, siempre y cuando cada quien se los pague! Salud!

Ya no vendo mi alma al diablo dijo...

Estupenda entrada y cargada de razón.

Nunca me había planteado porqué lo hago pero tengo debilidad por los objetos desfasados, una especie de Diógenes selectivo, sobre todo con fotos antiguas que transmiten algo.

Creo que es una mezcla de curiosidad y ganas de vivir otras vidas.

Sds

Sergio DS dijo...

Creo que he coleccionado de casi todo: sellos usados y nuevos, monedas, caracolas, conchas, minerales, láminas antiguas, cámaras de fotos, y como no, discos, esta última si es una colección más seria y completa.

Juanjo dijo...

Hay aqui en España,en una pequeña ciudad llamada Cuenca un museo del objeto encontrado que creo te encantaria.Buscalo en la red
En cuanto a mi colecciono libros,comics y blogs como el tuyo
Besazos guapa

basilio dijo...

Colecciono coches de lujo como Porche, Ferrari, BMW, Mercedes, etc, pero ya sabes... ocupan tanto sitio que al final no sabes donde meterlos y lo deje.
Ahora colecciono chistes, y piedre citas que he ido guardando de todas las playas que he visitado. Las barnizo con un tinte incoloro y quedan preciosas. Si quereis algún coche solo teneis que pedirlo.

marichuy dijo...

Ente otras cosas, colecciono tarros para café. Tengo un montón comprados es sitios tan distintos como lejanos. Cada quien sus vicios, dices bien.

kika dijo...

Yo sufro del vicio de coleccionar lo que otros botan a la basura:
-todo tipo de etiquetas.
-revistas de couché.
-tarjetas de visita.
-envoltorios de caramelos.
-calendarios de bolsillo.
-clisses de imprenta.
-afiches de películas.

Vieras las maravillas en que pueden convertirse con unas tijeras y goma transparente. Y sin ninguna intención artística, sólo el gusto por la belleza, la forma y el color.

La Maquinista Yey★ dijo...

Cuando son objetos obsoletos pero con un valor muy grande -sentimentalmente hablando- vale la pena inmortalizarlos... No hay culpa, tus vicios tienen belleza :)

ıʇǝl dijo...

tortugas, libretas con decoraciones, libros, pelotitas de hule, etc.

Saludos

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog